Anna Bonus Kingsford Sueño (5) La ciudad sin salida

José Contreras
José Contreras

Anna Bonus Kingsford Sueño (5) La ciudad sin salida

Introducción

En esta ocasión vamos a traducir y comentar otro sueño de la Doctora Anna Bonus Kingsford. Como se ha dicho antes, en Anna Bonus kingsford: Presentación,  ella tenía la capacidad de tener sueños muy vívidos que se referían a problemas que la humanidad debe resolver.

En esta ocasión se trata de una ciudad que representa a nuestra sociedad y a la soledad de quien quiere ayudar a la gente a salir de esta prisión. 

Sueño: La ciudad sin salida

Soñé que estaba vagando por una calle estrecha y muy larga, sus paredes y puertas parecían las de una prisión. La atmósfera era densa y oscura y el tiempo parecía el del ocaso;  Entre las dos altas filas de techos de casas, se veía la estrecha línea del cielo lejano.

casas altaslichterkette 3834926 340 anna bonus kingsford sueo 5 la ciudad sin salida i213653

De cada lado había una línea continua de casas muy altas

Bajo los pies, entre las piedras que pavimentaban el suelo, la hierba estaba surgiendo. En ningún sitio había la menor señal de vida: el lugar parecía palpablemente desierto. Yo estaba sola en medio de un profundo silencio y desolación.

¿Silencio? ¡No! Cuando presté atención, llegaron  a mis oídos, desde todos los lados, (bajo al principio y casi imperceptible) un sonido disminuido, como un lamento: un sonido que nunca cesó y que era tan propio del lugar, que al principio fui inconsciente de él.

Pero ahora lo recibía claramente y lo reconocía como expresión de un intenso sufrimiento físico. Mirando fijamente a través de una de las casas, desde la cual surgía el sonido con mayor claridad. Percibí una línea de sangre surgiendo lentamente debajo de la puerta y bajaba por la calle, pintando de rojo los mechones de la grama aquí y allá, como si la herida me siguiera. Subí la mirada y vi que tanto el vidrio en  las ventanas cerradas y como las barras de las casas estaban salpicadas y  manchadas con el mismo horrible color.

¡Alguien ha sido asesinado en este lugar!

Grité y volé hacia la puerta. Luego, por primera vez, me di cuenta que la puerta no tenía cerradura, ni manivela para abrirla desde afuera. Solo podía ser abierta desde adentro. Tenía la forma y la apariencia de una puerta, pero por lo demás era sólida e infranqueable como las mismas paredes. En vano busqué por una campana o un timbre o por algún medio de entrar a la casa.

Encontré un pergamino clavado en un travesaño sobre la puerta y sobre él, leí estas palabras:

“Este es un laboratorio de vivisección”.

Tan pronto lo leí, el gemido redobló su intensidad y un ruido de lucha se hizo audible desde dentro, como si una nueva víctima hubiese sido agregada a la primera.

Golpee alocadamente contra la puerta con mis manos y grité por ayuda. Pero en vano. Mi falda estaba enrojecida con la sangre del peldaño de la puerta. Con horror lo miré, regresé y huí.

Cuando pasé a lo largo de la calle, los sonidos a mi alrededor crecieron y aumentaron el volumen. Formándose distintos gritos y estallidos de frenéticos sollozos.

Sobre la puerta de cada casa estaba un papel pegado, similar a los que ya había visto. En uno estaba escrito:

“Aquí está un esposo asesinando a su esposa”

en otro:

“Aquí hay una madre golpeando a su hijo para matarlo”.

En un tercero:

“Esta es una casa de matanza”.

Cada puerta era intransitable, cada ventana una barrera. La idea de interferencia desde afuera era vana. Inútilmente, eleve mi voz y clamé por ayuda. La calle estaba desolada como un cementerio. Solo se movía cerca de mí la sangre sigilosa, que salía lentamente debajo de las puertas de estas moradas extrañas.

calle viejapoitiers 258256 340 anna bonus kingsford sueo 5 la ciudad sin salida i213653

Con salvaje horror, volé por la calle, buscando alguna salida, los gritos y los lamentos me perseguían mientras corría.

Con salvaje horror, volé por la calle, buscando alguna salida, los gritos y los lamentos me perseguían mientras corría. Al final la calle terminaba de manera abrupta en una calle ciega, No se veía claramente el tope. Parecía realmente, no tener límite de altura. Sobre esta pared estaba escrito:

“No hay salida”

Sobresaltada, con desespero y angustia, caí sobre las piedras de la calle, repitiendo en voz alta:

“No hay salida”.

Interpretación del sueño: La ciudad sin salida

Preámbulo

Siempre hay que recordar que esta interpretación es solo una guía. Cada quien tiene que buscar el mensaje que tiene.

¡Este es un laboratorio de vivisección! Es como decir: Aquí se hace sufrir a los seres vivos. Recordemos que Anna Bonus Kingsford fue defensora de toda forma de vida.

Vamos a buscarle una explicación a este sueño en el ámbito familiar y en el ámbito mundial. La soledad que sentimos es propia de quien entiende que no hay justicia, pero que es posible alcanzarla. Esa soledad es un indicio de que estamos buscando reencontrar una ética superior, basada en el mundo espiritual. 

Es importante señalar que en el sueño hay un mundo de silencio. Las únicas palabras están escritas como decretos en pergaminos y los únicos sonidos son murmullos de dolor que cada vez se hacen más frenéticos y los gritos de la persona que sueña. Que podriamos decir que somos nosotros mismos. El pergamino significa que esta situación de impotencia y salvajismo oculto ya tiene miles de años.

silencio woman 1574177 340 anna bonus kingsford sueo 5 la ciudad sin salida i213653

Es importante señalar que este es un mundo de silencio. Las únicas palabras están escritas como decretos y los únicos sonidos son murmullos de dolor que cada vez se hacen más frenéticos.

La familia sin salida

En el entorno familiar encontramos todos los problemas que sufren los miembros de la familia pero que se ocultan a los demás. Es un dolor solitario de continua violencia familiar.

Los niños sufren la agresión de ambos padres y no tienen opciones para defenderse, las mujeres reciben las agresiones de los esposos y socialmente aparentan que todo está bien.

Las mujeres agreden a los esposos, muchas veces sin agresión física, pero si con su resentimiento.

Todos sufren, unos más que otros, pero es un sufrimiento que está prohibido mostrar a los demás. Lo más grave es que ninguno ve salida. Es cierto que con los avances legales hay vías para salir de algunas de estas situaciones, sin embargo estas también son procesos dolorosas e incluso costosos económicamente.

La sociedad sin salida

En la sociedad se vive un mundo de apariencias. Es un mundo donde es obligado mostrar que se tiene más que el otro. Al tiempo hay que aparentar que todos somos iguales, porque la envidia también es un aspecto de la separación.

Los literatos y filósofos han expresado esta soledad en sus obras. Muchas veces parece que no hay salida. Sin embargo, la misma Anna Bonus Kingsford lucho siempre por una sociedad diferente. Lucho contra la vivisección, que es el estudio que hacen los científicos con animales vivos para saber como funcionan sus órganos internos. Luchó por los derechos de la mujer, pero sobre todo lucho para que cada vez más personas se hagan responsables de sus vidas.

Pocos quieren pensar por si mismos y le dejan la responsabilidad a otros. Estos otros están muy contentos con hacerse responsables de los demás, porque así tiene el poder sobre la sociedad.

La salida: Mi responsabilidad

¡Hay salida! La solución no está en los demás, sino en nosotros mismos. Si dejamos de odiar a los que consideramos diferentes. Incluso, si dejamos de odiar a los que consideramos injustos ya hemos dado un primer paso para salir de este sendero de odio que la humanidad ha creado desde hace siglos. Otro paso es aprende a pensar por nosotros mismos. Tenemos que hacernos conscientes que gran parte de nuestras ideas y de nuestras emociones nos son impuestas por los medios de comunicación. Tenemos que descubrir que somos capaces de pensar y de reflexionar sobre nuestros actos. El pensamiento y el espíritu nos mostrarán la salida del laberinto del destino.

 

salidalabyrinth 2037286 340 anna bonus kingsford sueo 5 la ciudad sin salida i213653

       El pensamiento y el espíritu nos mostrarán la salida del laberinto del destino.

Lo más importante es pensar en aquellos a los que podemos ayudar en pensamiento, en palabra y en acto.

Nuestras oraciones deben estar dirigidas para que todos los seres sean felices. Sobre todo descubrir que el materialismo no es la salida.

El mundo espiritual es muy real y tenemos que regresar a él. Nuestro éxito tiene que ser el éxito de toda la humanidad. Para salir de este sufrimiento individual y social tenemos que ser creativos. Atrevernos a ser parte de los que no aceptan la separación y dejar de ser parte de los que aumentan el sufrimiento. Hemos creado un infierno en la tierra. Recordemos que el mensaje de Cristo es para crear un nuevo cielo.

Si dejamos de odiar a los que consideramos diferentes. Incluso, si dejamos de odiar a los que consideramos injustos, ya hemos dado un primer paso para salir de este sendero de odio que la humanidad ha creado desde hace siglos.

Referencias

Anna Bonus Kingsford Dreams and Dream-Stories

Anna Bonus kingsford: Presentación

 

José Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

Sugerencias de enlaces

¿Expiación Vicaria o Redención? 

¿Qué es la meditación?

Los Arcanos Menores del Tarot Rider

Los misterios de los Arcanos Mayores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx