Chakras fuera de equilibrio y cómo detectarlos

Fanny Zapata

«Los chakras son centros de energía en nuestro cuerpo. Podemos sintonizarnos con los siete chakras principales, que nos dan señales sobre cómo funcionamos energética, física, emocional y espiritualmente.

En sánscrito, el chakra significa «rueda» y estas ruedas deben estar abiertas, para que la energía pueda fluir a través de ellas y podamos funcionar de manera óptima.

Los chakras y su importancia

Cuerpo, mente y espíritu están conectados en cada uno de estos chakras a nivel físico, mental y espiritual.

La creciente capacidad de sintonía con los cambios sutiles en estos diversos chakras, me brinda una visión importante de mi trabajo de sanación emocional interna y me permite tomar decisiones más informadas sobre cómo usar mantras, afirmaciones y ejercicios específicos para equilibrar el chakra deseado.

wallpaper g8ee0e6a1c 1280 chakras fuera de equilibrio y como detectarlos i465769

Los desequilibrios en los chakras se manifiestan de muy diversas maneras. Fuente: Pixabay.

En este artículo, explicaré cómo el desequilibrio en los chakras individuales puede manifestarse en el cuerpo físico y astral, y ofreceré una solución para volver a equilibrarlos.

Muladhara, el primero de los 7 chakras

Este es el primero de los siete chakras. En sánscrito, mula significa «raíz» y adhara significa «base» o «soporte». Muladhara es la base de nuestro ser, donde cultivamos un sentido de seguridad, supervivencia y estabilidad. 

Antes de comenzar a tratar con los chakras superiores, primero es necesario crear un equilibrio en este chakra. 

El desequilibrio del primer chakra puede incluir dolor en la parte inferior de la espalda y en las piernas, además de desequilibrios emocionales como la ansiedad o los trastornos alimentarios.

Muchas personas que experimentaron una falta de cohesión en la primera infancia, como resultado de lo cual se sienten inseguros, inestables o abandonados, pueden experimentar un desequilibrio en el muladhara más adelante en la vida.

Satisfacer nuestras necesidades básicas de la vida puede ser la mayor contribución a un muladhara equilibrado y abierto.

Svadhisthana

El segundo de los chakras es el centro de la expresión emocional y la creatividad, y además se considera el centro de nuestra energía sexual.

Svadhisthana es la «morada del yo» en sánscrito, lo que podría decirnos cómo todo nuestro yo se ve afectado por el segundo chakra desequilibrado.

Es un círculo de creación. La creación no se trata solo de la reproducción, sino de todo lo que uno puede crear, por ejemplo: arte, ideas, alimentos, construir cosas o cualquier tipo de expresión creativa.

Si sentimos que no somos capaces de innovar y crear, el segundo chakra puede estar en desequilibrio.
La participación consciente en la sexualidad, trabajar para tratar el trauma sexual, cuestionar los patrones de compulsión sexual y mantener una relación sana y abierta con nuestras emociones, ayuda a mantener este chakra en equilibrio.

Manipur

El tercer chakra es la sede del poder. Este chakra se encuentra en la zona del plexo solar, entre el ombligo y el esternón. Está asociado con el elemento fuego, y en el cuerpo físico, está asociado con el metabolismo y la digestión.

Cuando tenemos la manipulación en equilibrio, nos sentimos en contacto con nuestro sentido de propósito, motivación y confianza en nosotros mismos.  Si nuestro tercer chakra se desequilibra, puede manifestarse en baja autoestima, dificultad para tomar decisiones o mantener la motivación, o problemas digestivos.

En esta área, experimentamos nuestros «sentimientos internos», que nos llevan a lograr nuestras metas. Ignorar estos indicadores intestinales o practicar hábitos alimenticios que no promuevan una digestión saludable, puede conducir a un desequilibrio en el tercer chakra.

Anahata

El cuarto chakra está ubicado en el centro de nuestro corazón y se dice que es un puente entre los chakras físicos inferiores y los chakras espirituales superiores. Está conectado físicamente a nuestro corazón, pulmones y senos. 

La apertura de Anahata nos permite amar y ser compasivos con nosotros mismos y con los demás. Cuando este chakra está abierto, experimentamos el amor, la capacidad de perdonar y aceptar.

mandala gc8e090ae3 640 chakras fuera de equilibrio y como detectarlos i465769

El chakra del corazón conecta los chakras superiores y los inferiores. Fuente: Pixabay.

En cambio, si el chakra está cerrado o en desequilibrio, podemos experimentar ira, miedo, odio, tristeza, celos o entumecimiento emocional. Podemos tener el pecho hundido hacia adentro y mover los hombros hacia adelante para contraer y proteger el corazón, sentir tensión en el pecho o tener problemas de salud con el sistema cardiovascular.

Elegir el amor y la empatía, en lugar del miedo y la ira, es una forma de mantener a Anahata abierto y equilibrado.

Visuddha

El quinto chakra nos traslada al plano espiritual. Este chakra está conectado con la garganta, la glándula tiroides, la mandíbula, el cuello, la boca y la lengua. 

Un visuddha abierto nos permite expresarnos, decir nuestra verdad libremente y también escuchar abiertamente a los demás y al mensaje que viene del universo. 

El quinto chakra abierto y equilibrado está relacionado con nuestro trabajo en los chakras inferiores. porque nos prepara para entendernos a nosotros mismos y cómo queremos expresar nuestros deseos.

Si este chakra no está en equilibrio, podría manifestarse como una incapacidad de responder cuando no se respeten nuestros límites, y podría pasar al plano físico, desarrollando algo como laringitis o pérdida de la voz. 

Ajna

Se dice que el sexto chakra es el asiento de nuestro tercer ojo. Aquí cultivamos nuestra intuición y clarividencia.

Ajna significa «para la sabiduría». Este centro de energía nos permite visualizar y percibir intuitivamente más allá del plano físico. Tenemos acceso a una guía interna infinita cuando creamos espacio para que esta información penetre en nosotros.

Cuando el sexto chakra está desequilibrado, puede ser porque estamos ignorando nuestro sexto sentido e intuición, así es como podemos desequilibrar nuestro tercer chakra ignorando nuestros sentimientos. Puede manifestarse en la sensación de una mente nublada, cuando sientes que careces de significado intuitivo.

Sahasrara, el chakra de la unión divina

El séptimo chakra está ubicado en la parte superior de la cabeza y es el lugar de nuestra unión divina. Estamos conectados con cada ser vivo y somos parte de un todo más grande que lo abarca todo.

Sahasrara está verdaderamente abierto y en equilibrio cuando podemos experimentarnos a nosotros mismos como la conciencia pura que somos.

Si este chakra está desequilibrado, es probable que sintamos una falta de conciencia de nuestra naturaleza espiritual y nuestra divinidad.

El chakra de la coronilla se abre con la meditación regular, la oración, el silencio y la perseverancia. Gracias a esto, podemos experimentar destellos o incluso un período de bienaventuranza a largo plazo, definido por el sentimiento de ser puro y la realización de nuestra conexión sagrada con todo lo que es.

Chakras: la unidad de tu cuerpo físico y espiritual

Nuestros chakras son sistemas de energía que pueden sintonizarse y enfocarse a través de la curación a nivel emocional, mental, físico y espiritual. 

Al sintonizarnos con lo que está estancado o no es bienvenido en nuestra experiencia, así como al mantener la conciencia de las señales físicas sutiles, probablemente podamos determinar qué chakra puede estar en desequilibrio y trabajar para sanar o cambiar esa energía en particular».

Puedes ver el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

 http://aluska.org

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx