Si te permites lo que mereces, ¡podrás atraer lo que necesitas!, para ti no existen actitudes limitantes

William Estrada
William Estrada

Cuando te permites lo que mereces, la consecuencia será lograr atraer lo que de verdad necesitas, sin embargo, no podrás avanzar en este camino si continúas con actitudes limitantes y compromisos no cumplidos.

Quiero que antes de exponer en algunas líneas escritas la idea que deseo sembrar en tu mente y en tu corazón, quisiera que personalmente te interrogaras: ¿eres consciente de lo que mereces?, ¿qué es lo que mereces actualmente?, ¿sabes qué son actitudes limitantes?, a hoy, ¿qué ha sido lo que he podido atraer para mi vida?

Lo ideal es que hagas reflexión personal y profunda de las anteriores cuestiones, te aconsejo que lo hagas en un lugar silencioso y aislado.

Si permites lo que mereces, podrás atraer lo que necesitas

Cuando te permites lo que mereces, la consecuencia será lograr atraer lo que de verdad necesitas, sin embargo, no podrás avanzar en este camino si continúas con actitudes limitantes y compromisos no cumplidos.

Cuando te permites lo que mereces, y de verdad eres consciente de ello, empezarás a priorizar tu vida, el resultado será la llegada de lo que de verdad necesitas, empezarás a atraer.

¿Me hago entender? ¡Espero que sí!

Trataré de hacerte una exposición más comprensible y te contaré una anécdota de mi vida.

“Luis es un empleado promedio, es decir, que su salario oscila entre el salario mínimo y algún subsidio bajo.

Él ha querido toda su vida conseguir su casa propia, asegura que su familia es lo más importante, y que darle una estabilidad a su familia a él le haría muy feliz.

Sin embargo, Luis dice que la oportunidad de lograr su casa no ha llegado, pese a que hace mucho esfuerzo por trabajar, salir adelante y darle lo necesario a su familia.

Alguna vez, él se encontró conmigo y me contó la historia que te estoy relatando, y en medio de la discusión le pregunté, Luis ¿tú permites lo que mereces?, él se quedó pensando por un momento…, finalmente dijo que, físicamente él nunca se ha permitido nada, dijo que su salario no le daba para casi nada.

A renglón seguido, le hice otra pregunta, ¿cuáles son tus prioridades actualmente?, él me dijo que, sin lugar a duda, sería la graduación de su hija mayor, aunque sabe que su hijo que acaba de nacer necesita atención prioritaria. Lanza un suspiro y dice “la vida del pobre es muy dura”.

En aquel encuentro, pensé que Luis no posee claridad de lo que quiere, realmente no es consciente de su vida y quehacer. Y, a la medida que avanzó la conversación, efectivamente pude confirmar que él no es consciente de lo que se merece, de lo que quiere, tampoco sabe cómo priorizarlo, y aún más grave, posee una cantidad alarmante de actitudes limitantes”.

Hasta aquí la historia, sin embargo, si quisiera contarte que luego de haber guiado a Luis por el camino de priorizar, evitar todo tipo de actitudes limitantes, y permitirse lo que merece, ha logrado atraer sorprendentes beneficios y logros para su vida.

¿Es una actitud egoísta cuando permites lo que mereces?

Cuando permites lo que mereces jamás estarás siendo egoísta, tampoco estás ante una actitud o aptitud egoísta.

En uno de mis Artículos pasados, dije que “cuidarse uno mismo, quererse, ser mejor y amarse primero más que él otro”, no sería en ningún momento una vivencia egoísta. ¡Tú opción de priorizarse a ti mismo no sería ser egoísta!

Te invito para que profundices en este tema, ¡muchas ideas quedarán claras!, revisa este Texto “Ser egoísta o practicar el egoísmo: Importancia del egoísmo sano”.

Ahora, es importante que alcancemos y podamos practicar la armonía, se trata de la conjugación perfecta de mi espacio y tu espacio, de mis necesidades y de tus necesidades. Si tú eres de las personas que fueron educadas pensando que tu alegría y tu felicidad está en hacer feliz al otro y tú no ganar nada, ¡estás equivocado!

La idea de armonía que propongo está constituida en un equilibrio perfecto en el que todos los partícipes ganen y nadie se quede sin alguna ganancia.

Así han de estar cimentadas las relaciones y acciones de pareja, de familia, y en general en todos los contextos sociales.

¿Me hago entender las ideas que quiero darte a conocer? ¡Espero que sí!

Si así lo haces, te darás cuenta de que cuando sufres alguna pérdida seguirás teniendo el control de tu vida, aún seguirás siendo el protagonista de tu vida.

Tú mereces salir del sufrimiento, te invito para que dejes de lado todo tipo de actitudes limitantes, descubre tus necesidades, abre tus ojos hacía tu interior, escucha tu voz y descifra lo que quiere decirte.

Empezarás a darte cuenta de que cuando tu permites lo que mereces, llegará a tu vida lo que necesitas.

¡Para ti no existen actitudes limitantes!

…construye tu felicidad de manera paulatina y a la luz de permitirte lo que mereces, la consecuencia será atraer lo que de verdad necesitas.

Tú y yo a lo largo de nuestras experiencias de vida, en algún momento, hemos concebido en nuestra vida actitudes limitantes. Te invito a que reflexiones ¿actualmente posees actitudes limitantes?

Por cultura, ideología religiosa, salud mental, amor propio, tradición familiar y social, la persona humana recrea y crea en su vida actitudes limitantes.

Es el caso del que no posee amor propio, y cada vez se repite interiormente “no sirvo para nada”, “no valgo nada”, “no soy capaz”.

También, el que por tradición familiar no hace elección de la profesión que de verdad quiere ejercer, como en su familia la tradición es la medicina, en consecuencia, será médico.

O quizá es el caso de aquella persona sumida en una espantosa falta de autoestima, nunca emprenderá ningún tipo de proyecto, para él nada será exitoso.

Todas estas inseguridades con las que fuimos educados, relaciones de tipo afectivo manipuladas emocionalmente, son capaces de limitarnos de manera definitiva. Sin lugar a duda, nos vamos volviendo frágiles por dentro, y poco a poco, nuestra autoestima va perdiéndose.

¿Qué deberás hacer? Inicialmente, te invito para que reestructures tus creencias, recuerda que tú eres capaz de cumplir en tu vida lo que desde tu proyecto de vida te has programado atraer.

Tú no eres sólo experiencias de vida, tú no eres el que te ha hecho daño, tú no eres quien levantó sus brazos y creó muros para privarte de tu libertad.

Eres apto para avanzar, lee tu propio interior y reconoce todo el poder con el que cuentas, ¡eres apto para ser feliz!

Te invito para que hagas lectura del Texto, «Obtén Prosperidad utilizando el poder de la Mente Subconsciente«.

Permites lo que mereces, logras atraer lo que necesitas

“Merezco ser feliz”, has podido observar que, si permites lo que mereces, podrás atraer lo que necesitas.

Realmente, lo que tú mereces está íntimamente unido a lo que necesitas, ambas, hacen parte principal del engranaje.

Por ejemplo, en este deseo “Necesito ser feliz”, te invito para que cambies la palabra “necesito” por “merezco”. ¡Haz la prueba!

“Merezco ser feliz” es la respuesta al ejemplo. Así las cosas, has podido observar que, si permites lo que mereces, podrás atraer lo que necesitas.

Ahora, ¿y por qué hacer un cambio de palabras? Cuando interiorizas, apruebas, y cambias en tu existencia la palabra “necesidad” por “merecer”, estarás eliminado el vínculo de apego tóxico que la gran mayoría de personas desarrollamos en nuestras relaciones afectivas.

Te invito para que no te vuelvas esclavo de tus propias emociones, por el contrario, construye tu felicidad de manera paulatina y a la luz de permitirte lo que mereces, la consecuencia será atraer lo que de verdad necesitas.

Para tu vida practica los siguientes consejos:

Libérate de todos tus miedos, todo aquello que no te deja dar el siguiente paso es perjudicial para ti, te invito para que lo erradiques de manera inmediata.

Aprende a ser feliz con humildad, bájate de cualquier nube de poder, ego o autoridad mal ejercida, madura emocionalmente.

Goza de tu soledad, aprende a dialogar contigo mismo, lee tu interior, confróntate, planea proyectos de cumplimiento estricto.

Cultiva tu crecimiento personal, goza de tu presente, de lo que tú eres y cómo eres. Sigue atrayendo valores y buenas enseñanzas.

En conclusión, cuanto te empieces a dar a ti mismo lo que mereces, empezará a llegar a tu vida lo que necesitas, ¡serás la mejor y original versión de ti mismo!

¿Cómo te pareció este Artículo?, ¿posees algún testimonio u opinión para compartir con todos nuestros hermanos?

Quiero extender invitación para que estés pendiente de nuestras próximas publicaciones, hay diversidad de Artículos programados para tu crecimiento y el de los que amas.

Te deseo éxitos y bendiciones abundantes, ¡Un Abrazo de Luz!

Cuando te permites lo que mereces, la consecuencia será lograr atraer lo que de verdad necesitas, sin embargo, no podrás avanzar en este camino si continúas con actitudes limitantes y compromisos no cumplidos.

Autor: William Hernán Estrada Pérez, Redactor en la Gran Familia de hermandadblanca.org

8 comentarios

  1. Muy interesante, creo que lo que pasa es que estamos condicionados a creer que si no hacemos las cosas de tal manera no merecemos las cosas
    Y vivimos tratando de llenar requisitos para sentirnos merecedores de lo que queremos
    Muchas gracias por este artículo
    Me ayuda mucho a seguir creyendo que merezco lo mejor , no porque lo que necesite es porque Dios y el universo ya designaron eso que merezco solo debo creerlo e ir por ello.

  2. Me hizo recordar mi pasado… tengo un buen amigo que platicaba de este tema y finalmente me di cuenta de muchas vivencias. Buen tema, saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx