¿Cuáles son tus fortalezas espirituales?

Carlos Flores
Carlos Flores
arbol 2 1
Las fortalezas del árbol, están subyacentes

Cuando empezamos a darnos cuenta de lo que el mundo nos ofrece, nos damos cuenta de que estamos desprovistos para el mundo, de las fortalezas que éste demanda, por esa razón y dada la ignorancia manifiesta del ego, este instauro el modelo del aprendizaje, si, hay que aprenderlo todo.

Cuando nos damos cuenta qué el mundo no es lo que nuestro ser anhela, entonces surgen nuevas falencias, ahora resulta que también debemos aprender lo que es la espiritualidad o como se dice debemos aprender a ser espirituales.

De allí surge entonces el concepto de buscador, ¿ que es en realidad lo que buscamos? para algunos estará más o menos claro, pero para la mayoría es como ir a ciegas.

Para empezar, no debemos buscar ser espirituales, porque espirituales todos somos. Venimos del Espíritu y creemos que somos un cuerpo.

Lo que debemos buscar es como recordar quienes somos.

Pero la pregunta aquí es, tenemos fortalezas para enfrentar lo que a primera vista parece ser un gran desafío.

ucdm jesus 2
UCDM, DESCUBRE AQUI TU FORTALEZA

Claro, sí las tenemos, pero no creemos en ellas porque como en el árbol, están subyacentes. Por ejemplo, en la lección 41 UCDM nos dice: Dios va conmigo a donde quiera que yo voy.

Será que nos lo creemos, o mejor dicho será que queremos creerlo, hay muchas cosas que hacemos como ego y que sí, que queremos que permanezcan ocultas, en realidad nos enseñaron que algunas de ellas son dignas de llamarse pecado.  Como puedo entonces querer que Dios vaya conmigo a donde quiera que yo vaya.

Magistralmente Jesus en UCDM, nos enseña en la lección 42:  Dios es nuestra fortaleza y que la visión es nuestro regalo.

Si Dios es nuestra fortaleza, porque entonces nos sentimos tan pequeños y vulnerables, si amigo lector, esta es una condición que aceptamos cuando convenimos con el ego. Este mundo está basado en la escases, nos sentimos débiles y sin poder ver más allá de lo que los ojos del cuerpo nos muestran.

Debemos hacer nuestra con gran entereza la lección 43. Que nos dice:  Dios es nuestra fuente y que no podemos ver separados de Él.  Por lo tanto, lo que vemos con los ojos del cuerpo no es real, pues no proviene de la Fuente.

arboles luz
La Luz es tu Fortaleza

La Visión no es un atributo del cuerpo, este solo puede mirar lo que le muestra el sentido. Y por eso en la lección 44. Jesus nos dice:  Dios es la Luz en la que Veo.

Tal vez te estes preguntando que es lo que Veo a la Luz de Dios, es una pregunta válida, y en UCDM, aprendemos que, con la Visión, que es la Visión del Espíritu, lo que podemos Ver es el Reyno. En todo caso lo más cercano a él, lo que en el curso se llama el mundo real.

Cómo pensamos sería una pregunta válida, déjame decirte que solamente somos Mente, y o maravilla, somos una extensión de la Mente Divina, por lo tanto, como bien nos lo dice la lección 45. Dios es la mente con la que pienso.

Si lográramos, aunque fuera por breves instantes comprender el alcance de esta verdad, inmediatamente comprenderíamos la imposibilidad de que este mundo que vemos sea real.

UCDM, no es curso de AMOR, es curso para aprender el perdón, pero no el perdón como el mundo lo enseña, no, el perdón como reconocimiento de que lo que creo que pasó no es real.

¿Qué es el perdón?. 1. El perdón reconoce que lo que pensaste que tu hermano te había hecho en realidad nunca ocurrió.

 El perdón no perdona pecados, otorgándoles así realidad. Sencillamente ve que no se cometió pecado alguno. Y desde este punto de vista todos tus pecados quedan perdonados.

 ¿Qué es el pecado sino una idea falsa acerca del Hijo de Dios?

 El perdón ve simplemente la falsedad de dicha idea y, por lo tanto, la descarta.

 Lo que entonces queda libre para ocupar su lugar es la Voluntad de Dios.

Segunda parte. 1. ¿Qué es el perdón?

De hecho, nos enseña el curso que el mismo perdón es una ilusión y que solo es un medio instaurado para restaurar la cordura de la mente separada. Pero atentos, el perdón que el curso enseña no se puede hacer solo, por eso en la lección 46, se nos enseña: Dios es el amor en que perdono.

Si aprendemos a confiar en la Fortaleza que Dios ha puesto en nosotros. L47.

No hay nada que temer.  Lección 48.

Tu fortaleza, esta allí.

Tengo bien claro, que pueden haber surgido muchas dudas, Yo te invito a que tomes la fortaleza interna que no sabes que tienes, vayas al enlace y empieces las lecciones, el texto completo también se puede bajar como PDF.

Te tomará un año como mínimo hacer las lecciones o puede que más, pero será un año que cambiara tu vida y la de tu familia para siempre.

Autor. Carlos   EFR, redactor de la gran familia de www.hermandadblanca.org

Basado en: UN CURSO DE MILAGROS. (UCDM).

Libro de texto (LT), libro de ejercicio (LE), Manual del maestro (MM)

Canalizado por: Helen Schucman

Descarga gratuita, libro de ejercicios

https://escueladeuncursodemilagros.es/Docs_i_pdf/ucdm_ejercicios.pdf

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx