EL CUERPO: de Egipto a Rusia, de la muerte a la vida.

Jorge Ariel

El cuerpo humano es ese contenedor de la mente y el espíritu. Está constituido por una cantidad de elementos químicos muy abundantes en la naturaleza, sin embargo, su organización en ocho sistemas funcionales es realmente sorprendente, ya que a la receta química le hace falta un toque mágico, porque con sólo los aminoácidos o proteínas nunca se podría conseguir a un ser humano.

El cuerpo humano es un aglomerado de unos cincuenta billones de células, agrupadas en tejidos y organizadas en los ocho sistemas. Sus elementos constitutivos básicos podrían adquirirse en cualquier parte por un puñado de monedas, pero, la vida que alberga esos átomos reunidos con un propósito concreto, los convierten en un ser de valor incalculable, imposible de tasar con criterios terrenales.

El cuerpo humano es una complicada estructura de más de doscientos huesos, un centenar de articulaciones y 650 músculos actuando coordinadamente. Ese cuerpo al morir, esa momia, se hallaría protegida por varias capas, al estilo de lo que sería una matrioska rusa, y en este sentido podemos ver desde dentro para afuera que el cuerpo embalsamado, vendado, con todo el ritual correspondiente iría protegido en primer lugar por la máscara funeraria, pero a continuación habría una serie de sarcófagos.

Sarcófagos egipcios.

sarcofago el cuerpo de egipto a rusia i468447

Una momia es un cadáver de un ser humano o de otro animal que, mediante embalsamamiento o por circunstancias naturales, se ha mantenido en aceptable estado de conservación del cuerpo mucho tiempo después de la muerte. Pero la momia no estaba tirada de cualquier modo en la tumba, sino que se tenía que proteger tanto simbólica o mágicamente como físicamente, porque la intención de la momificación en el antiguo Egipto era la de preservar lo que sería el contenedor de las distintas partes materiales que formaban la esencia de cualquier hombre. Las momias eran conservadas de uno a tres sarcófagos, uno dentro del otro.

Primero vendrían unos ataúdes que serían como los más cercanos al cuerpo, a continuación estos ataúdes normalmente antropomorfos irían dentro de unos sarcófagos que serían de forma mucho mayor, rectangulares,  y a continuación estos mismos sarcófagos estarían protegidos por una serie de capillas de madera dorada que además no solamente les protegería físicamente, sino que las inscripciones y los dibujos grabados que tenían en su superficie contribuirían precisamente a dotar de una protección mágica, una profilaxis simbólica al difunto que estaría dentro enterrado.

La máscara, que significa bufón o fantasma, que es una copia fiel del rostro de una persona fallecida recientemente obtenida por la técnica de vaciado en yeso, estaba incrustada en el rostro de la momia del faraón a modo de protección.  Junto con los sarcófagos, el monarca que quería conservar su cuerpo, también quería conservar los órganos principales que necesitaría para el más allá. Además del corazón, cuatro eran los órganos que eran también protegidos dispuestos en unos contenedores, normalmente antropomorfos como si fuesen sarcófagos en miniatura, que a su vez descansaban en compartimientos dentro del denominado cofre canópico.

Los vasos canopos tenían como tapa la cabeza de cada uno de los genios que protegían el funcionamiento del órgano en el cuerpo vivo. ​Los llamados Hijos de Horus, protegían su contenido de la destrucción. Cada vaso estaba protegido en la tumba por una diosa titular y debía estar orientado de manera ritual hacia uno de los puntos cardinales.

ANIMALÓRGANOORIENTACIÓNDIOSA
Humano

Papión

Halcón

Chacal

Hígado

Pulmones

Intestinos

Estómago

Sur

Norte

Oeste

Este

Isis

Neftis

Selkis

Neit

El escarabeo en el corazón era un amuleto de vida y poder, con forma de escarabajo pelotero. En vida proporcionaba protección contra el mal, visible o invisible, dando diariamente fuerza y poder. En la muerte, quien lo portaba adquiría la posibilidad de resucitar y poder alcanzar la vida eterna. Llevaría detrás una inscripción con un capítulo del Libro de los Muertos, el 30 B, en el que se aludiría a las virtudes que había llevado a cabo durante la vida, o los pecados del difunto, y por tanto que merecería pasar al más allá.

Las ushebtis son pequeñas estatuas que, en el Antiguo Egipto, se depositaban en la tumba del difunto. Generalmente eran figuras momiformes, a imagen del difunto, portando una azada y, a veces, un saco a la espalda. Estos servidores lo que hacen es responder a la llamada de ayuda y colaboración de sus propietarios, ya que los egipcios pensaban que los espíritus de estas estatuillas trabajarían para ellos en la otra vida. Algo de esto, se puede ver en la serie de televisión «Caballero luna«.

El ka era el espíritu protector, el guardián que permanecía con el sujeto mortal a lo largo de la vida y pasaba delante de él al estado futuro. El ka se consideraba un genio espiritual superior que deseaba guiar al alma mortal asociada hacia caminos mejores de vida temporal pero, más específicamente, influir sobre las fortunas del sujeto humano en el más allá.

La pirámide era el lugar para la concentración de la energía, así como para la difracción de la energía luminosa en espiral ascendente como la utiliza el complejo mente/cuerpo/espíritu, y la cámara de la reina era el lugar de la iniciación y la resurrección.  El objetivo inicial de las pirámides era el de activar nuestra conciencia, desde el primer nivel a través del nivel medio, en el que nos encontramos ahora, para acceder al tercer nivel de la conciencia crística.

Permítenos hacer la transición de la muerte a la inmortalidad.

Tabernáculos hebreos

tabernaculo y celula como se expande la conciencia con la transfiguracion i211670

Como ocurre con la momia en Egipto, la figura del gólem forma parte del imaginario hebraico centroeuropeo. Un gólem es un ser animado fabricado a partir de materia inanimada, normalmente barro, arcilla o un material similar. Como Adán, el gólem habría sido creado a partir del barro, insuflándole después una chispa divina que le habría dado la vida. Veamos cómo fue el paso de la espiritualidad egipcia al constructivismo hebreo.

Merkaba es un vehículo de cuatro ruedas que según el libro bíblico, es conducido por cuatro querubines; cada uno de ellos tiene cuatro alas y cuatro caras: de un hombre, un león, un buey, y un águila. El ángel con la cara del hombre está siempre en el lado este y mira hacia la «Semejanza de un Hombre» que conduce el carro. La «Semejanza de un Hombre» se sienta en un trono hecho de zafiro.

ANIMALÓRGANOORIENTACSIGNO
León

Buey

Águila

Hombre

Hígado

Páncreas

Riñones

Pulmones

Sur

Norte

Oeste

Este

Leo

Tauro

Escorpio

Acuario

La palabra Mer denota un campo luminoso contra-rotatorio; Ka es el espíritu, y Ba es el cuerpo o realidad. Así pues, Mer-Ka-Ba, es el campo luminoso contra-rotatorio, que rodea al cuerpo y al espíritu, y que constituye un vehículo, un vehículo espaciotemporal. Es la imagen a través de la cual fueron creadas todas las cosas, un conjunto de modelos geométricos que rodean nuestros cuerpos. Esta imagen empieza en la base de nuestra columna vertebral, como las ocho células originales que formaron inicialmente nuestros cuerpos físicos. Desde ahí se extiende hasta alcanzar una dimensión de 16’75 centímetros de diámetro. Primero forma una estrella tetraédrica, después un cubo, más tarde una esfera y, por último, una pirámide entrelazada.

hermandadblanca merkaba meditacion meditador chakras energia violeta 543×620.jpg - La Remembranza y la reactivación de la Respiración Cristica Esférica y el Mer-Ka-Ba Humano, curso gratuito completo - hermandadblanca.org

Poseemos un cuerpo físico, un cuerpo mental y un cuerpo emocional, y todos tienen formas de estrellas
tetraédricas. Son tres cuerpos idénticos que se encuentran sobrepuestos; la única diferencia existente entre ellos es que la estrella del cuerpo físico está cerrada y no gira. El merkaba está creado por campos de energía contra-rotatorios. La estrella tetraédrica mental, de naturaleza eléctrica y masculina, gira hacia la izquierda. La estrella tetraédrica emocional, de naturaleza magnética y femenina, gira hacia la derecha. Lo que forma el merkaba es la conexión entre los cuerpos físico, mental y emotivo, en una relación geométrica específica y a una velocidad exacta.

«La flor de la vida», es la réplica simbólica de un árbol: primero va creciendo, dando flores y, luego, frutos. Caen los frutos al suelo, y su interior contiene miles de semillas, cada una de las cuales guarda en sí la imagen potencial del árbol. De igual modo, dentro de la geometría de la flor de la vida se encuentra incluida toda la Creación. El aspecto seminal se encuentra delineado en el primer círculo, y en los seis restantes que lo rodean. El árbol de la vida se encuentra contenida en la semilla. Cuando se superponen las dos figuras, esto es,  la semilla de la vida y el árbol de la vida, se podrá observar la conjunción de las diferentes líneas, y cómo la figura de un ser humano encaja perfectamente.

hombre cabala warner el dechado de virtudes de los heroes y los superheroes i219039

El tabernáculo fue la morada terrenal portátil de Yahvé (el Dios de Israel) utilizada por los israelitas desde el Éxodo hasta la conquista de Canaán. En el lado norte había una mesa sobre la cual estaba el pan de la proposición . En el lado sur estaba la Menorah, sosteniendo siete lámparas de aceite para dar luz. En el lado oeste, justo antes del velo, estaba el altar de oro del incienso.

Yo soy el que soy es la primera de las tres respuestas dadas a Moisés cuando pregunta por el nombre de Dios en el Libro del Éxodo. En la historia de Pinocho, algunos investigadores hablan de la influencia de la masonería en la obra. Lo que había sido un tronco de madera y luego una marioneta, se convirtió finalmente en una persona real, tras superar las adversidades que se le presentaron». De esta forma, Collodi, que era masón, muestra a través del cuento de Pinocho una alegoría sobre la formación de las personas basado en el honor, la verdad y la virtud. La palabra «títere» hace referencia a cualquier objeto que cumpla estos dos requisitos: aspirar a convertirse en un personaje dentro de una trama y que su movimiento se realice ante y para un público.

«el camino correcto se alcanzaba a través del conocimiento y la sabiduría»

Matrioskas rusas.

El títere, el muñeco nos lleva a indagar sobre el origen de las matrioskas. La matrioska es un tipo de muñeca hueca que en su interior guarda versiones de sí misma pero cada vez más pequeñas. Comúnmente son llamadas muñecas rusas, por su lugar de origen. Estas muñecas, hechas en madera, generalmente representan a mujeres campesinas, con réplicas de sí misma o con los miembros de su hogar. Generalmente, cada juego de matrioskas cuenta con entre 5 y 20 muñecas encajadas en el interior de la más grande, dependiendo de su tamaño y gustos del artesano.

A pesar de haberse convertido en una artesanía tradicional de Rusia, se cree que éstas tienen su verdadero origen en Japón, como una versión de las muñecas Kokeshi, del norte de Japón, también hechas a mano con madera.

Se cree que todas las familias rusas tienen al menos un ejemplar de las matrioskas, al tenerles mucho aprecio por su valor cultural. El nombre se creó a partir de ‘Matriona’ (campesina) que era el nombre femenino más común, proveniente del latín ‘mater’ que significa madre.

Estas muñecas representan la maternidad y la fertilidad, por lo tanto, el hecho de que una esté dentro de la otra significa que una madre da a luz a su hija, y la hija a otra hija y así sucesivamente. También tiene un significado de fraternidad y el autorreconocimiento haciendo referencia al interior de cada persona.

Dimiter Inkiow cuenta que el carpintero Serghei salía en las mañanas al bosque a caminar. Durante una de esas frías madrugadas encontró un trozo de madera muy bonito, lo recogió y llevó a su taller, observándolo durante mucho tiempo pensando en qué debería tallar. Al final se decidió por una muñeca a la que llamo Matrioska.

Esta muñeca le pareció tan bonita que, en lugar de venderla, se la quedó. Todos los días Serghei hablaba con su muñeca, hasta que en un día ella le respondió. Durante varias semanas charlaron, pero el carpintero empezó a notar que su muñeca estaba triste. Le preguntó el porqué de su tristeza, a lo que Matrioska le respondió que se sentía muy sola y que deseaba tener una hija.

El carpintero estuvo meditando y le dijo que podría tallarla pero que le dolería mucho porque tendría que abrirla para usar su misma madera. Matrioska aceptó, diciendo que las cosas importantes requerían de sacrificios. Serghei creó otra bella muñeca, a la que llamó Trioska. Tiempo después, pasó exactamente lo mismo que con Matrioska, así que del interior de Trioska talló a Oska. Oska también se entristeció porque quería una hija, pero al ser una muñeca tan pequeña, y al ver que no quedaba mucha madera en ella para hacer más hijas, el carpintero talló a Ka. Le pintó un bigote y le dijo que era un hombre que no podía tener hijos.

De esta manera se completó la familia, metiendo a Ka dentro de Oska, a Oska dentro de Trioska y a Trioska dentro de Matrioska. En la película «El aprendiz de brujo» los brujos malvados son encerrados en una Matrioshka, siendo Morgana la más pequeña. En la película «El origen de los guardianes» el personaje de Norte hace referencia de su personalidad representada por una Matrioshka.

MUÑECAELEMENTOCUERPOPALABRA
Matrioska

Trioska

Oska

Ka

Tierra

Agua

Fuego

Aire

Físico

Emocional

Mental

Alma

Callar

Amar

Osar

Saber

La matrioskas nos hacen pensar en nuestra personalidad como un conjunto de cuerpos, formas dentro formas, base del simbolismo representado en las esferas de marfil talladas por los artífices chinos, donde una bola está dentro de otra, primorosamente talladas, aunque libres y sin embargo confinadas. El ka estaría en analogía con los alimentos terrestres, que le son necesarios al ser humano para poder vivir y tomar fuerzas: su cuerpo vital.

El cuerpo etérico es la contraparte del cuerpo físico que configura la rejilla fundamental del aura. El cuerpo emocional es la segunda capa sutil, por lo que las emociones tienen un efecto poderoso sobre la salud física y la vitalidad. El cuerpo mental es una construcción del pensamiento y está influido por el inconsciente colectivo de la humanidad, lo que tiende a rebajar los pensamientos al nivel de los deseos incumplidos del cuerpo emocional. Los tres cuerpos de la personalidad son entonces el físico, el emocional y el mental, los cuerpos del alma son el de la inteligencia activa, el de la intuición y el de la intención.

triada de consciencia ingenieria cognitiva disenando a un ser humano i228483

Hay tres centros de toma de conciencia en el cuerpo gráfico de todo ser humano: el plexo esplénico, el ajna y el plexo solar. Vistos juntos, representan la trayectoria evolutiva de la toma de conciencia de nuestra especie. El centro esplénico representa el sistema inmunológico. La toma de conciencia esplénica fue la primera manera de tomar conciencia que dominamos como especie. La toma de conciencia del plexo solar es hacia donde nos dirigimos como especie: nuestro potencial para la toma de conciencia del espíritu. El centro ajna representa el límite de la capacidad de toma de conciencia del Homo Sapiens en la actualidad. Es un campo mental de conceptualización basado en la visión y coordinación glandular.

«El cuerpo es sólo un estuche y los ojos la ventana de nuestra alma aprisionada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx