El poder se encuentra en vosotros, solo debéis realizarlo con el corazón

Lurdes Sarmiento

expansion el poder se encuentra en vosotros, solo debéis realizarlo con el cora ID150831 - hermandadblanca.org

Saludos, queridos hermanos, en esta ocasión os acompaño con el propósito de que realicéis un ejercicio de respiración, a través del cual, con cada respiración podréis obtener una mayor amplitud dentro de vosotros; una amplitud que os permitirá crear un espacio más grande en el interior de vuestros cuerpos, en donde habita vuestra Esencia Divina, esa Energía de Amor que al ampliarse os dará la oportunidad de crear un mayor espacio para vuestros cuerpos energéticos.

Para realizar el ejercicio de respiración y ampliación que traemos para vosotros, es preciso que empecéis por inhalar profundamente, permitiendo que vuestros pulmones y vientres se hinchen con el aire que obtienen; luego exhalar el aire, permitiendo que el vientre y los pulmones se retraigan lentamente.

Es necesario que con cada respiración, seáis conscientes de que os encontráis llenando vuestro organismo con el aire que os da la Vida, el cual una vez dentro de vuestro cuerpo físico se mueve a su alrededor. Sed conscientes de este movimiento y permitirle llegar a cada parte de vosotros. Debéis respirar profunda y conscientemente con el fin de que cada una de vuestras respiraciones se torne mucho más fluida, flexible y sobre todo, natural.

Disfruta de la paz y amplitud

memoria celular felicidad taller de liberación y restauración de memoria celular en ciudad de  ID150461 - hermandadblanca.org

Bien, una vez que lo hagáis, esa fluida y amplia respiración comenzará a instalarse alrededor de todo vuestro cuerpo, empezará por el área de vuestros pies y desde allí ira subiendo hasta llenar vuestros cuerpos y alcanzar vuestros corazones, dándoles una indescriptible sensación de paz y amplitud espiritual.

Dicha sensación se irá extendiendo poco a poco hacia vuestras piernas, pasando por vuestras pantorrillas, muslos y rodillas, luego continuará subiendo hacia la zona de la cadera, pasará por el pecho y se extenderá hacia los brazos y las manos, relajando al mismo tiempo cada uno de vuestros músculos. Después, regresará nuevamente por el camino que ha recorrido hasta acomodarse perfectamente en el área del pecho, exactamente donde se encuentra el corazón; desde allí, sube hacia el cuello, pasando por la garganta hasta llegar a la cabeza y tocando cada parte de ella: mentón, mejillas, orejas, ojos, nariz, boca, frente, cuero cabelludo e incluso, los huesos del cráneo, instalándose alrededor de la cabeza al tomar una profunda respiración.

Cuando el aire inhalado se establezca en todo el cuerpo, la energía que poseéis en vuestro interior comenzara a ondular a un ritmo armónico con vuestra respiración. Dadle la bienvenida a esa ondulación, ya que a través de ella, podréis tener acceso a una mayor flexibilidad espiritual y estaréis más cerca de vuestra liberación divina.

Ahora, queridos hermanos, os invito a permitir que esa respiración que habéis tomado y esa ondulación que habéis conseguido, se instale en el interior de vuestros cuerpos energéticos, ya que al hacerlo seréis guiados hacia el undécimo cuerpo energético, el cual consiste en el Cuerpo de Cristo.

El poder se encuentra en vosotros, sólo debéis realizarlo con el corazón

20180226 santosav35291 id143850 coherencia hermandadblanca sar - La magia de la coherencia cardíaca - hermandadblanca.org

No hablaremos acerca del resto de los cuerpos energéticos, debido a que de acuerdo con la cultura y tradiciones que poseéis, son conocidos con nombres distintos. En su lugar, os instamos a que instaléis esa flexibilidad dentro de vosotros al respirar profundamente desde su primer cuerpo energético. Para hacerlo, debéis ser conscientes de que la intención genera movimiento, el movimiento o flexibilidad genera expansión y la expansión genera liberación.

Al realizar este ejercicio de manera consciente, estaréis permitiendo que vuestra respiración se extienda hacia el segundo cuerpo energético, y al continuar haciéndolo, podréis acceder al tercero. Al expandir vuestros pulmones y permitir que reciban más aire realizando respiraciones más grandes, podréis igualmente llegar a los cuerpos energéticos que le siguen al tercero, es decir, al cuarto, al quinto, al sexto, luego al séptimo y al octavo, al noveno y por último, al undécimo.

No os apresuréis, id a vuestro propio ritmo, estaréis reposicionando vuestra conciencia dentro de vuestros corazones, al permitir que se mueva junto a las respiraciones que realizan con todos vuestros cuerpos energéticos.

AUTORA: Lurdes Sarmiento redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

TRADUCCIÓN: Lurdes Sarmiento

MÁS INFORMACIÓN en: https://www.messagescelestes-archives.ca/expansion/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx