Home » Mensajes del Cielo » Mensaje de San Francisco

Mensaje de San Francisco

Arbol De Luz

 

 

 

 

 

 

El Amor y Dios

San Francisco de Asís – 12 de mayo, 2009

 

Y a veces, hermanos, queda la concepción de lo natural para explicar una vez más que nuestros cuerpos se desvanecen para que nuestra alma llegue al conocimiento universal.

 

Quizás los sueños de muchos que llegaron a la tierra con la intención de poder ayudar y de trascender. Las tribulaciones y las recónditas tristezas del corazón se vieron frustrados solamente por un solo aire.

 

 

 

El aire… cómo explicaros sin que vuestros corazones se perturben por ésta gran imagen. Cómo deciros que ese aire es el que muchas veces respiras cuando estás en tribulaciones espirituales. Porque entiendes, una vez más, a tu propio cuerpo, y no piensas que quizás tu propio cuerpo debe ser atendido por tu espíritu. Una vez más lo escucharás para que no respires de ese aire que te contamina y que contamina tus ansias de estar en la propia Creación.

 

 

 

Cómo podría explicar que mi cuerpo no es nada sin mi voluntad de vivir. Cómo podría explicar que mi vida no hubiese sido nada sin la voluntad de amar. Cómo podría explicar que mi amor no sería nada sin la bendición de Dios. Cómo podría explicar que Dios no sería nada si nosotros no le pudiésemos agradecer. Y cómo podría explicar que mi agradecimiento y tu agradecimiento, hermano del alma, no sería nada si Dios no estuviese entre nosotros.

 

 

 

Cómo puedo explicar si tú ya lo sabes. El amor que tu esperas es el amor que debes primero compartir. La plenitud que tú esperas es primero la plenitud que debes conseguir a través de tu espíritu. El reconocimiento de tu esencia divina, aquel que tú esperas es el que viene solamente por la concepción de Dios.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

 

 

Y quizás me quiebre en llanto suplicándote que te quedes aquí para que pueda compartir las palabras que ahora llegan de este muy alto. Tan alto que ya no hay altura, tan alto que ya no hay esperanza de dignidad, tan sagrado que Dios se pone a los pies, y tan pacifico que la paz es la unidad. Es tan alto que apenas si puedo alcanzarlo con los pensamientos. Es tan alto que mi cuerpo ni en sueños podría llegar hasta allí. Es tan alto que al único que me resta pedirle ayuda es a mi espíritu.

 

 

 

Entonces hermano te tomo la mano, nos tomemos la manos y viajemos al paraíso del señor nuestro Dios para compartir la unión primordial con la cual el mundo fue hecho. Y la escuchaste muchas veces, has nacido con esa palabra. Has crecido quizás con ella. Pero lo más sublime es que también morirás con ella. Ahora si la escuchaste ayer quizás te dijo algo. Si la escuchaste de niño quizás te dijo otra cosa. Entonces escuchemos la palabra ahora y sintamos qué es lo que puedes compartir con tu imagen. Es la imagen y semejanza de Dios, el Creador. Y a esa palabra la entonaremos así: Que los hermanos de mi sangre y de tu sangre lleguen aquí.

 

 

 

Amor, ayer quizás el amor te dijo algo. Hoy quizás te dirá otra cosa. Y no puedo seguir hablando, para que lo sientas. Aquel amor que vuela muy alto tiene una gran característica: que vuela alto pero vuela para todos. Y vuela alto pero todos lo pueden alcanzar. Y vuela alto pero se hace sentir también en lo bajo. Y vuela tan alto que le puedes oír a pesar de su altura. Y vuela tan alto que le puedes ver a pesar de la altura. Y vuela tan alto que llega a todos los tiempos, a todas las razas, a todos los credos, y a todos los hombres y a toda la creación. Y todos pueden conocerle solamente con el agua del espíritu, el agua de tu cuerpo ya lo conoce.

 

 

 

Pero tu cuerpo no puede remontar tan alto y tan sublime como la cúspide de su luz. Cuando la desgracia toca un corazón el amor la erradica. Cuando un dolor llega a tu pecho el amor lo limpia. Cuando un enemigo llega a tu vida el amor lo hace amigo. Y cuando el amor llega al temor no hace más que darte la fe, esa que tú buscas quizás no en el amor sino en la ansiedad. Esa que tú buscas quizás no en el amor sino en la expectativa. O quizás esa que tú buscas no en el amor sino en el cumplimiento de tus sueños.

 

 

 

Hermanos, cuando la vestimenta de los sagrados credos han perecido por el ocaso, quizás de ese credo o quizás han perecido por negligencia de la historia, solamente un gran hilo que ha tocado los corazones de todos los fieles de ese credo ha sabido mantenerlo. A ese hilo le llamaremos AMOR. Una vez más entonces descubriremos que más allá de tu credo el amor vuela muy alto para que cualquiera lo pueda ver. El amor está tan alto para que cualquiera lo pueda oír. Y el amor está en todas partes para que nadie se quede sin él.

 

 

 

Entonces hermanos, hoy la preocupación diríamos que tiene amor o tiene un temor de él. ¿Qué es lo que tiene tu temor? ¿Tendrá amor o carecerá de él?

 

 

 

Los peregrinos no son nada sin la tierra donde pueden llegar a peregrinar. Las madres no son nada si sus hijos no nacen. Los pueblos no son nada si no tienen ciudadanos. Las plantas no son nada sin el sol. Y mi iglesia no es nada sin mis hábitos. Pero nada de eso es nada de nada sin amor.

 

 

 

Lo entiendas o no, lo creas o no, el Señor lo ha repartido y al mismo tiempo lo ha reservado. Podríamos decir que el amor es la gran fuente de la cual tú puedes beber. Y podríamos decir que no necesitas de tu cuerpo para vivir amor. Diríamos que tu cuerpo es el que necesita el amor para subsistir. Que haya un cuerpo sin amor es pensar que un cuerpo no tiene a la Creación, lo cual sería completamente indisoluble a la hora de escuchar la palabra de Dios.

 

 

 

¿Y tus cuerpos? Tus cuerpos y su peso qué serían sin el amor, sin la posibilidad de transformar a este mundo. Sin amor… Entonces los credos, una vez más, traen una gran noticia. Que no hay credo sin amor, y que quizás hoy puedas elegir como credo al amor. Porque si quieres elegir a tu credo sin amor, más que un credo será una penuria, porque no conocerás a Dios si no a través de tu amor. Y Dios ha llegado a ti a través del amor. Porque sin el puente del amor, no sólo que Dios no hubiese podido llegar a ti sino que tú no hubieses podido llegar a la Creación.

 

 

 

Y el génesis, el génesis de los hombres tiene una sola palabra: Creación de Amor. Y los génesis de todos los tiempos se encuentran en una sola palabra: el Amor.

 

 

 

Y tú dirás ¿en dónde puedo conseguir amor? Está tan alto que puede verte, desde lejos se proyecta hacia ti. Y está muy alto para no perderte de vista, y para que sepa Él en dónde y cuándo estás necesitándolo. Y está tan alto que solamente lo puedes alcanzar con tu espíritu. Tu cuerpo no llega y tu mente quizás pueda llegar, pero sin la bebida de la vida. Porque el amor no está esperando ni a tu mente, ni a tu cuerpo, ni a tu espíritu.

 

 

 

El amor no espera a ellos por separado. Espera a ellos, pero muy juntos. Porque el amor es unidad. Y el amor no separa, no divide, ni te divide, ni os divide, ni dividirá. La división es la que tú haces por falta de amor. ¿Cuántos hombres se han dividido por falta de amor? Entonces diríamos que el amor nunca ha sido división, sino que siempre ha sido unión. Unión de pueblos, unión de hombres, unión de culturas. Y unión de credos.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

 

 

Tú eres todo lo que los credos dicen. Y tú eres todo lo que las culturas dicen. Y tú eres todo lo que los sabios dicen. Y tú eres todo lo que la Iglesia dice. Pero no solo que debes serlo, sino también que debes comprenderlo.

 

 

 

Entonces mi gran transformación ha de ser desde el amor, por el amor, con el amor y para el amor. Mi gran transformación ha de ser para vivir en el amor.

 

 

 

Y no hablemos de lo que vivirás cuando comprendas al amor como paraíso. Los espíritus quebrados entierran al paraíso porque entierran primeramente el amor. Entonces si no quieres quebrarte no lo entierres al amor. Desentiérralo, sacude al amor. Y vuelve a tomarlo, a beberlo, como una fuente mágica. Como la fuente de mis tierras. Como la fuente de todos los tiempos. Es como una fuente de agua. Imagínalo como una fuente de agua, solo que para beberla ni siquiera necesitas de tu cuerpo, ni siquiera necesitas de tu verdadera agua. Simplemente necesitas de la imaginación del espíritu.

 

 

 

Cuando la mente no imagina, imagina el espíritu. Y cuando la mente y el cuerpo no imaginan, imagina el espíritu. Entonces diríamos que el amor también es imaginación. Sólo que es imaginación del espíritu. Entonces podríamos decir que tu cuerpo puede vivir sin la imaginación de tu mente. Pero no puede vivir sin la imaginación del espíritu. Porque los espíritus que no imaginan son los que carecen de amor. Y por cierto, no los hay. El que quizás carezca de amor no es tu espíritu ni tu alma sino, quizás sea, la separación que has hacho a ellos. Los has separado del amor, los has separado del paraíso, los has separado de la bendición y los has separado de todos los tiempos.

 

 

 

¿Cuánto tiempo necesitas para unirte al amor? Es tan sabio el amor que no te da, ni te quita, ni te pide tiempos. Lo descubres tu mismo.

 

Y ahora alegoría de guiar amor. ¿Para qué quiero amar? Para amar, simplemente. ¿A quién quiero amar? Simplemente amar. ¿Cuándo debo amar? Simplemente amar. ¿Y cuándo debo no amar? Simplemente nunca. Porque el que mide el amor, no lo comprende. El que mezquina el amor, no lo tiene. Y el que no conoce el amor… y ahora diríamos que no existe quien no conozca el amor. Solamente existe aquel que se separa de él.

 

 

 

Entonces sepárate del amor si así lo precisas, pero volverás a él, quizás no porque tú lo precises sino porque él te precisa a ti. Y acudirás a veces, cuando menos lo esperabas. Es una de las tantas magias del amor. Cura tus heridas, reconforta tus pensamientos del pasado y te ayuda a trasladarte en tu cuerpo. Ayuda a amar, el amor ayuda a amar. El amor ayuda a perdonar. Y el amor ayuda a vivir. Sin decir que el amor también son todas esas cosas. Sin decir que el amor es tu planta, el amor son tus niños, el amor son tus amigos y enemigos, el amor son tus pueblos, tus credos. El amor está en conciencia, o no, de todos. El amor está, el amor existe. Y el amor es tantas alegorías del amor.

 

 

 

Quizás hayas escuchado muchas veces la palabra. Quizás a veces la comprendiste, quizás a veces no la comprendiste. Pero es tan fuerte el dominio del amor que, aunque tú no comprendas, está disponible. Está para ti, está para él, está para ella. Y está por todos los tiempos venideros. Cuando nada existía, ya existía el amor. Y cuando nada quede, quedará el amor. Cuando tu cuerpo se desvanezca, seguirá tu amor. Y cuando tu cuerpo esté presente tendrá más fuerza si está parado con el amor.

 

 

 

Una pequeña y muy breve alegoría del amor, para que llenes tu espíritu de luz. Y para que tu luz se llene de amor. Y para que tu amor se llene con más amor. Y para que tu doble amor se llene con más amor. Y para que tu eterno multiplicar de amor se siga llenando de amor. Porque el amor nunca sobra. Cuando sobra es porque está pidiendo algo a cambio. Cuando sientes que el amor sobra es porque estás esperando tu reconocimiento. Cuando sientas que el amor te está faltando es porque no lo estás comprendiendo. Y cuando sepas que al amor, o cuando creas que al amor debes medirlo, es porque te está faltando amor. El amor no se mide, porque no tiene forma. El amor no se tiene, porque no es un objeto. El amor no se planea, porque no tiene tiempos. El amor no es ese sentimiento de arrepentimiento de que lo has dado, de que lo has perdido, porque entonces si crees haber dado amor y te arrepientes, o si crees que has perdido el amor, es porque en realidad nunca lo diste y nunca lo perdiste. Simplemente has confundido otros sentimientos con el sentimiento más puro y sublime: el amor.

 

 

 

Y ahora diríamos, ya que el amor ha transformado tu corazón porque lo has sentido muchas veces con la vibración del alto sonido de la fe y del amor, y de todos estos momentos compartidos hermanos. Pues te diré hoy, en este momento, que el amor tiene un gran sinónimo. Y hoy he podido llegar a ti para bañar vuestros cuerpos y vuestra entereza existencial, con ésta palabra: amor. Y ya habrás descubierto que el sinónimo del amor es Dios.

 

 

 

San Francisco de Asís, para que vuestros corazones, hermanos, no lleguen una vez sino millares a través del Amor. Multiplicado el amor por dos significa que es el amor de Dios.

 

 

PATRI NIRMALA

OM SHANTI




PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


12 comentarios
  1. User comments

    Con profunda humildad me inclino ante este mensaje….este mensaje supera el dolor ,supera todo dolor y toda ausencia…¡GRACIAS INFINITAS MI AMADA HERMANDAD BLANCA!

  2. User comments

    A quién me pueda responder.

    Qué diferencia hay en decir San Francisco de Asís o decir Kuthumi, ya que el primero fue una de las encarnaciones del segundo?

    Los mensajes los da el alma o la personalidad? el Maestro ascendido o el papel que jugó en un momento de la historia?

    Desde el alma y con mis mejores deseos de comprensión.

  3. User comments

    Ambas son ´manifestaciones del rayo rosa, osea, la sabiduria basada en el verdadero amor

  4. User comments

    Estimado Jorge,

    Mi opinión sobre tu comentarío es que todos tenemos personalidad, y aunque no lo queramos, siempre nos resulta mas "proximo" alguien de nuestro tiempo, o al menos lo mas cercano.

    Estoy de acuerdo con que en esencia ambos seres fueron la misma energía, sin embargo, tambien estaras de acuerdo conmigo en que la experiencia adquirida en cada encarnación es muy caracteristica y si las jerarquias la ven beneficiosa para transmitir mensajes la usan, maximizando asi la posibilidad de expandir la enseñanza que desean transmitir.

    Un abrazo en la Luz,

  5. User comments

    Gracias por explicarnos sobre el verdadero amor ,mi muy querido San Francisco de Asis.

    Te quiero mucho.

  6. User comments

    Gracias San Francisco de Asis…. el AMOR lo es todo…. SOMOS AMOR.

    UN ABRAZO DE LUZ Y AMOR PARA TODOS!

  7. User comments

    "EL AMOR ES UNA FUERZA VIVA"

  8. User comments

    Mis queridas amigas Gloria,Daylight y Gisella.

    Gracias por los maravillosos comentarios que compartis con todos nosotros.

    Yo personalmente amo muchisimo a SAN FRANCISCO .

    Se que en su vida sufrio mucho,porque también amo mucho.

    El hermano de ASIS amaba muchisimo a JESHUA por ello trato de vivir como el Maestro, ayudando en la leproseria y con todos los pobres y enfermos.

    PALABRAS DE SAN FRANCISCO.

    NO DESPRECIARÉ A LOS QUE DESPRECIAN.

    NO MALDECIRÉ A LOS QUE MALDICEN.

    NO JUZGARÉ ALOSQ UE CONDENAN.

    NO ODIARÉ ALOS QUE EXPLOTAN.

    AMARÉ A LOS QUE NO AMAN.

    nO EXCLUIRÉ A NADIE DE MI CORAZÓN.

    Pero permiteme pronunciar ahora una nueva palabra y acéptala desnuda y sin atenuantes.

    MIS PREFERIDOS SERAN LOS PRETERIDOS.

    CUANTO MÁS MARGINADO DE LA SOCIEDAD,

    TANTO MÁS PROMOVIDOS SERAN EN MI CORAZÓN.

    EN LA MEDIDA EN QUE DISMINUYAN

    LOS MOTIVOS DE SER APRECIADOS,

    TANTO MÁSSERÁN AMADOS POR MÍ.

    AMARÉ SOBREMANERA A LOS NO AMABLES.

  9. User comments

    Hola a Todos !

    Desapegarme de mis costumbres es desarraigarme de lo aprendido,es desnudarme ante el espejo. Soltarme de las emociones, es entrar en el vacío.

    Conocer el Amor, es vivir una taquicardia constante.

    Me sincero contigo, vivamos con pasión.

    No tenemos qué perder, y mucho ganar !.

    INFINITA PAZ Y ARMONIA !!!

  10. User comments

    me llena de amor este mensaje del unico santo que llamo hermano a la luna a la naturaleza,etc etc etc. hoy cuatro de octubre la iglesia catolica celebra a San Francisco de Asis, y aqui en Nicaragua, nuestro gran poeta Ruben Dario lo tomo de isnpiracion en los motivos del Lobo. ( Un Poema ) y en efecto San Francisco es el mismo espiritu lleno de amor igual que nuestro amado Kutumi y mas aun fue pitagoras, en otra de sus reencarnaciones y en cada una de ellas estaba presente el amor en todos los aspectos, yo tengo mucho amor por mi san pancho, por mi grande y bello señor kutumi, gracias por ese mensaje.

  11. User comments

    Que maravilla! el comprender que el AMOR es de todo ser: origen, camino y destino

    Gracias infinitas…

    Divinidad Infinita Omnipresente Sos (D.I.O.S.)

    que el amor ilimitado del universo os acompañe.

  12. User comments
    millaray marino

    el amor ,le escribo al amor,me empapo de amor,el amor es la piedra angular del todo,eso es amor:Dios,sin amor ,nada tendría sentido,palabras muy hermosas de san Fsco.,que dice la verdad sobre el amor,no tenemos que esconder nuestro amor,bendiciones,milli

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend