Hexagrama cincuenta y cuatro: la muchacha que se casa



Hexagrama cincuenta y cuatro: la muchacha que se casa

El hexagrama cincuenta y cuatro se conoce con el nombre de Kuei Mei y genera un sin fin de preguntas en el consultante por su nombre tan, inicialmente, directo.

Debes recordar que los hexagramas, como lo hemos señalado en otros artículos, hacen parte del I Ching como método, más que de adivinación, de consulta.

Lee también: El significado de los hexagramas del I-Ching

¿Cuáles trigramas componen el hexagrama cincuenta y cuatro?


El I Ching compone cada hexagrama a partir de dos trigramas básicos que pertenecen al ba gua.

El hexagrama cincuenta y cuatro, conocido como la muchacha que se casa está conformado por los trigramas Chen (trueno) y Tui (viento).

Chen es elemento madera y hace referencia a la necesidad de ser siempre prudente al momento de actuar, el resto de su augurio depende de su posición y el trigrama que lo acompañe.

Por su parte Tui es placentero y complaciente y hace referencia directa a una mujer (lo cual influye en el nombre del hexagrama cincuenta y cuatro), su parte negativa es la tendencia a las habladurías y cotilleos.

Influencia de los trigramas

Cuando consultas al I Ching no solo importa el hexagrama sino los dos trigramas que lo componen y su ubicación.

En el caso del hexagrama cincuenta y cuatro tenemos que Tui se encuentra en la parte inferior y sobre él se ubica Chen.

Además de lo anterior, se debe tener en cuenta que uno de los trigramas es elemento metallic mientras que el otro es madera, por lo tanto existe una relación destructiva entre ambos, puesto que el metallic corta la madera y por lo tanto la consulta al I Ching puede insinuar peligro o un riesgo innecesario.

Interpretación de Kuei Mei y sus líneas

El hexagrama cincuenta y cuatro ya de por sí tiene un nombre muy peculiar al hacer referencia al casamiento de una mujer, teniendo en cuenta que en la antigua China period completamente inmoral que una mujer tomara la iniciativa de contraer nupcias sin esperar que un hombre le propusiera matrimonio.

Pero el nombre no explica todo lo que realmente significan los yao o líneas que componen el hexagrama, pues este en particular trae un mensaje de resignación frente a las circunstancias.

El hexagrama cincuenta y cuatro está compuesto por tres líneas yang (continuas) y tres líneas yin (discontinuas).

Cada que vas a analizar un hexagrama debes empezar por la línea inferior, que en este caso es yang y pese a que podría significar solidez, al mirarla dentro del conjunto de los trigramas que componen a Kuei Mei representa subordinación y la aceptación de este hecho por parte del consultante.

La segunda línea pide lealtad y prudencia, especialmente frente a superiores, así como evitar cualquier habladuría.

La tercera línea representa obstáculos y problemas para lograr los objetivos, de nuevo la prudencia y evitar confiar en cualquier persona viene a ser el consejo principal del I Ching.

La cuarta línea trae esperanza al consultante y como recomendación especial insiste en la perseverancia para lograr materializar los proyectos y una mejor posición, especialmente en el ámbito laboral.

La quinta línea es favorable para el consultante y tiene buenos presagios para quien consulta.

La última línea es un llamado de atención para evitar engaños dolorosos, escucha tu intención y no te dejes engañar.

Recuerda que cuando consultas al I Ching debes ser muy claro en tus preguntas y estar dispuesto a recibir la respuesta que es, no la que quieres.



FUENTE: https://www.wemystic.com/es/hexagrama-cincuenta-y-cuatro/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil