Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Las Leyes del Amor… por Vicent Guillem

Las Leyes del Amor… por Vicent Guillem

puesta de sol en  pareja hombre y mujer

 

LAS LEYES DEL AMOR….

 

Una conversación entre el autor del libro Vicent (Las Leyes Espirituales) e Isaias (La voz de su mente)….

 

Lo ideal seria que 2 personas se unieran porque se aman, pero en la mayoría de ocasiones no sucede así, se unen por otros motivos, veamos cuales:

 

¿ Y cuales son esos factores? Es decir ¿ porque se puede producir una unión sin amor?

 

Hay diferentes motivos. Puede ser porque exista una atracción física, por conveniencia material o emocional, por afinidad mental, por necesidad de ser amado o por necesidad de amar.

 

¿ Me puedes hablar en mayor profundidad de cada una de estas razones, para que me quede mas claro en que consisten?

 

Claro. Empecemos si quieres por la razón numero uno en vuestro mundo: la atracción física o instinto sexual.

 

Cuando el espíritu esta todavía poco desarrollado en su capacidad de amar, su voluntad esta enormemente influenciada por los instintos, y en el caso concreto de la elección de pareja predomina el instinto sexual sobre los sentimientos.

Por ello suele elegir en función de lo que activa su instinto sexual, que mira el exterior y no el interior. Por ello las personas que son físicamente atractivas tienen facilidad para encontrar pareja, mientras que el que es poco atractivo parece estar condenado a no encontrarla.

Este comportamiento es mayoritario en vuestro mundo debido a que, en general, la mayoría de seres tienen poco desarrollada la capacidad de amar y esta mas acentuado en la adolescencia, pues es una etapa donde aflora el instinto sexual coincidiendo con la inmadurez propia de la juventud, que hace que hasta en los espíritus mas avanzados predomine el deseo de satisfacer su instinto sexual por encima del despertar de los sentimientos.

 

Creo que en la relación de pareja necesariamente ha de existir una atracción sexual mutua. ¿ Si no surge el deseo sexual entre ellos, que sentido tendría que se unieran como pareja?

 

Por supuesto, es una condición necesaria, pero no suficiente. Pero no confundáis el instinto sexual con el deseo sexual.

Y es que hay un matiz que los diferencia. Es cierto que el deseo sexual se puede activar por el instinto sexual biológico, pero no solo por el instinto. También se puede activar por los sentimientos. El instinto sexual biológico se activa fundamentalmente por el atractivo físico y la novedad. Es una programación biológica, que impulsa al individuo hacia la promiscuidad, porque desde el punto de vista biológico esto favorece el intercambio genético y la proliferación de la especie.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Cuando dos personas se unen por atracción física, sin que haya sentimiento de por medio, una vez se han satisfecho sexualmente, suele producirse una disminución del deseo sexual entre ellos, puesto que para el instinto sexual esa relación ya no es novedosa y no se activa como al principio.

 

La consecuencia es que, si esa relación se prolonga, suele haber una perdida del apetito sexual, pues entre ellos el deseo sexual dependía completamente del instinto. Las relaciones sexuales se vuelven escasas y tediosas. Se pierde el interés por esta pareja, pues ya no es novedosa y se activa en interés por otros candidatos, por el hecho de ser novedosos.

Si estas relaciones se prolongan son fuente constante de infelicidad, pues entonces sale a relucir la falta de afinidad y de sentimiento, que al inicio quedaban eclipsadas porque el instinto sexual las cubría. Y esto refleja en un incremento de las desavenencias y los reproches. Se suele hablar entonces de que se ha acabado el amor en la pareja, de que no hay pasión, cuando en realidad nunca hubo amor, solo atracción por instinto. Cuando hay una afinidad de sentimiento, el deseo sexual se despierta y no se apaga nunca porque no se alimenta del instinto, sino del sentimiento.

 

Hablemos ahora de la unión por conveniencia material:

 

De esta no hay mucho que aclarar. Es la unión por intereses materiales. Se da cuando uno de los dos, o los dos cónyuges considera que va a sacar algún tipo de ventaja material en la vida que antes no tenia, como la comodidad material, la posición social, el éxito, la fama, la riqueza o el poder. Este motivo de unión es todavía mas pobre que el anterior, ni siquiera hay atracción sexual y es mas evidente que no existe ningún tipo de sentimiento, es decir, se hace creer al otro cónyuge que el motivo de la unión es el sentimiento de amor.

 

Esto quiere decir que el motivo que une a dos personas puede ser diferente, porque si en los dos fuera un interés material no habría necesidad de fingimiento.

 

Efectivamente. Suele ocurrir que en cada uno de los cónyuges el motivo de la unión es distinto. En un caso puede ser el interés material y en el otro el atractivo físico. Por ejemplo, las uniones que se producen entre un millonario que no es atractivo, pero que se siente atraído por las mujeres bellas y una mujer atractiva pero sin dinero que aspira a tenerlo. En ninguno de los dos casos hay sentimientos, solo una expectativa de satisfacer un deseo pero seguramente ambos fingirán que existe un sentimiento para ocultar sus intenciones. Sera una relación donde ninguno de los dos sera feliz, aunque inicialmente pueda haber una satisfacción relativa al ver cumplidas sus expectativas.

 

¿ Y en que consiste la unión por conveniencia emocional?

 

Se produce cuando una de las 2 personas considera que el perfil psicológico de la otra le puede favorecer a la hora de manifestar ciertas características de su personalidad que sabe que son egoístas pero que no desea cambiar. Por ejemplo, a una persona dominante y autoritaria le puede convenir como pareja alguien sumiso y dócil, a una persona caprichosa le puede convenir alguien complaciente, a una persona miedosa alguien decidido o a una persona perezosa alguien activo.

 

Pero entiendo yo que no tiene que ser negativo el tener rasgos psicológicos aparentemente opuestos, sino que mas bien puede ser una oportunidad para ayudar. Por ejemplo, la persona decidida puede ayudar a superar el temor a la pareja miedosa.

 

Comprende que el problema no esta en que haya diferencias de personalidad, sino que a la pareja se la elija por conveniencia emocional y no porque haya un sentimiento por ella. Si una persona necesita superar el miedo puede buscar ayuda psicológica para superarlo, incluso en la pareja, pero no debe elegir a su pareja por esa razón. En estos casos lo que suele ocurrir es que la relación que se da entre los miembros de la pareja es de dominio o de dependencia psicológica. El uno se sentirá esclavizado en la relación, pues solo recibe del otro ordenes y no sentimientos, mientras que el otro, llamemosle el dominador o dependiente psicológico también sufre, pues aunque su egoísmo esta complacido, la ausencia de sentimientos por su parte le hace sentirse vacío e insatisfecho en la relación.

 

Háblame ahora de la unión por afinidad mental:

 

Es la unión que se produce entre dos personas que comparten los mismos gustos, mismas aficiones o los mismos intereses. Por ejemplo, personas que tienen el mismo nivel social, el mismo tipo de trabajo, nivel intelectual semejante, las mismas expectativas profesionales o materiales o que se divierten con las mismas aficiones, por ejemplo hacer deporte o acudir a fiestas.

 

¿ Pero es que hay algo malo en compartir gustos o aficiones? yo creo que es algo natural y deseable en una pareja.

 

No hay nada de malo en compartir aficiones o intereses. Lo que aquí exponemos es que la decisión de elegir una pareja no puede ser tomada en base a la afinidad mental, pues esto les une solo a nivel mental, pero a nivel de sentimientos.

 

Pues muchas personas están convencidas de que el hecho de tener gustos e intereses semejantes tiene mucho que ver con la compatibilidad como pareja y que como motivo de esa compatibilidad pueden surgir los sentimientos. Por ejemplo las agencias matrimoniales preparan test de compatibilidad para intentar encontrar la pareja ideal de sus clientes en función de sus gustos, intereses y aspiraciones, con la idea de que esto aumenta la probabilidad de que haya una afinidad entre ellos.

 

Sera solo una afinidad mental, nunca sentimental.

Los sentimientos ni entienden de probabilidades, ni se pueden planificar. Han de surgir espontáneamente, aun cuando no encajen en los esquemas mentales que uno tiene de “la pareja ideal” que suelen ser estereotipos, como el chico alto, guapo y romántico para las mujeres o la chica sexy, rubia y ardiente para los hombres. Esto solo son fantasías mentales que alimentan la imaginación y que poco tienen que ver con los sentimientos. Si los sentimientos funcionaran por probabilidad nunca se podrían unir las almas afines entre ellas, puesto que la probabilidad de que esta unión se produzca por azar es muy baja. Estas uniones por afinidad mental suelen tener una época de aparente buena marcha, pero generan una sensación de vacío en el interior cuyo origen resulta difícil identificar, pues a los ojos del exterior, que funciona mucho con la mente, parece que se tiene todo lo que hace falta en la vida para ser feliz. Sin embargo se carece de lo único que hace falta para ser feliz que son los sentimientos.

 

Hablemos ahora de las personas que se unen por necesidad de ser amados:

 

Esta es una razón bastante común. Generalmente corresponde a las personas que se han sentido poco queridas en la vida con nostalgia de un amor que no han conocido en esta vida, pero que en su interior intuye que han vivido ( en su pasado anterior a la vida actual). Tienen una necesidad de ser amados tan grande que cuando alguien se interesa por ellos como pareja se sienten tan agradecidos que aceptan esa relación sin tener en cuenta sus propios sentimientos. Suelen ser personas con una autoestima baja. Se sienten poco atractivos y creen que nadie les va a querer. No se creen con el derecho de poder ser felices.

 

Muchas de estas personas han tenido una infancia difícil, con carencias afectivas enormes, desamparo o situaciones de maltratos físicos o psicológicos. Si esa persona no se ha liberado todavía por si misma del ambiente familiar opresivo puede utilizar la relación de pareja con una válvula de escape para liberarse de esa relación familiar insufrible.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

¿ Pero acaso hay algo de malo en sentir la necesidad de ser amado? Creo que es algo natural e inherente a todo ser humano y creo que no hay nadie que no lo desee.

 

No hay nada de malo en desear ser amado. Efectivamente, es algo natural en todo espíritu y síntoma de que ya hay cierto nivel de evolución, pues uno ya es consciente de que la clave de la felicidad tiene que ver con el amor. El problema es que si esa necesidad de ser amado es muy acuciante puede provocar desesperación y ceguera emocional, ansiedad por encontrar rápidamente a alguien que llene ese vacío, lo cual hace que la persona se precipite a la hora de escoger pareja, pues seguramente aceptara como pareja a cualquier persona que se presente en ese momento y no la que despierte sus sentimientos. El vacío afectivo provoca la ceguera emocional, que impide ver a la pareja tal y conforme es. Mas bien la idealiza de acuerdo con sus expectativas para poder quererla.

 

Estas personas también suelen vivir relaciones de dominación o de dependencia. Muchas de estas personas son las que han llegado a la relación huyendo de una relación familiar asfixiante. Cuando dan con alguien autoritario y dominante suelen ser sumisas y permiten que el otro las domine y les humille. La ceguera emocional, la falta de claridad y el deseo de escapar les han hecho elegir lo desconocido con la creencia de que no podría ser peor que lo anteriormente vivido. Y ha resultado ser que lo desconocido era igual o peor que lo que intentaban dejar atrás. El desconocimiento de algo mejor les hace incluso aceptar esta situación como normal y acaban adoptando el mismo rol de sumisión que tenían en su familia, con lo cual en su vida de pareja reproducen las mismas situaciones de sufrimiento que en la vida familiar.

 

A veces si eligen con cierto conocimiento de causa, buscando lo contrario de lo que han tenido, es decir, buscan personas cariñosas, pacificas, tolerantes y de buen corazón, que saben que las van a tratar bien. En estos casos hay una relación mas de tipo paternal/filial o maternal/filial, pues buscan recibir de la pareja el cariño que no tuvieron de sus padres y por eso el conyugue actúa mas de protector que de pareja. La persona rescatada de la relación familiar de sufrimiento se siente agradecida y en deuda con el protector que les rescato de la situación de sufrimiento y procura compensarle de alguna forma hasta el punto de llegar a autoconvencerse de que ese sentimiento de gratitud es amor de pareja. Se genera una relación de dependencia entre uno y otro

 

En este ultimo caso observo que hay al menos un final feliz….

 

Hay menos sufrimiento, pero sigue sin haber felicidad, porque no hay correspondencia de sentimientos, pues al menos por una parte hay solo agradecimiento y esto hace que ninguna de las dos personas sea feliz, la una porque no ama y la otra porque no es amada.

 

Este ultimo ejemplo de la relación de protección se asemeja entonces a la conveniencia emocional ¿no?

 

Se asemeja porque uno busca una pareja con determinado perfil psicológico, con el matiz de que en la conveniencia emocional no existe la necesidad de ser amado, mientras que en este caso es la necesidad de ser amado la que promueve la búsqueda de un determinado perfil psicológico en la pareja.

 

Creo que también hay muchas personas que se unen a otras por miedo a la soledad. ¿ La persona que busca una relación por miedo a la soledad se puede considerar que tiene necesidad de ser amado, o es por conveniencia emocional?

 

A veces es por una cosa y a veces por la otra. Hay personas que tienen miedo a la soledad y no es por necesidad de ser amado sino por conveniencia porque necesitan a alguien que les complazca en sus deseos, les facilite la vida o se la haga mas cómoda, sobre todo cuando se hacen mayores, porque temen a la vejez y a la enfermedad y no quieren quedarse desamparados en el final de su vida. Pero es cierto que en algunos casos el miedo a la soledad es una manifestación de la necesidad de ser amado.

 

Háblame ahora de la unión que se sustenta en la necesidad de amar:

 

De acuerdo. Este tipo de relación se da cuando uno de los miembros o los dos, tiene ya una capacidad de amar bastante desarrollada y necesita manifestarla para llenarse y sentirse feliz. Suelen también ser personas que tienen nostalgia de haber amado intensamente en una relación que no han conocido en esta vida, pero que su interior intuye que han vivido (en otra vida). Cuando esta necesidad de amar y de encontrar al ser amado se hace muy acuciante, puede ocurrir, como en el caso de los que necesitan ser amados, que la necesidad de sentir se imponga sobre los propios sentimientos y se elige a la pareja no en función del sentimiento que surge por ella, sino por la propia necesidad de amar.

 

¿ Pero acaso hay algo de malo en tener necesidad de amar?

Digo yo que si no hay necesidad de amar no puede haber sentimientos, pues si no existiera esa necesidad nunca habría una búsqueda de pareja. Parece una contradicción con el mensaje de desarrollar los sentimientos ¿no?

 

Como he dicho cuando hablamos de las personas que necesitan ser amadas, no hay nada malo en sentir la necesidad de amar. Como bien dices, la necesidad de amar esta unida a la capacidad de amar. Las personas que tienen gran capacidad de amar pueden querer a muchas personas, pero no significa que se puedan enamorar de cualquiera de ellas, pues el sentimiento de amor de pareja no se despierta con cualquiera. El problema viene cuando por necesidad de sentir uno se obliga a sentir lo que no siente, es decir, fuerza a los sentimientos y en las relaciones de amor los sentimientos no se pueden forzar, sino que han de darse espontáneamente. Forzar los sentimientos es distinto a desarrollar los sentimientos y aquí lo que estamos diciendo es que forzar los sentimientos no es bueno, simplemente porque genera sufrimiento en vez de felicidad.

La persona que se ve dominada por la necesidad de amar padece también una ceguera emocional que le impide distinguir el amor de la necesidad de amar.

Es decir, se autoconvence de que esta enamorada, cuando en realidad se esfuerza por sentir amor. Ademas tampoco suele mirar si es o no correspondida en sus supuestos sentimientos de amor. Simplemente se autoconvence de que lo es, o de que si no lo es en ese momento, sera correspondido si se entrega totalmente a la otra persona, es decir, que la otra persona no podrá resistirse a su caudal de sentimientos y acabara enamorándola.

 

Pero yo tenia entendido que amar es dar sin esperar nada a cambio. Pero parece que el amor de pareja es una excepción porque si tiene que haber algo a cambio y es que el otro te corresponda.

 

Y sigue siendo cierto que el que ama verdaderamente lo hace sin esperar nada a cambio, pues no puede exigir ser correspondido en los sentimientos por la persona que ama o en el caso de que fuera correspondido, no puede obligar al otro a que le reconozca sus sentimientos o que acceda a formar pareja con el si no es su voluntad. Es decir, debe respetar la voluntad y la libertad del otro y estar dispuesto a encajar un no por respuesta, aun a pesar de haber entregado su corazón. Pero si es cierto que en el caso de la relación de pareja, para llegar a ser feliz es necesario que haya un amor correspondido, mutuo. El amar sin ser correspondido no permite ser feliz a ninguna de las dos personas.

 

Tu has expuesto aquí diferentes motivaciones distintas a los sentimientos que pueden dar lugar a una unión de pareja. Has hablado de la atracción física, la conveniencia emocional, material, la afinidad mental, la necesidad de ser amado y la necesidad de amar ¿ Estas motivaciones se dan de forma independiente o pueden ir juntas? Quiero decir que si una personas se puede sentir atraída físicamente por otra al mismo tiempo que siente la necesidad de ser amada, por ejemplo.

 

Si claro. De hecho casi siempre suele haber una mezcla de motivaciones. La atracción física se suele combinar con casi todas las demás, pues el instinto biológico sexual esta en todo ser humano, aunque a veces también esta ausente. En realidad, según sea la capacidad de amar del espíritu predominan un tipo de motivaciones u otras. en los espíritus menos avanzados, que todavía conocen y valoran poco el amor, se dan mas habitualmente cualquier combinación de las cuatro primeras: atracción física, conveniencia material, emocional y afinidad mental. En los espíritus mas avanzados se dan mas habitualmente combinaciones de la atracción física, con la necesidad de ser amado y la necesidad de amar. Y en una etapa intermedia pueden darse las combinaciones entre la atracción física, conveniencia emocional, afinidad mental y necesidad de ser amado. También ocurre a veces que estas motivaciones no se dan simultáneamente sino que aparecen en momentos distintos de la relación. Por ejemplo, una relación se puede iniciar por una atracción física y cuando esta se apaga salen a relucir otros tipos de motivos para prolongarla, como puede ser la conveniencia material o emocional.

 

Vicent Guillem (Las Leyes Espirituales II)

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend