Los Hathors: historia y Conceptos

Pedro González
Pedro González

Los Hathors no son originarios del planeta Tierra pero fueron los más importantes y principales mentores en las escuelas de los misterios del Ojo Izquierdo de Horus.

En la antigüedad, siempre estuvieron junto a nosotros para ayudarnos y mostrarnos el camino que debíamos seguir para desarrollar nuestra conciencia y equilibrar nuestra existencia terrenal. Siempre nos han amado con enorme cariño y aún lo hacen y lo profesan.

¿Quiénes son los Hathors?

Los Hathors siempre están dispuestos a permitirnos adentrar en los conocimientos que propicien nuestros avances en la búsqueda de la claridad y la superación.

No pudimos volver a verlos porque nuestras conciencias se fueron tornando cada vez más tridimensionales y no pudimos responder a todas las enseñanzas que nos brindaban. Se mantuvieron ajenos y apartados, mientras nosotros como seres humanos avanzábamos y progresábamos en nuestra existencia como especie.

Es ahora, tras haber crecido interiormente, tras haber alcanzado los niveles necesarios, que empezamos lentamente a verlos y a comunicarnos con todos ellos nuevamente. Con mucha intensidad y amplia claridad nos llegan todos los conceptos primigenios que han sostenido sus creencias desde más allá de todos los tiempos.

Es el esfuerzo y la comprensión profunda de sus principios los que nos harán acercarnos poco a poco a sus enseñanzas y preceptos, para aumentar nuestras conexiones con el cosmos.

¿De dónde provienen?

Los Hathors son seres de la cuarta dimensión y proceden del planeta Venus. Para nosotros es imposible verlos en el mundo de la tercera dimensión de Venus pero si armonizamos en la cuarta dimensión podremos encontrar una cultura maravillosa y rebosante de luz allí, que solamente espera de nuestro esfuerzo y atención para descubrirla.

Ellos custodian nuestro Sistema Solar y todos los alrededores y por su fantástica inteligencia consciente, la  mayor y más iluminada de todo el sistema, administran y protegen toda la vida que se abre bajo nuestro Sol. Ellos vigilan y protegen toda la vida y todo lo que florece y prospera en este Universo.

Y son protectores y defensores de nuestra Humanidad hasta el punto de que si algún extranjero pretendiera ingresar a nuestro sistema solar sin sus permisos, sería bloqueado en defensa nuestra. No se le permitiría la entrada. Cualquiera fuera el poder que desplegaran los intrusos, jamás podrían vencer el inmenso poder cósmico de nuestros protectores.

Todo extranjero que pretenda ingresar a nuestro sistema solar, deberá consultar con Venus antes de proseguir su viaje. Los Hathors deberán acceder a toda la información para extender los permisos.

Los Hathors son seres de inmenso amor y ese amor está en el nivel de la conciencia Crística. Para comunicarse utilizan los sonidos vocales y se destacan sus grandes orejas. No poseen absolutamente ninguna oscuridad. Son seres de pura luz. Son seres amorosos.

Los delfines se aproximan bastante, en sus sistemas de comunicación con los Hathors. Los delfines utilizan un sonar para casi todo y los Hathors emplean sus voces.

Nosotros fabricamos máquinas destinadas a alumbrar o calentar nuestros hogares y los Hathors emplean sonidos a través de sus propias voces para obtener esos resultados.

No se han podido encontrar muchas estatuas con rostros de los Hathors por la destrucción sistemática que de ellas hicieron los romanos. Creían que eran algún tipo de demonio o espíritu maligno y pocas fueron las que han sobrevivido a esas épocas.

¿Cómo son los Hathors?

Los Hathors miden entre tres y cinco metros de altura ya que se encuentran en el cuarto nivel de conciencia. Hace muchísimo tiempo que han estado ayudando a la gente de la Tierra y siempre bajo las influencias del Amor y su portentoso conocimiento de los sonidos y su propagación.

En una iniciación en Egipto, en la que participaron grandes maestros iluminados, fue creado el sínodo del Ankh y esto se constituyó en uno de los primeros de la Gran Pirámide y en eterno símbolo de la comunicación.

El Hathor produce un sonido que se hace sin pausas y que puede llegar a durar hasta una hora. Se emplea fundamentalmente para la sanación del cuerpo o la restauración-compensación de la Naturaleza.

La trascendencia y el alcance de esta técnica de curación, es similar a cuando nosotros decimos el Ohm y tenemos que respirar al mismo tiempo.

Los Hathors aprendieron a realizar sonidos sin detenerse, tomando el aire a través de la nariz, llevándolo luego a los pulmones y devolviéndolo, conscientemente. A la boca, cerrando el círculo de aire.

Esta ceremonia era llevada adelante por ellos para nuestra protección. Nosotros no habíamos alcanzado el nivel necesario de conocimientos para poder ejercer esa energía y ellos tomaron la iniciativa de protegernos para siempre.

La iniciación de los sonidos de Ankh fue una de muchas ayudas que recibimos de los Hathors a lo largo de nuestra existencia como humanos.

Testimonio y mensaje trascendental de los Hathors

Somos los Hathors y venimos en el Amor y traemos el sonido de un nuevo sueño de la realidad para vuestra Tierra. Si se encuentran listos para empezar la construcción de un nuevo mundo, los invitamos a que hagan un viaje de la mente y el corazón, para unirse a nosotros.

En cualquier momento podrán hacerlo pero es ahora cuando debes escucharnos. Escuchen con atención y acerquen sus espíritus a las creencias.

Nosotros los Hathors, somos vuestros hermanos y hermanas mayores. Estuvimos con ustedes desde hace eones y durante largo tiempo durante vuestra evolución en el planeta protegiéndolos y observando vuestros avances. Estamos ahora con ustedes y lo estaremos en el futuro, En el Amor somos Hermanos y Hermanas de la Luz.

Nuestra naturaleza es energética e interdimensional. Nuestro Portal de Acceso desde nuestro universo al vuestro es a través de Sirio y desde allí nos trasladamos eventualmente a todo el sistema solar y a los reinos etéricos de Venus, en donde se requiera nuestra actitud de luz, proyección y protección de la vida.

En el Egipto antiguo trabajamos, trascendimos y nos comunicábamos a través de la Diosa Hator y también más adelante, hicimos contacto con algunos Lamas Tibetanos que se encontraban en los primeros estadios del Budismo como religión.

Nosotros los Hathors, somos lo que ustedes denominan «civilización ascendida» pero somos un grupo de seres existentes en un campo de vibración específico, un poco más alto que el promedio de ustedes.

Vibramos a una velocidad y a una frecuencia más rápida que vosotros pero junto a vosotros. Somos parte del Misterio y parte del Amor que une y mantiene unido a todo el Universo y sabemos lo que estamos haciendo, y ya lo hemos hecho en el pasado.

Hemos crecido y evolucionado al igual que ustedes. Hemos ido ascendiendo hacia la Fuente del Uno, de Todo lo que Es. Hemos crecido atravesando el gozo y el sufrimiento y ahora nos encontramos un poco más arriba en el espiral del conocimiento y la consciencia que ustedes. Tenemos la capacidad de protección que ustedes necesitan y se las ofrecemos con todo el Amor del Universo.

Aquí estamos para ofrecerles todo lo que hemos aprendido como buenos amigos, mentores y compañeros de viaje en el camino que nos llevará indefectiblemente a recordar plenamente y para toda la Eternidad a Todo lo que Es.

No somos vuestros salvadores. Somos vuestros hermanos y hermanas que les ofrecemos todo cuanto sabemos. Pero lo ofrecemos libremente, sin presiones. Puedes tomarlo o dejarlo. Esa será tu opción.

La generalizada creencia de que se puede permanecer en el letargo y la inconsciencia para conseguir algo deseado, es simplemente una locura. Tienen que hacerse responsables de ustedes mismos y tendrán que hacer infinidad de cambios. La esperanza de que algo o alguien los salve o los venga a salvar, es definitivamente irreal.

La Ascensión es un proceso complejo y continuo de auto conocimiento, y alcanzar la maestría para todos los niveles requiere de la unión de todos esos niveles de vuestra existencia, para llegar potenciado a los niveles superiores.

La Diosa Hathor

Hathor es una antigua diosa egipcia que personificó los principios de la música, la alegría, el amor femenino y la maternidad.

Fue una de las deidades más importantes y populares a lo largo de la historia del antiguo Egipto. Era adorada tanto por la realeza como por la gente común. En las pinturas de su tumba se la representa como la «Señora del Oeste», celebrando a los muertos en la próxima vida.

El culto a Hathor es anterior al período histórico tanto como las propias raíces de la devoción a la diosa y por ello, muy difíciles de rastrear.

Hathor es representada como una diosa vaca con cuernos, entre los que se encuentra un disco solar. Hathor puede ser la diosa de la vaca que se representa épocas muy tempranas en Narmer y en una piedra de la dinastía 1 que sugiere su papel principal como la Diosa del Cielo.

En algunos templos de Hathor fueron encontrados ofrendas de frutos y estatuillas similares a las figuras de venus.

Hathor también fue asociado a la embriaguez y la diversión ya que era una de las resultantes de sus festivales. Las sacerdotisas de Hathor viajaban alrededor de las ciudades, cantando y bailando mientras los civiles recibían sus bendiciones.

Visto en Tomkenyon, por Pedro, redactor de la Hermandad Blanca

http://tomkenyon.com/quienes-s on-los-hathors

Mas artículos que te pueden interesar:

3 comentarios

    1. Hasta donde sé son seres multidimensionales que descendieron a la realidad de 4° dimensión cuando Sanat Kumara les llamó para activar el proyecto de Ascensión planetaria. Desde nuestra perspectiva deben ser seres de la 7° dimensión dada su cualidad casi angelical. Les recomiendo leer el Libro "el Gran Cambio" de Martiné Vallee donde aparecen publicadas canalizaciones de Kryon, María Magdalena y los Hathors y el Consejo Supremo de Sirio.

  1. He leido con detenimiento la información, en estoy tiempos hay que abrir muy bien los ojos y los oidos para discernir ante tanta información muchas veces contradictoria !. Por eso yo parto del principio de buscar la información dentro de nosotros mismos, mirar dentro de uno mismo y las respuestas van llegando. °. Por lo menos hay una pequeña referencia en el escrito a la ley del uno °. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx