Manipulación espiritual: qué es y cómo reconocerla

Alberto Rivas



Manipulación espiritual: qué es y cómo reconocerla

Hoy en día la búsqueda de la espiritualidad es cada vez más necesaria, y siempre es una buena noticia que lo sea. Sin embargo, cada movimiento o tendencia también tiene sus giros negativos; en este caso, manipulación espiritual.

Puede sonar extraño, pero la manipulación espiritual es más común de lo que piensas, y afecta a muchas personas sin que se den cuenta. Por eso es importante que se conozca en profundidad para poder detectarlo a tiempo.

¿Qué es la manipulación espiritual?


Este concepto básicamente alude al hecho de usar conceptos espirituales para manipular a otro para cuestionar su propia cordura, verdad o percepción. Es decir, cuando se abusa de cierta «superioridad» espiritual para acusar a otra de no actuar correctamente, para cuestionarla o, en última instancia, para hacerla actuar de manera diferente a sus propios deseos.

Es especialmente común en personas que han pasado por un largo viaje espiritual, pero que sin embargo no tienen curadas sus heridas más profundas y no las cuidan. Luego, sanan su conocimiento espiritual para tratar de manipular a los demás y alejarlos de su propia salvación con palabras espirituales brillantes y muy convincentes.

Es una dinámica que suele darse entre profesores y alumnos, ya que este último tiene una mirada de admiración sobre el profesor o guía, por lo que difícilmente lo cuestionará cuando haga ese tipo de comentarios. Sin embargo, no es el único espacio donde sucede. La manipulación espiritual también puede ocurrir en una relación romántica o de amistad.

Manipulación espiritual

Señales de que alguien está ejerciendo manipulación espiritual

Fuerte mentalidad de víctima;
Muy poca o ninguna autorresponsabilidad;
Enfatiza lo que «el espíritu dice» y otras generalidades, en lugar de compartir su propia verdad;
No tiene una actitud receptiva para escuchar la verdad, las elecciones o la experiencia de otro.

Qué hacer en estos casos

Lo primero es recordar dos cosas: que la persona que ejerce la manipulación espiritual no lo hace a propósito, y que su experiencia no implica que el camino de la espiritualidad no funcione.

Por ello, es fundamental descubrir este tipo de comportamiento y alejarse de él. Tener confianza en que, cuando la persona que ejerce la manipulación espiritual logre sanar real y profundamente sus heridas, eso dejará de suceder.

Y por último, buscar nuestro propio camino espiritual rodeándonos de personas comprometidas con él, y que puedan guiarnos desde el amor y el respeto.



FUENTE: https://www.wemystic.com/es/manipulacion-espiritual/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx