Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Cursos Gratuitos » Cómo prevenir las enfermedades mentales

Cómo prevenir las enfermedades mentales

CURSO DE SALVACIÓN             Unidad 3: Lo psicológico.    Objeto de aprendizaje 3: La  mentalidad

La Ciencia Mental  y La Ciencia Cristiana fueron dos movimientos idealistas que surgieron en el siglo XIX como posibilidades inmediatas y demostrables,  con la intención de liberar  de las limitaciones naturales y materiales que controlaban todas las formas, ignorando el factor tiempo y pasando por alto los procesos evolutivos y también el punto de desarrollo de la persona implicada; su posición estaba basada en el deseo, ansioso e innato del ser humano común, de comodidad y armonía física, disimulando el innato egoísmo de su presentación de la verdad con el concepto de que todo es para la eterna gloria de Dios. Indudablemente, desaparecerán las enfermedades y los impedimentos físicos de cualquier tipo, pero esto sólo sucederá cuando el alma del individuo controle, y la personalidad se convierta en un autómata del alma, tal como el cuerpo físico es en la actualidad el autómata de la naturaleza emocional, de la mente y, ocasionalmente (y sólo muy ocasionalmente para la mayoría de las personas), del alma.

Sólo cuando el alma, consciente y en colaboración con la personalidad, construya el templo del cuerpo y luego lo mantenga totalmente iluminado, desaparecerán las enfermedades; esta construcción sin embargo es un proceso científico, y en las primeras etapas del discipulado (o sea el momento en que el alma comienza a aferrarse a su instrumento, la personalidad) conduce inevitablemente al conflicto, a una creciente tensión, y frecuentemente se agravan las enfermedades y la desarmonía. Esta desarmonía y enfermedad conduce necesariamente a dificultades y sus consiguientes efectos indeseables, que serán superados, pero -durante este reajuste- mientras se registran y expresan, habrá mucha angustia física y sicológica y grandes dificultades, mayores y menores, que la humanidad parece haber heredado.

Esta sexta ley es muy sencilla, pero da la clave de las causas de la enfermedad y la razón de una establecida inmortalidad; ha sido entendida gracias a los aportes de la semiótica y la cibernética, ciencias que reemplazaron los infundados y falsos sistemas idealistas.

OBJETIVOS

 

  • Determinar las causas en casos de  enfermedades  tipo  V.
  • Establecer relaciones  entre  alma, mente y personalidad.
  • Definir acciones de promoción y  prevención frente a las enfermedades  mentales.
     

LEY VI

Cuando las energías constructoras del alma están activas en el cuerpo, entonces hay salud, amplia interacción, pura y correcta actividad. Cuando los constructores son los señores lunares y los que trabajan controlados por la Luna, a las órdenes del yo personal inferior, entonces hay enfermedad, mala salud y muerte.

ACTIVIDAD INTRODUCTORIA: la mente radiactiva

20171001 jariel id133119 Jessica Jones - Cómo prevenir las enfermedades mentales - hermandadblanca.org

John Nash es un estudiante de matemáticas de la universidad de Princeton. Su inspiración viene cuando él y sus compañeros estudiantes de posgrado discuten cómo abordar un grupo de mujeres en un bar. Nash argumenta que un enfoque cooperativo podría conducir a mejores posibilidades de éxito, esto da lugar a un nuevo concepto de dinámica de juegos. Nash se vuelve cada vez más obsesionado con la búsqueda de patrones ocultos, desarrollando esquizofrenia. Una mente brillante es una película de drama biográfico estadounidense del año 2001. Basada en la novela homónima de Sylvia Nasar, que fue candidata al Premio Pulitzer en 1998, cuenta la vida de John Forbes Nash, ganador del Premio Nobel de Economía en 1994.

Jessica Jones es una adolescente más del Instituto Midtown, que tuvo un accidente de tráfico quedando expuesta a un contenedor radioactivo que transportaba un convoy del ejército. Sus padres y su hermano murieron al estrellarse el coche y Jessica quedó en coma. Seis meses después, Jessica se despertó del coma y fue internada en el orfanato Hogar Moore. Afortunadamente, poco después el matrimonio Jones la tomó en adopción, ya que Mrs. Jones perdió a sus padres cuando tenía su edad y se sentía identificada con Jessica. Siguiendo un trágico fin a su breve carrera como la super-heroína Joya, Jessica Jones trata de reconstruir su vida como una detective privada, lidiando con casos que involucran a personas con habilidades destacadas en la ciudad de Nueva York. Jessica Jones es una serie de televisión de 2016.

  • Después de ver la película y la serie en relación con la mente y la radiactividad, responder las siguientes preguntas: Cómo se logra una mente brillante o radiactiva? Cuál es la diferencia entre mente y personalidad? Cuál es el origen de las enfermedades mentales?

La doble versión que todos tenemos (Bi-verso) es el efecto secundario de una tensión yuxtapuesta entre el universo atómico y la materia oscura. Lo que había en el comienzo eran dos “cristales” de materia oscura que, como consecuencia de la colisión entre ellos, se dispersaron en todas las direcciones en el momento mismo del Big Bang. El Yin y el Yang expresados a través de dos cristales. Todos los seres vivos estamos dotados de dos ‘cristales de conciencia’: un aspecto del Yin original, llamado ‘Cristal de Diseño’, que transforma los datos de los neutrinos en la realidad física del cuerpo y de la vida, y un aspecto del Yang original, llamado ‘Cristal de Personalidad’, que transforma los datos de los neutrinos en el potencial de una conciencia auto-reflectante y hay una fuerza que mantiene la integración: la fuerza del corazón, el monopolo magnético.

Gracias a la semiótica comprendemos “lo que significa algo para alguien” y es por lo tanto portador de sentido. Gracias a la ciencia de la gestión, comprendemos el flujo y el reflujo para interpretarlo como un estado de resultados: un flujo de efectivo. Los sabios y santos establecieron los signos para que pudieran percibirse en ellos visualmente los fenómenos. Añadieron los diagnósticos con el fin de mostrar el éxito o el fracaso (salud o enfermedad).

ACTIVIDAD UNO: El Sol, Yang

20171001 jariel id133119 Cristales - Cómo prevenir las enfermedades mentales - hermandadblanca.org

 

El Sol representa el fundamento y el principio de la luz. Lo luminoso se designa como Yang. Entendemos por Señor solar a la equilibrada energía del Alma.

PUBLICIDAD GOOGLE

Un proyector representa la conciencia pura del espíritu como ‘presencia’ encarnada en el cuerpo. De ahí, que su signo sea la amargura cuando no se siente reconocido por aquellos que ostentan el poder y lo utilizan sin consideración por el impacto que sus acciones tienen sobre la vida de los demás.

 

En el centro coronario es donde se alzan todos los interrogantes que cualquier ser humano jamás haya formulado. Es paradójico, que toda la sofisticación conceptual que los seres humanos hemos desarrollado durante los últimos 90.000 años haya surgido de nuestra capacidad de formularnos una y otra vez las mismas tres preguntas que se originan en este centro asociado a la glándula pineal; ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿para qué estoy aquí?  Las personas que tienen el centro coronario definido tienen una capacidad metafísica asombrosa que les permite vivir toda una vida elucubrando obsesivamente sobre una hipótesis que pudiera solventar estas cuestiones tan trascendentes para la conciencia humana. Esta misma inquietud obsesiva es la que les compele a mantener la consistencia en sus estructuras conceptuales, y a formularse una y otra vez la misma cuestión.  Por el contrario, la conciencia de las personas con el centro coronario sin definir, que son el 70% de la población humana, va saltando de una cuestión a la otra, siempre preocupadas por adivinar si otros pensarían lo mismo en su lugar. Esto les arrastra no sólo a identificarse con modelos homogéneos de pensamiento y a dar prioridad a lo que menos importa, sino que cada vez que actúan en consecuencia de lo que piensan se alejan más y más de su verdadero dilema individual. Allí encontramos  signos de sinceridad, éxito o fracaso.

En el centro básico es donde nacen todas las presiones naturales que provienen del cuerpo en forma de necesidad, deseo y pasión. Cuando el centro de la raíz está definido, entonces el portador está naturalmente equipado para sostener la presión cuando las circunstancias no le son favorables. Su capacidad de esperar con paciencia por momentos más oportunos, confiando en su capacidad de reaccionar y responder de manera improvisada, le confieren un aplomo natural y le ayudan a crecerse ante la adversidad.  En cambio, los portadores de diseños con la Raíz sin definir se aceleran mentalmente, confundiendo la adversidad momentánea y transitoria de las circunstancias con un recorte de su libertad personal. Esa ‘prisa por ser libre’ les hace tomar los problemas de los demás como excusa para vivir huyendo de sí mismos y luchando contra las limitaciones del mundo material. Allí encontramos signos de progreso, separación, asociación, pérdida, serenidad, paciencia, placer, alegría y moderación.

El centro ajna es un centro conceptual que se proyecta en el tiempo a través del lenguaje, lo que provoca que la naturaleza física del miedo original se transforme aquí en ansiedad mental. Aquellos que tienen el Ajna sin definir en su diseño son quienes más profundamente sufren la ansiedad de no alcanzar nunca certeza conceptual absoluta respecto a nada, excepto del simple hecho de seguir siendo mortales. Esta ansiedad interior les hace vivir con el temor constante de que otros puedan demostrar que ‘en el fondo’ están equivocados, o peor, que no saben nada, lo cual les compele a intentar compensar esa vulnerabilidad intelectual con la actitud de quien pretende estar siempre seguro de todo lo que piensa y dice. Allí encontramos signos de discernimiento, concordia, simpatía, renovación, determinación, fatalidad.

Todos los fenómenos que experimentamos cotidianamente en nuestras vidas, son un reflejo de nuestra  (in)capacidad de gestionar la presión intrínseca al simple hecho de estar vivos, y de despertarnos cada mañana en el plano material y mundano de la existencia humana. Vivimos sometidos simultáneamente a las presiones de la mente y a las del cuerpo. Las primeras nos confrontan con la incertidumbre respecto al futuro, mientras que las segundas nos ‘recuerdan’ constantemente nuestra condición de mamífero sofisticado.

Cada uno de los 8 centros tiene una función mecánica muy específica en su manera de contribuir al reconocimiento que tenemos de la gestión productiva y creativa de estas presiones, así como del modo en que se manifiestan en el centro  laríngeo. Como veremos, 2 de los 4 centros motores tienen funciones mecánicas binarias.

Desde 1781 se han ido incrementando los datos científicos que avalan que el miedo, lejos de ser una emoción, es un ‘bloqueador’ del sentimiento que secuestra la conciencia individual de las personas hasta arrastrarlas a comportamientos infantiles y catárticos, cuando no abiertamente agresivas e incluso criminales. La llamada ‘inteligencia emocional’ ya no es un concepto nuevo ni siquiera ‘revolucionario’, sino algo que colorea el espíritu de la enseñanza en muchas escuelas del mundo más moderno. En la emoción está el potencial para reconocer la realidad social en la que cada individuo tiene que aprender a integrarse potenciando simultáneamente su propia identidad y carácter.

Una personalidad es un ser humano totalmente integrado y las crisis que se le presentan en la vida proporcionan esos puntos de tensión que oportunamente permiten avanzar hacia una mayor experiencia y efectividad espirituales. Una crisis se produce debido a cierto hábito mental desarrollado en el vehículo; sólo es superado con el tiempo, por cierta costumbre y ritmo ejercidos. El surgimiento de un ritmo subjetivo particular, permite al ser humano superar la crisis y capitalizar la oportunidad.

  • Establezca relaciones entre intención,  tensión e intensidad.

 

ACTIVIDAD DOS: La luna, Yin

 

20171030 jariel id133119 prevenir las enfermedades mentales nueve centros - Cómo prevenir las enfermedades mentales - hermandadblanca.org

La luna representa el fundamento y el principio de la oscuridad, lo oscuro se llama Yin. Por señores lunares entendemos a la energía negativa de la materia oscura.

Un reflector al igual que la Luna, nunca se manifiesta de manera directa, la luz de su Yo es reflejo de la que emiten momento a momento quienes entran y salen de su aura.

El bazo es el centro de conciencia del cuerpo. El cuerpo no razona, y los ‘mensajes’ a través de los cuales nos transmite su conciencia existencial en el presente, nos llegan en forma de ‘sensaciones’ a través de la percepción más espontánea de nuestros sentidos, derivadas por ejemplo de la intuición (acústica), del instinto (olfativo) y del gusto (visual). Estas funciones operan siempre de manera consistente y fija en las personas que tienen el centro del bazo definido en su diseño individual, lo que las hace ser y sentirse siempre capaces de detectar los peligros ‘a tiempo’ y tomar las medidas necesarias para neutralizarlos.  En cambio, en las personas con el bazo sin definir, la intuición, el instinto y el gusto son sistemas de alarma que suelen quedarse dormidos en los momentos de mayor peligro, lo que provoca en estos individuos una sensación permanente de inseguridad existencial, que les arrastra a aferrarse a cualquier vínculo humano que les ofrezca la sensación de protección y seguridad que no saben procurarse a sí mismos. Allí encontramos signos de corrupción, tensión, perseverancia, unión, abundancia, destino, influencia.

El plexo solar opera a través de una ola de energía que fluctúa constantemente entre el placer  (esperanza, felicidad, comunión, pasión) y el dolor (tristeza, angustia, ira, amargura, vacío, rechazo, separación). Aunque sea algo que nos confunda, las emociones son el medio a través del cual la vida distribuye ‘justicia’ entre todos los miembros de nuestra especie. La única diferencia esencial es de gestión, en el sentido de que la inteligencia emocional, lejos de bloquear el sentimiento por miedo a perder el control, respira desde la paciencia, y no se deja cegar por el embate energético de la ola primaria de las emociones. Allí encontramos signos de discordia, belleza,  claridad, confusión, tolerancia, cambio, efectividad.

El centro sacro es el motor del que se sirve la vida para reproducirse a sí misma en todas las especies, y por tanto el 70% de seres humanos que tienen este centro definido en su diseño son un representante genuino de las diferencias de género que mantuvieron desde siempre el vigor del imperativo genético de la reproducción en la especie humana. Además de servir de agentes para la reproducción de la especie, los portadores de definición en este centro disponen de la energía para generar y acumular los recursos necesarios para nutrir la vida de quienes dependen de ellos. El 30% de seres humanos que tienen el sacro sin definir trabajan sin saber cuándo ya es suficiente, en un intento por resolver las cuestiones de la supervivencia de una vez por todas y para siempre. Allí encontramos signos de originalidad, paciencia, sugestión, ecuanimidad, nutrición, angustia, poder, rectitud, recogimiento. La originalidad se nos presenta como dificultad inicial.

  • Establezcan relaciones entre el bazo, los  centros solar y laríngeo.

ACTIVIDAD TRES: La creatividad.

20171001 jariel id133119 Discado directo - Cómo prevenir las enfermedades mentales - hermandadblanca.org

 

 

La creatividad emerge gracias al equilibrio de tensión entre las fuerzas polares. El cielo se relaciona con la calidad, la tierra con la cantidad. El orgullo eleva, emula al cielo, la humildad sigue el modelo de la tierra. Lo proactivo obra en lo masculino, lo reactivo obra en lo femenino. La serenidad en el corazón corresponde a la índole de lo proactivo, la ansiedad en el pensamiento corresponde a la índole de lo receptivo. Mediante la serenidad se adquiere una supervisión del éxito o el fracaso (ventura y la desventura), mediante la preocupación se adquiere la posibilidad del perfeccionamiento.

Un generador  encarna un poder personal que, al emanar de la fuente misma de la vida, el centro sacro, le permite sentirse perfectamente cómodo en cualquier encuentro entre iguales que se juntan para construir algo. De ahí, que los fundamentos de su salud mental y física dependan del amor que le tiene al trabajo que realiza. Un manifestador utiliza como fuente de poder el centro laríngeo. Los manifestadores planifican lo que quieren hacer antes de hacerlo. De ahí, que por mantenerse dentro del ámbito de lo políticamente correcto, simplemente hagan lo que tienen que hacer sin informar a nadie de nada. Los fundamentos de su salud mental y física se encuentran su corazón: el amor como fuerza de voluntad.

El generador y el manifestador representan el YIN y el YANG del poder personal y de su uso. Un creador equilibra esas dos polaridades. Una persona creativa empieza a despertar su centro cardíaco y desde allí dirige la fuerza de voluntad hacia el cielo y su sensibilidad hacia la tierra, para lograrlo ha de desenredar la trama que hay en su corazón a partir de una fuerte conmoción.

El centro laríngeo es el centro de la manifestación y de la comunicación, que no son la misma cosa que hacer y hablar. Hacer por no saber estarse quieto tiende a ser síntoma de una simple compulsión energética, y hablar tantas veces no es más que un modo de liberarse de la ansiedad provocada por las presiones mentales mal gestionadas. La gestión correcta de las presiones mentales y físicas es lo que marca la diferencia entre lo uno y lo otro en la vida de cada persona. La capacidad de expresión de este centro incluye todas las formas de lenguaje no verbal que se transmiten a través del aura.  Según a qué otro centro se conecte en un diseño, la laringe define la cualidad fija que hay en la voz de cada ser humano, así como la (in)consistencia de todo lo que expresa. Todos podemos identificar la diferencia entre una voz racional y otra emocional, entre una voz espontánea y otra existencial, entre una voz materialista y posesiva, y otra más ovárica y testicular. Allí encontramos signos de solidaridad, abstención, emotividad, contemplación, depresión, deseo, retroceso, expansión, reunión, deber.

El centro cardíaco es el responsable de la dirección que toma nuestro vehículo en cada encrucijada que nos encontramos en la vida, porque su propósito es el de mantenernos alineados con la totalidad de la cual formamos parte, ya que el Centro cardíaco representa el microcosmos que encarnamos cada uno de nosotros en relación al macrocosmos del cual todos formamos parte. Dónde nos encontramos determina mucho más quién creemos ser que nada de lo que recordamos ni nada de lo que proyectamos. Es el modo en que cada uno de nosotros ocupa su tiempo y su espacio, y la manera en que lo que somos queda fielmente representado independientemente de la conciencia –subjetiva u objetiva– que tengamos de ello. Todo lo humano se define a través del centro cardíaco; la identidad de lo humano, el modo en el que identificamos y representamos lo humano, la dirección y la orientación evolutiva de todo lo que asociamos con lo ‘humano’. Aquí es donde lo humano se potencia o se debilita en función de la orientación holística de la conciencia individual de cada cual. Aquí es donde experimentamos el amor con mayúsculas, porque es aquí donde encontramos el principio de unidad, que es la esencia mecánica del amor. El amor con mayúsculas no es una idea, como tampoco es un sentimiento. El amor es la fuerza primordial que lo mueve todo.  Mecánicamente, podemos decir que la fuerza del amor se manifiesta a través de un principio magnético. Allí encontramos signos de voluntad, sensibilidad, disciplina, conducta, equidad, modestia, autenticidad, crecimiento.

El corazón nos provee de la fuerza de voluntad para reaccionar egoístamente ante las necesidades físicas y materiales de nuestro cuerpo (hambre, frío, tacto, sexo, etc.), lo cual crea un conflicto psicológico con la necesidad de sentirnos amados e integrados en el grupo social al que  pertenecemos, donde se nos inculcan desde pequeños los valores altruistas que nos hacen reconocer la importancia de encajar con los demás en un modelo más ‘civilizado’. Como consecuencia de este condicionamiento social, ante la imposibilidad real de llegar a eliminar el egoísmo del corazón humano, todos aprendemos a negarlo ante nosotros mismos, y a ocultarlo a los ojos de los demás, antes de haber cumplido los siete años de edad. Allí encontramos los signos de conmoción, desenlace, enseñanza y justicia.

El corazón nos trae el reconocimiento y la comprensión de la unidad esencial de todos los seres y nos proporciona la capacidad de identificación, entonces las cualidades de la luz: la comprensión compasiva, la irradiación ardiente y la pureza, nos muestran claramente cuál es la verdadera naturaleza del amor, es decir, una energía o fuerza impersonal según el caso, unificadora e impersonal, intuitiva y colaboradora. La cualidad magnética del alma magnetiza al corazón evocando así la respuesta al plexo solar. Esta es la puerta de entrada a la Conciencia Crística, que el corazón refleja e imparte a la vida individual. El trabajo del aprendiz se lleva a cabo dentro del infranqueable círculo de la Mente Universal; esta frase sólo expresa lo que abarca el pensamiento, los planes y el propósito de un Ser planetario o solar. La cualidad del acercamiento que el aprendiz aporta al trabajo, se extrae, como energía pura, del centro cardíaco del Ser planetario; es amor puro, con su inevitable corolario, sabiduría y comprensión, que le proporcionan la visión interna del plan. El poder que puede aplicar a la tarea lo extrae de la comprensión que tiene del propósito del Ser planetario, iniciándose esta tarea expansiva y omnincluyente en secuencias graduadas y se lleva a cabo por la influencia que ejerce la creciente percepción del aprendiz y de su acrecentada sensibilidad a la impresión.

PUBLICIDAD GOOGLE
  • Establezca relaciones entre los centros ajna, cardíaco y laríngeo.

SOBRE MAGNETISMO Y RADIACIÓN

 

20171008 jariel id133119 prevenir las enfermedades mentales Prisma - Cómo prevenir las enfermedades mentales - hermandadblanca.org

REGLA 2: Todo salvador  ha de  adquirir pureza magnética a través de la pureza de vida. Debe lograr esa dispersiva irradiación que se manifiesta en todo hombre que ha vinculado los centros de la cabeza. Cuando se ha establecido tal campo magnético, entonces surge la irradiación.

En las antiguas Lemuria y Atlántida la mente estaba prácticamente pasiva y en realidad casi no funcionaba; sólo ahora, en la actual raza aria, está comenzando a dominar la naturaleza mental del hombre, por consiguiente corresponde dar la nueva y moderna interpretación de las reglas basadas en la mente.

El campo magnético se establece cuando la poderosa vibración del centro que se halla delante del cuerpo pituitario y el que se halla alrededor y arriba de la glándula pineal, entra en la órbita de cada uno. El único punto de controversia, es cómo y de qué modo debe ser adquirida la pureza magnética y cómo los dos centros en la cabeza pueden formar conjuntamente un campo magnético.

Hoy, en nuestra raza aria, la pureza magnética no depende de las disciplinas físicas, sino, para una mayoría, de las disciplinas emocionales; pero en el caso del verdadero curador de la nueva era, depende de “la zona magnética iluminada de la cabeza”. Esto proporciona un campo de actividad para el alma, que actúa a través de los centros de la cabeza, enfocándose en el campo magnético que éstos abarcan. Cuando todos los poderes del cuerpo y la atención dirigida del  salvador se hallan centrados en la cabeza, y cuando el cuerpo  emocional está pasivo y la mente es un transfusor activo de la energía del alma, a los tres centros de la cabeza, entonces tenemos una establecida irradiación o emanación de energía, constituyendo una poderosa fuerza durante la salvación. La irradiación es intensa, pero no tanto “desde el aspecto familiar” de la luz, sino por lo que abarcan sus emanantes rayos de energía activa que llegan al paciente y energetizan el centro necesario.

Cuando lo permite el karma o canon de vida del paciente, estos rayos de energías (que emanan desde el campo magnético de la cabeza del curador) se convierten en lo que se llama una “irradiación dispersiva”, pudiendo expulsar las fuerzas que crean o  agravan la enfermedad. Cuando esta irradiación dispersiva es Incapaz (debido al destino del paciente) de obtener la curación física, no obstante ser dirigida para disipar las dificultades sutiles, tales como cualquier forma de temor, desequilibrio emocional y ciertas dificultades sicológicas, entonces se agranda enormemente el problema que el paciente enfrenta.

Los salvadores harían muy bien en recordar que cuando los tres centros de la cabeza están vinculados, y por lo tanto se ha establecido el campo magnético y hay irradiación, el salvador puede entonces emplear el centro ajna corno agente directriz para esta “irradiación dispersiva”. Es interesante observar que los dos centros mayores de la cabeza (correspondientes a  la intención-intuición, o el alma) son los centros coronario y alta mayor y corresponden esotéricamente a los agentes distribuidores de los ojos derecho e izquierdo, como lo son las dos glándulas de la cabeza: la pineal y la pituitaria. En consecuencia tenemos en la cabeza tres triángulos, de los cuales dos son distribuidores de energía y el tercero distribuidor de fuerza.

 

20171008 jariel id133119 prevenir las enfermedades mentales Determinantes de la salud - Cómo prevenir las enfermedades mentales - hermandadblanca.org

Ha sido muy difícil describir la naturaleza de la imperfección de la energía del Señor de quinto rayo. En la actividad de esta energía que se manifiesta principalmente en el quinto plano o mental, se hallará eventualmente el origen de muchos desórdenes sicológicos y trastornos mentales. Separación es la característica sobresaliente -separación dentro del individuo o entre el individuo y su grupo, transformándolo en antisocial. Otros resultados son ciertas formas de insania, lesiones cerebrales y esas brechas en la relación entre el cuerpo físico y los cuerpos sutiles, que se manifiestan como la imbecilidad y trastornos sicológicos. Otro tipo de enfermedad, que aparece como resultado de esta fuerza de quinto rayo, es la migraña, causada por la falta de relación entre las energías que se hallan alrededor de la glándula pineal y la glándula pituitaria.

Las principales enfermedades llamadas mentales, rara vez tienen que ver con la mente misma, y son:

1.            Enfermedades del cerebro.
2.            Desórdenes del plexo solar.
3.            Predominio emocional.
4.            Clarividencia y clariaudiencia prematuras.
5.            Obsesión.
6.            Carencia de mente.
7.            Insensibilidad anímica.

Esta amplia generalización no se refiere a ese tipo de enfermedades que involucran la mente y el cerebro. A medida que toda la raza humana sea regida por el Señor solar, el dios Sol, el Alma, entonces los ciclos de la Luna, irán perdiendo paulatinamente sus malignos efectos y desaparecerán diversas dolencias neuróticas y enfermedades mentales, hoy tan prevalecientes.

En nuestro diseño, los tres elementos, el cielo, la tierra y lo humano, tienen una ubicación específica dentro del cuerpo. El monopolo magnético reside en el esternón (glándula timo), y nos mantiene integrados en la ilusión creada de existir por separado, infiriendo de ese modo nuestra dirección individual en la vida. El cristal de diseño está alojado dentro del cráneo (glándula pituitaria), y es la inteligencia que regula la vitalidad y el mantenimiento del cuerpo. El Cristal de Personalidad reside fuera del cuero cabelludo (glándula pineal), y es la inteligencia que nos permite reconocer ‘quién creemos ser’. El Cristal de Diseño es el Vehículo (o cuerpo), el monopolo magnético es el Conductor que nos presta un servicio y el Cristal de Personalidad, ‘quién creemos ser’, es el ‘Usuario’. Gracias a la efectividad en la gestión de las emociones  potenciamos el despertar de la conciencia individual de cada ser humano a la presencia de ese ‘Usuario’.

En términos informáticos, se establece una relación entre el servidor (alma)  y el usuario (personalidad). La mente es al cerebro, lo que el programa es al ordenador. La mente es la que lleva programada el patrón de diseño de la personalidad.

TRASTORNOS MENTALES TRASTORNOS DE PERSONALIDAD

Delirium-Demencia. Esquizofrenia

Estados de ánimo. Ansiedad. Depresión

Paranoide. Esquizoide. Esquizotípico. Narcicista

Obsesivo-compulsivo
 

En la actualidad hay una gran diferencia entre los trastornos mentales y los trastornos de personalidad. Los primeros están asociados al concepto de estado mental, mientras que los segundos a los rasgos de personalidad. Los discípulos del mundo están integrando la personalidad y estableciendo contacto con el alma.

La OMS definió en el año 2015 la salud mental como “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

Los principales trastornos de la población adulta se derivan de la depresión mayor, la distimia, la ansiedad, el abuso y la dependencia al alcohol. La depresión representa el 4,3% de la carga mundial de morbilidad y se encuentra como una de las principales causas mundiales de discapacidad.

  • Proponga actividades para la promoción y prevención de la salud mental.

 

REFERENCIAS:

 

Alice Bailey. Tratado sobre los siete rayos.

Rusell Ackoff: Cápsulas de Ackoff. Administración en pequeñas dosis.

Walter Riso. Terapia cognitiva.

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)

Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend