Home » Sabiduria y Conocimiento » Realmente aspiramos a la PAZ? La Voluntad por Lina Cristiano

Realmente aspiramos a la PAZ? La Voluntad por Lina Cristiano

Bambujapones

¿Realmente aspiramos a la PAZ? ¿Es Paz lo que queremos y fomentamos?……por Lina Cristiano

En estos días en consulta con uno de mis pacientes de Coaching, me dijo que lo más quería en este momento era tener PAZ, y que quería enfocarse enrestablecer su Paz……Inspirada por el extraodinario e interactivo desarrollo de esa consulta escribo estas palabras….

Todos decimos que queremos Paz, que estamos a favor de la Paz, lo decimos fácilmente como decimos cualquier otra cosa, sin embargo, una pregunta interesante es ¿hasta qué punto la promuevo ó la obstaculizo? ¿Hasta qué punto no hago más que sostener una batalla campal perpetua en mi mente con mi vida, con lo que me acontece, con los demás, con lo que sea que ocurra? Hay algo que es definitivo y además determinante, la Paz se encuentra y comienza dentro de ti, y una vez conquistada allí, estarás en condiciones de extenderla a tu vida y a todo lo que te rodea……

PUBLICIDAD GOOGLE

Si nos detenemos a auto-observarnos, ¿podemos percatarnos de la confrontación que sostenemos con lo que sentimos, con los que otros dicen ó hacen, con la experiencia que estoy teniendo, con cualquier cosa? ¿Podemos llegar al punto de ser concientes de hasta qué punto más que esa supuestamente anhelada paz, no hacemos más que sostener y promover guerra?

Cuando internamente podemos observar y nos percatamos  de esto, entonces podemos comenzar a restablecer esa Paz que todos, sin excepción anhelamos, aún cuando algunos no estén concientes de ello. La resistencia que ofrecemos a lo que ocurre tanto dentro como fuera de nosotros, las suposiciones, la crítica, los juicios y las historias que fabricamos a su alrededor, los veredictos que dictaminamos acerca de nosotros mismos, acerca de los demás, acerca de  lo que ocurre como implacables jueces con el martillo en mano, ¿es esto Paz? ¿es esto estar a favor de la armonía y la paz? Esto es lo que necesitamos reconocer e identificar, y si realmente aspiramos a la Paz, entonces una vez hecho esto, podremos intervenir conciente y deliberadamente para redefinirlo, para sacar la bandera blanca, y dirigirnos directamente a restablecer la Paz, tanto dentro como fuera de nosotros…. Así, respiramos profunda y lentamente, nos rendimos, y sentimos ese espacio de aceptación humilde de lo que es tal como es, ese espacio iluminado, sosegado, apacible que no conoce de luchas, debates, divisiones, argumentaciones, confrontaciones ni razones…..sólo sabe de unidad y luz …..

La Voluntad…..Por Lina Cristiano

Esa fuerza interna que nos moviliza a ordenar, decidir hacer y llevar a término lo que nos planteamos, sin embargo, requiere conciencia y claridad de propósito. La Voluntad es un ingrediente clave para nuestro crecimiento y progreso. La Voluntad nos permite perseverar en el logro de nuestros objetivos  por encima de las circunstancias, por encima de las propias y humanas limitaciones y vulnerabilidades, porque es una fuerza interna que se encuentra por encima de eso. Con la Voluntad tomamos el mando, dejamos de postergar y de justificar esas postergaciones, y lo logramos cuando sabemos muy bien que lo que queremos hacer es importante, tiene significado y sentido para nosotros, es bueno para nosotros, y muchas veces, también para otros. Sin embargo, cuando las tentaciones de la apatía, la postergación, la pereza, los temores, el estado de ánimo, el aferramiento al “status quo” irrumpen, es la Voluntad la nos permite elevarnos por encima de ellos, impidiendo que tomen el control de nuestras acciones, y concedamos prioridad a aquello que tenemos planteado realizar, e ir más allá de lo que pudiéramos utilizar como una excusa que retiene y pospone nuestras iniciativas y proyectos.

Siendo auto-responsables, todo lo que hemos realizado en nuestra vida ha sido el resultado del ejercicio de la Voluntad, y lo que no hemos logrado realizar proviene de la falta de ella, sin excusas. Lo que no has hecho, no lo has hecho porque no has querido, punto. Simplemente has preferido ó elegido hacer otra cosa, así de sencillo, esa es la verdad, sin adornos, sin excusas. ¿Cuántas veces hemos dicho: lo quiero hacer, pero aún no me decido? ¿Cuántas veces decimos: me gustaría montar tal negocio, me gustaría hacer voluntariado, me gustaría hacer Terapia, me gustaría estudiar tal cosa, y no lo hacemos?

Las justificaciones, las excusas, la pereza, la apatía, el “status quo” y la postergación llegan a ser un obstáculo enorme al momento de pretender que lo que no hemos realizado se deba a cualquier otra razón que la falta voluntad.

El ser humano cuando realmente se decide a hacer algo, puede llegar a ser tremendamente creativo e innovador, sin excusas!!!.

PUBLICIDAD GOOGLE

Quien se plantea determinadas iniciativas y proyectos es uno mismo, y se los plantea porque le motivan, porque tiene significado para nosotros, porque hemos evaluado su coincidencia con nuestros intereses y valores, porque está alineado con lo que somos y deseamos para nuestra vida, del mismo modo, que el impulso, la  lealtad y perseverancia que ofrecemos ó no a su realización es responsabilidad nuestra, y ese impulso, esa lealtad, esa decisión activa, esa perseverancia proviene de la Voluntad. Tomar una decisión debe contener el ejercicio de la Voluntad para concretarla y efectivamente llevarla a cabo, convertir esa decisión en una experiencia tangible, de otro modo, es solo una idea, una fantasía, no más que eso, y ahí se queda.

No podemos siquiera imaginarnos el tremendo desgaste de energía que involucra la falta de Voluntad en nuestra vida, esa sensación de tener algo pendiente y no hacerlo de una vez por todas, esa sensación que muchas veces llega a ser una tremenda incomodidad que podríamos muy bien engañarnos considerándola como algo normal. El ser humano tiene la tendencia a acostumbrarse a cualquier cosa, y en muchos casos, ni siquiera llega a percatarse de aquello a lo que se ha acostumbrado, y mucho menos del daño que se hace.

La falta de Voluntad obra en contra de tu progreso, te mantiene estancado, esclavizado, atenta contra tu natural creatividad e impulso vital, que requieren del apoyo de tu conciencia.

La Voluntad es como un músculo, cuanto más la ejercites más se fortalecerá, tener la fortaleza interior para ejercitarla día tras día con perseverancia requiere disciplina, temple, confianza y fé en uno mismo,  ¡decídete y hazlo!!! Porque convertir esto en un hábito siempre redundará en enormes beneficios y múltiples satisfacciones tanto para ti y como para los que te rodean.

Lina Cristiano

Terapeuta / Coach

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Un comentario
  1. User comments

    Gracias Rosa por facilitar y completar el camino, quisiera compartir lo que me ha sucedido en este momento leyendo el articulo:

    vienen las imagenes del comienzo y desarrollo de este caminar a traves de la transformacion de la conciencia, el cuerpo y el corazon dentro de un mismo plano que incluye el gran espejo del alma que son las relaciones (animales, ambiente, humanos), y puedo ver claramente una antigua y constante lucha del bien contra el mal, expresado por ejemplo, en despertar a la gran fuerza de la inercia, despertar del sufrimiento constante, etc, hasta llegar al ultimo eslabón que es la separatividad de dios. Para resumir y simbolizar estas condiciones y integrar muchas mas, digamosle fuerza evolutiva e involutiva.

    El caminar y recorrer todos los mundos que incluyen estas dos fuerzas inevitablemente llegamos a la claridad que son infinitas cada una en su naturaleza, no terminan, cada vez que entras en la conciencia de un punto, aparece otro mayor que lo contiene, por lo que el viaje sigue y sigue en expansion como mismo es la naturaleza de nuestro universo cosmico vivo.

    Asi uno de esos puntos de conciencia ha sido esta eterna lucha de "erradicar la oscuridad" o la fuerza involutiva de nosotros y del mundo cierto? siendo una tematica muy cotidiana en muchas visiones y practicas espirituales de todas las culturas. Asi visto aparece paradojico ya que en un primer momento esto es lo que nos genera el "impulso del despertar" a una realidad mayor y mejor, pero luego se vuelve una tonica que puede llevarnos al adormecimiento sutil de una realidad mayor, que justamente es lo que toca en el punto del articulo, la verdad, esa verdad que se esta constantemente renovando moviendo de un punto de vista a otro, que abre puertas a lo desconocido, o bien abre puertas al reconocimiento de lo que conocimos y olvidamos alguna vez, en fin. La sintesis me lleva a ver que esa fuerza involutiva tiene tanto poder como la evolutiva, que responde a las mismas leyes del universo que finalmente las contiene a ambas, ha llegado el momento de darle una mano a esa "fuerza involutiva" con la que tanto hemos luchado durante eones, y descubrir que es un aspecto inevitable del universo y que merece toda la piedad y la misericordia del aspecto evolutivo del universo y que no daremos paso firme y duradero hacia las dimensiones evolutivas que se aproximan, sin antes descubrir y abrazar con el amor que nos proporciona la conciencia divina a esta fuerza que tanto hemos rechazado y sin darnos cuenta la seguimos apartando de dios, señalandola como indeseable, oscura, erradicable.

    Desde aqui surge otra claridad acerca de la voluntad, que tanto cuesta sostener a través del tiempo y sobre todo a niveles colectivos. Esta surge a través del mismo despertar, hacia cualquier ambito, nivel o tipo de necesidad. Examina desde la "no voluntad" cual es la necesidad mas proxima a tu realidad y tendras un impulso hacia un nuevo despertar, que te llevara a otro y otro, hacia un nivel que incluye el anterior, siempre hacia lo que es necesario. Esos despertares se convierten en el motor de la voluntad que mueve montañas, las personales, las colectivas y las universales. Es dificil hoy por hoy, cultivar cualidades que no se tienen naturalmente, el universo esta facilitando hoy para que despertemos a lo que si es real, lo que es un hecho en nuestras vidas, esa realidad en nuestro mundo interior tambien cambia constantemente. Despertar a nuestra verdad es un salto evolutivo, es conciencia personal al servicio de la conciencia universal.

    Y justamente esa verdad cambia tan solo al tomar contacto profundo con ella, en este caso de la voluntad, el solo hecho de "ver que no hay voluntad disponible" en mi, y quedarse ahi descubriendo sus multiples aspectos, finalmente llena de luz, a modo de conciencia, una dimension de nuestro ser, de nuestra existencia que es "a imagen y semejanza" de nuestro creador, de ese universo que nos vio y nos ayudo a nacer.

    VER, SENTIR, Y EXPERIMENTAR MAS ALLA DE LAS CLASIFICACIONES DEL CUERPO MENTAL Y CON LA AYUDA DEL AMOR UNIVERSAL ES EL CORAZON DE LA LUZ Y LA LIBERTAD, EL INCLUIR EN ESE AMOR DIVINO TODO EL GRAN UNIVERSO QUE LLEVAMOS DENTRO EN DONDE ESA FUERZA INVOLUTIVA ES PARTE DEL TODO QUE SOMOS. ESTE CAMINAR Y RECONOCER TODOS LOS ASPECTOS DEL SER QUE SE FUNDEN EN EL CORAZON DE DIOS GENERAN IMPULSOS INIMAGINABLES HASTA EN EL RINCON MAS LEJANO DEL UNIVERSO CONOCIDO Y DESCONOCIDO….

    muchas gracias rosa.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend