Reflexiones: Los 7 pecados capitales

Estudio Luminica
Estudio Luminica

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 01 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Los 7 pecados capitales, al igual que la mayoría de mis reflexiones, que surgen de las preguntas que me genera cada tema en particular, en este caso al pensar en estos pecados me pregunto: ¿Cuál es el origen de esta clasificación?, ¿Por qué son siete y no más o menos?, ¿Por qué son pecado?, ¿Por qué se les considera capitales?, ¿Qué relación tienen con los 10 mandamientos?, si es que la tienen.

¿Cuál es el origen de los 7 pecados capitales?

En relación con su origen, la primera versión de esta lista se le atribuye al monje y asceta cristiano Evagrio Póntico, o Evagrio El Monje, también apodado El Solitario, quien los denominó “los vicios malvados”. La diferencia con la versión actual es que El Monje incluía en su lista 8 vicios: Gula, Ira, Avaricia, Lujuria, Tristeza, Vanagloria, Orgullo y Apatía o Acedia. Mientras que la lista actual, instituida en el siglo VI por el Papa Romano Gregorio Magno incluye siete pecados: Gula, Ira, Avaricia, Lujuria, Envidia, Pereza y Soberbia. El Papa Gregorio incluyó el vicio de la Tristeza en el pecado de la Pereza (Apatía o Acedia) y en el pecado de la Soberbia incluyó los vicios del Orgullo y la Vanagloria.

¿Por qué son 7 y por qué se consideran pecado?

En cuanto a porqué siete y no más o menos, me atrevería a especular que tal cantidad se debe a la importancia que tiene este número en la biblia, tanto en el antiguo como en el nuevo testamento, en los cuales aparece más de 700 veces, indicando que la cantidad justa a utilizar en determinadas circunstancias es precisamente 7 o un múltiplo de 7, como 77 o 7 veces 7. Se considera que el número siete es símbolo de perfección y plenitud, tomando en cuenta que Dios descansó el séptimo día después de la creación.

En lo que respecta al porqué se consideran pecado estos comportamientos, es necesario entender que es un pecado de acuerdo con la visión de la iglesia. En este sentido la iglesia Católica considera dos tipos de pecado:

  • Pecado Venial: Se opone levemente a la ley o precepto. Es de fácil remisión. Puede ser perdonado. Amerita un castigo temporal expiado por confesión o en el Purgatorio y no excluye al pecador del Reino de Dios.
  • Pecado Mortal: Causa la muerte espiritual y eterna del pecador, excluyéndolo del Reino de Dios. Para que un pecado sea mortal, se requieren tres condiciones:
  1. Tener como objeto una materia grave, lo cual significa que transgrede alguno(s) de los 10 mandamientos.
  2. Ser cometido con pleno conocimiento.
  3. Ser cometido con deliberado consentimiento.

Esta clasificación es propia de la iglesia, porque para Dios toda transgresión a su ley es pecado y amerita un castigo, el cual será definido en el juicio final y cuyo perdón solo Dios lo puede dar. Aunque para los cristianos Jesucristo expió todos nuestros pecados con su muerte en la cruz.

En este sentido los siete pecados capitales serían pecados mortales, al cumplir con las tres condiciones de estos. Más adelante veremos cómo cada uno de ellos transgrede la ley de Dios en alguno(s) de sus 10 mandamientos.

El motivo por el cual se califican como pecados capitales se debe a que son la raíz o la fuente de otros pecados que se cometen para satisfacerlos.

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 06 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Descripción de los 7 pecados capitales 

Ahora bien, hasta ahora se ha dado respuesta a las cuatro primeras preguntas del párrafo inicial, faltaría dar respuesta a ¿cómo se relacionan esos 7 pecados con los 10 mandamientos de la ley de Dios?, pero antes me parece importante describir en qué consiste cada uno de ellos.

Soberbia

Decidí comenzar por este pecado porque para muchos es la raíz de la cual surgen y se alimentan los otros pecados. En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (DRAE) se define como: “Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros. Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás. Cólera e ira expresadas con acciones descompuestas o palabras altivas e injuriosas”. Todas estas descripciones se pueden resumir como: “sentirse superior” y manifestarlo en el comportamiento. La virtud contrapuesta a este pecado es la Humildad y algunos asocian este pecado a la influencia del demonio Lucifer, por su pretensión de ser superior al propio Dios.

Gula

El DRAE lo define como: “Exceso en la comida o bebida, y apetito desordenado de comer y beber”. Actualmente la gula se identifica con la glotonería. En el pasado cualquier forma de exceso podía caer bajo la definición de este pecado. El mismo se refiere al consumo excesivo de manera irracional e innecesaria. La virtud que se contrapone a este pecado es la Templanza y algunos lo asocian a la influencia del demonio Belcebú (Beelzebú o Beelzebul).

Lujuria

El DRAE lo define como: “Deseo excesivo del placer sexual. Exceso o demasía en algunas cosas”. Sin embargo, su alcance se ha circunscrito a los pensamientos excesivos de naturaleza sexual, o un deseo sexual desordenado e incontrolable. En la actualidad se considera lujuria a la compulsión sexual o adicción a las relaciones sexuales. La Castidad es la virtud que se contrapone a este pecado y algunos lo asocian a la influencia del demonio Asmodeo, por su obsesión lujuriosa por Sara descrita en el “libro de Tobías” .

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 03 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Pereza

El DRAE lo define como: “Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados. Flojedad, descuido o tardanza en las acciones o movimientos”. La Pereza también se asocia a la Tristeza del Alma. El perezoso es incapaz de hacerse cargo de su propia existencia. La Laboriosidad es la virtud contrapuesta a este pecado, el cual se asocia con la influencia del demonio Belfegor  o Baal-Peor/Baal el Peor en la Biblia.

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 05 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Ira

El DRAE lo define como: “Sentimiento de indignación que causa enojo. Apetito o deseo de venganza. Repetición de actos de saña, encono o venganza”. Está asociado a sentimientos de odio, intolerancia, enfado y agresividad. Su descontrol puede generar asaltos y homicidios. La Paciencia es la virtud que se contrapone a la Ira, la cual se asocia a la influencia del demonio Amon. En mi artículo sobre “La Ira”  comparto información más detallada sobre la naturaleza de esta emoción considerada pecado por la iglesia católica e incluyo algunas recomendaciones de cómo afrontarla.

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 07 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Envidia

El DRAE lo define como: “Tristeza o pesar del bien ajeno. Emulación, deseo de algo que no se posee”. Pero no solo se limita al deseo de tener lo que el otro posee, sino el deseo de que el otro no lo tenga, lo que implica desear y disfrutar del mal ajeno. Además, no se limita al deseo de bienes materiales, sino de cualquier bien que el otro posea. La virtud que se contrapone a la envidia es la Caridad y el demonio que se asocia con este pecado es el monstruo marino “Leviatán”

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 04 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Avaricia

El DRAE lo define como: “Afán desmedido de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas”. Este pecado desencadena comportamientos egoístas, deslealtad, traición, corrupción, engaños  y otros comportamientos que solo buscan el beneficio personal, sin importar el daño causado a otras personas. La Generosidad es la virtud que se contrapone a este pecado, el cual se asocia a la influencia del demonio Mammon, término utilizado en el Nuevo Testamento para expresar riqueza.

hermandad blanca reflexiones 7 pecados capitales juan sequera 02 reflexiones los 7 pecados capitales i222894

Relación de los 7 pecados capitales con los 10 mandamientos

La respuesta a esta pregunta la podemos encontrar en el “Catecismo de la Iglesia Católica” , que es la guía doctrinal de la iglesia, en la cual podemos ver los pecados específicos contra cada uno de los 10 mandamientos que actualmente la iglesia difunde a sus fieles para ser cumplidos, los cuales son los siguientes:

  1. Amarás a Dios por sobre todas las cosas.
  2. No tomarás el nombre de Dios en vano.
  3. Santificarás las fiestas.
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
  5. No matarás.
  6. No cometerás actos impuros.
  7. No robarás;
  8. No dirás falso testimonio ni mentiras.
  9. No considerarás pensamientos ni deseos impuros
  10. No codiciarás los bienes ajenos.

Así tenemos lo siguiente:

  • Soberbia: La Vanagloria, que es una manifestación de Soberbia, el DRAE la define como: “Jactarse del propio valer u obrar”, transgrede el 8vo mandamiento. El Orgullo, que es otra manifestación de soberbia, el DRAE lo define como: “Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que suele conllevar sentimiento de superioridad”, transgrede el 10mo mandamiento.
  • Gula: Los excesos contra la salud, como la Gula, son pecado contra el 5to mandamiento.
  • Lujuria: Este pecado constituye un acto impuro que transgrede directamente el 6to mandamiento.
  • Pereza: La Acedia, que es una manifestación de la pereza, el DRAE la define como: “Pereza, flojedad”, transgrede el 1er mandamiento. También puede transgredir el 3er mandamiento en caso de no cumplir con la asistencia a misa los domingos o no cumplir con las fiestas de guardar.
  • Ira: Constituye una transgresión a la defensa de la paz, que va en contra del 5to mandamiento.
  • Envidia: Este pecado transgrede directamente el 10mo mandamiento.
  • Avaricia: Al igual que la Envidia, este pecado va en contra de lo establecido en el 10mo mandamiento.

Toda esta información me lleva a concluir que el deseo y el exceso son la combinación perfecta para conducirnos a estos pecados. Si revisamos cada uno de ellos, en todos hay un excesivo deseo de algo: En la Soberbia, el deseo de ser superior; en la Gula, de comer y beber sin control; en la Lujuria, de disfrutar de placeres sexuales de manera descontrolada; en la Pereza, de no ocuparse de nada, ni siquiera de la propia existencia; en la Ira, de venganza y de agredir a quien la provoca; en la Envidia, de poseer el bien ajeno y en la Avaricia, de adquirir y poseer riquezas en forma desmedida.

En mi artículo sobre “Los obstáculos (1) en los caminos de Dios” hablo sobre el deseo como uno de esos obstáculos que nos dificultan nuestro camino de regreso al creador y también incluyo la pereza, la vanidad y el orgullo dentro de esos obstáculos, explicando en cada uno de ellos cuales son, desde mi punto de vista, las fuentes que los alimentan y cómo afrontarlos para poder seguir avanzando en nuestro camino.  

_____________________

Referencias

http://www.bibleclaret.org/bibles/lbnp/AT/19Tob.pdf

https://hermandadblanca.org/reflexiones-la-ira/

https://es.wikipedia.org/wiki/Leviat%C3%A1n

https://www.info-catolica.com/articulos/pecados-contra-los-mandamientos-de-dios-resumen/

https://hermandadblanca.org/por-los-caminos-de-dios-reflexiones-sobre-nuestra-busqueda-espiritual-los-obstaculos-i/

https://hermandadblanca.org/escuchado-los-siete-pecados-capitales/

https://hermandadblanca.org/que-es-el-pecado-te-consideras-un-pecador/

https://www.upa.edu.mx/descargas/upa_centro_informacion/aportaciones/sesion8.pdf

https://desdelafe.mx/noticias/sabias-que/cuales-son-los-7-pecados-capitales/

_______________________

Autor: Juan José Sequera. Autor de la Hermandad Blanca

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx