Home » Sabiduria y Conocimiento » Terapia craneosacral

Terapia craneosacral


COLRES DEL AURA.
La terapia cráneo-sacral nos permite atender a la función del sistema nervioso central (SNC) y observar las distintas pulsaciones producidas en el cuerpo cuando dicho sistema funciona sin tensiones membranosas y acompañado de un movimiento óptimo de los huesos craneales. Este movimiento o respiración óseo-craneal deseado se produce gracias al pulso constante que el líquido cefalorraquídeo ejerce sobre el cráneo.

El sistema cráneo-sacral es un sistema fundamental en el cuerpo humano ya que por él pasa casi toda la información nerviosa. Podríamos asegurar que aquí se encuentran los niveles mental, emocional y espiritual del ser humano, lo cual resulta de suma importancia.

Todos los tejidos del cuerpo se mueven produciendo diferentes ritmos que se pueden palpar con manos sensitivas. Todos estamos familiarizados con los ritmos respiratorio y cardíaco, pero no con el ritmo llamado Mecanismo Respiratorio Primario (MRP). El MRP es una respiración interna y profunda, que  entra en acción antes de la respiración pulmonar y es fundamental para el conjunto del organismo (se puede palpar hasta 15 min. post mortem). Se expresa con diferentes niveles de percepción: el ritmo cráneo- sacral (o impuso rítmico craneal), el ritmo medio y la marea larga (long tide).
La Terapia Cráneo- Sacral: más allá del masaje

La Terapia Cráneo- Sacral es un suave, delicado y profundo trabajo corporal que restablece el equilibrio psicosomático y potencia el poder de autocuración de nuestro cuerpo. No es una técnica de masaje, sino un trabajo corporal y emocional que accede a través de las manos del terapeuta al sistema cráneo-sacral, que está en intima relación con los sistemas nervioso, musculoesquelético, vascular, endocrino y respiratorio. El terapeuta cráneo-sacral ha aprendido a leer e interpretar el ritmo en diferentes partes del cuerpo, recibiendo información de los posibles desajustes y fulcros de inercia del sistema.

A través de la terapia craneosacral, trataremos de normalizar las estructuras fisiológicas del cráneo, columna vertebral, el sacro-cóccix y todo el cuerpo. Nuestro trabajo como terapeutas se fundamenta en el conocimiento de las articulaciones de toda la bóveda craneal, del rostro y del sacro, en sistemas membranosos intracraneales y exocraneales y por supuesto en el sistema circulatorio y muscular y en algo de neurología. A través de estos sistemas influenciaremos en todas las demás estructuras internas, como órganos y vísceras.

Cuando ya tenemos todo este conocimiento lo aplicamos a los movimientos de la bomba hidráulica del líquido cefalorraquídeo. Lo que pretendemos es que esta bomba hidráulica funcione correctamente por todo el organismo, con lo cual aplicaremos unos toques suaves y trabajaremos principalmente con nuestra intención, para restablecer el movimiento inherente que existe en todo nuestro organismo gracias al movimiento respiratorio primario o impulso rítmico craneal.

Cada órgano o tejido de nuestro cuerpo ocupa un espacio cómodamente y dispone de cierta movilidad, palpitación o vibración. Estos son aspectos que denotan salud y vitalidad. La falta de movilidad y de flujo y reflujo de los órganos es debida en su mayoría por la restricción de la membrana ocasionada por adhesiones de sus fibras, o sea que las fascias se tensan y se quedan agarrotadas y esclerotizadas. Esto es debido por, traumatismos físicos o por defectos posturales, o por el estrés emocional o por cortocircuitos mentales, que por tanto nos bloquean y tensan las meninges o fascias. El tejido fascial y las cadenas musculares tienen que tener una buena comunicación desde un extremo, (por ejemplo los pies) hasta el otro extremo, (la cabeza).

PUBLICIDAD GOOGLE

La fascia es el tejido blando componente del tejido conectivo que, formando una matriz tridimensional continua, se extiende sobre el cuerpo humano permitiendo su integración estructural y funcional. La fascia penetra y/o rodea todos los órganos, músculos, huesos y fibras nerviosas creando un medio interno único para el adecuado funcionamiento de los diferentes sistemas.

Cualquier traumatismo por impacto es amortiguado por el cuerpo en general, pero el la mayoría de los casos deja una huella en forma de ondas de choque en el tejido fascial. A este patrón de tensión se le suele acumular otro y esto provoca un desequilibrio en el movimiento respiratorio primario o IRC. Estas líneas o remolinos de tensión son una causa muy importante de cualquier problema de salud tanto física como mental-emocional y espiritual. Estas líneas de tensión afectan directamente al campo de energía humano o aura humana y a la vez al sistema integral de salud del ser humano. Es como la muerte silenciosa y la causa principal de la escasa evolución espiritual de muchas personas. El tema sobre cómo nos afectan en nuestro Ser global es amplio y poco estudiado por la ciencia actual, aunque yo estoy seguro y te puedo asegurar que tú, tu Yo Soy profundo y único no puede aflorar hasta que limpies y equilibres todos tus cuerpos tanto físicos como energéticos. Por supuesto realizar este trabajo te dará una vitalidad, salud y conexión con el conocimiento y la verdad que serám duraderos y eternos.

Las energías del Ser humano, emociones, pensamientos, sentimientos son las encargadas de alimentar y dar forma al tejido fascial. El punto de enlace entre el Alma-Espíritu del Ser humano y su cuerpo físico es el sistema fascial y, aquí, es donde se debe de producir la verdadera curación. Cualquier sistema holístico de curación va directamente a sanar y relajar el sistema fascial. La psicoterapia, el reiki, el masaje, la osteopatía, la oración, la meditación etc. son medios para relajar el sistema fascial.

Todos tenemos líneas de fuerza y tensión que nos están tirando y retorciendo el sistema fascial y este a su vez deformando la estructura global del cuerpo humano afectando de manera importante a los micro agujeros por donde pasa los nervios y el sistema nervioso. Un nervio pelliscado es un nervio con problemas. Los traumatismos físicos y los traumas psicológicos afectan directamente al tejido fascial, creando líneas de fuerza y deprimiendo la calidad de este tejido fascial. Esto crea un circulo vicioso de retroalimentación que, lenta y silenciosamente va afectando a la salud integral del Ser humano.


La energía es la base de toda la vida, de todo lo que podemos ver y de todo lo que no podemos ver y, nosotros como partes del Universo, también estamos formados de energía.
La medicina energética se basa en relacionar los principios básicos de la energética con la energía que fluye a través de nuestros cuerpos y, mantenerla en equilibrio con el fin de crear un estado óptimo de salud y, prevenir la enfermedad”

Estoy convencido que muchas o casi todas estas enfermedades son o tienen una componente muy grande psicológico y, por tanto energético.

Voy a explicarme algo sobre mi teoría o mi manera de ver las cosas:

Las emociones y los pensamientos tienen energía y ésta tiene una vibración. Ésta vibración puede ser más sutil y vibrante y por tanto más luminosa, o menos sutil y, por tanto de vibración más baja y con menos luz.

Esta energía afecta a nuestro sistema corporal sobre todo a través del tejido fascial o aponeurótico que envuelve todo el organismo y a todos los niveles. Desde los huesos hasta la piel todo es un inmenso tejido fascial. Este tejido es muy vulnerable al campo energético humano, a sus energías, a sus vibraciones.

Este tejido fascial se tensa, se comprime y se deprime si tus energías son de baja vibración e incluso si simplemente tienes confusión mental, dudas racionales o conflictos emocionales..


El cuerpo a lo largo de la vida se convierte en un almacén de las creencias y de las emociones que hemos ido adquiriendo y cargando en nuestras espaldas. Las experiencias emocionales y las creencias psicológicas dan forma a nuestros tejidos corporales. Las fascias y el tejido conjuntivo son verdaderos almacenadotes de la energía humana, tanto emocional o mental, en una memoria de los tejidos, que como pequeñas minas, van minando nuestro cuerpo.

PUBLICIDAD GOOGLE

Por ejemplo un sentimiento de rabia o de ira se almacena en el tejido fascial, formará parte de nuestro cuerpo y de nuestra existencia, por mucho tiempo. Todas o la mayoría de las o hijos que han tenido conflictos en la relación de sus padres, divorcios y demás, tienen afectado el sistema craneosacral en sus membranas craneales, su movimiento respiratorio primario óptimo e ideal está distorsionado hasta que realice terapia craneosacral. Ni que decir tiene las personas con traumas psicológicos graves y los drogadictos o alcohólicos.

Los niños con problemas de aprendizaje, que no se concentran y en la escuela todo les va mal, también tienen su sistema craneal muy afectado y por tanto su sistema nervioso y circulatorio craneal no funcionará en plenas condiciones. Estos seres con el sistema craneosacral distorsionado son personas con un alto riesgo en padecer falta de energía, de autoestima, y un montón de defectos psicológicos, así como caer en las drogas y demás. Si el impulso rítmico craneal u onda energética no circula de manera equilibrada por todo el cuerpo, en base a su línea media y con una expansión y contracción rítmica, podemos dejar partes del aura o campo energético humano débiles. Estas zonas con escasez de energía se convierten en agujeros por donde se pueden instalar energías insanas de cualquier tipo.

Las tensiones del tejido fascial tienen su correspondencia con líneas de energía perturbadas en el aura de la persona. El tejido fascial es el eslabón entre lo físico y lo energético del ser humano, están íntimamente relacionados y ligados. Por eso si tú sanas tu campo energético humano, mejoras tu tejido fascial y relajas este sistema tan importante para la salud físico, mental y espiritual. La verdadera medicina tendría que ser basada en este principio, relajar las tensiones del tejido fascial y permitir al impulso rítmico craneal y a la energía humana que circule libremente por todo el organismo.

Toda enfermedad tiene un nudo de energía retorcido alrededor del aura del paciente, y por tanto sanar el campo energético humano y disolver estos nudos de energía es la verdadera salud integral del ser humano. Los chakras se estropean, se colapsan se desgarran y se enganchan y va directamente al tejido fascial que produce verdaderas molestias y problemas que la medicina no controla ni entiende. Todos tenemos chakras débiles y o desviados por culpa del tejido fascial que lleva nuestras tensiones físicas o emocional-mental. Tan solo cada uno tendría que repolarizar, recargar de energía cada línea de su cuerpo que observara con tensión. Es un trabajo muy interesante de interiorización, meditación, colocar tus manos en los extremos de una línea de tensión y dejar que circule tu energía, repolarizando eléctricamente, energéticamente cada zona de tu cuerpo con dolor tensión. El tejido fascial es muy ionizable y, con tu voluntad y energía humana, tu solo puedes reorganizar tu campo de energía o campo de información. Todos tenemos una sabiduría y un potencial interno a desarrollar. Recuerda todo es luz y energía y esta es muy fácil de dirigir y redireccionar a voluntad.
Con esto consigues que tu energía humana aumente y fluya libremente, lo cual te vas convirtiendo en un ser humano autentico en todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual. Despiertas tu verdadera naturaleza de luz, de energía y tus poderes innatos se van desarrollando, estas conectado con tu esencia, materializas lo que deseas y eres inmensamente feliz.


Las energías del Ser humano, emociones, pensamientos, sentimientos son las encargadas de alimentar y dar forma al tejido fascial. El punto de enlace entre el Alma-Espíritu del Ser humano y su cuerpo físico es el sistema fascial y, aquí, es donde se debe de producir la verdadera curación. Cualquier sistema holístico de curación va directamente a sanar y relajar el sistema fascial. La psicoterapia, el reiki, el masaje, la osteopatía, la oración, la meditación etc. son medios para relajar el sistema fascial.

Todos tenemos líneas de fuerza y tensión que nos están tirando y retorciendo el sistema fascial y este a su vez deformando la estructura global del cuerpo humano afectando de manera importante a los micro agujeros por donde pasa los nervios y el sistema nervioso. Un nervio pelliscado es un nervio con problemas. Los traumatismos físicos y los traumas psicológicos afectan directamente al tejido fascial, creando líneas de fuerza y deprimiendo la calidad de este tejido fascial. Esto crea un circulo vicioso de retroalimentación que, lenta y silenciosamente va afectando a la salud integral del Ser humano.

La energía es la base de toda la vida, de todo lo que podemos ver y de todo lo que no podemos ver y, nosotros como partes del Universo, también estamos formados de energía. La medicina energética se basa en relacionar los principios básicos de la energética con la energía que fluye a través de nuestros cuerpos y, mantenerla en equilibrio con el fin de crear un estado óptimo de salud y, prevenir la enfermedad” Estoy convencido que muchas o casi todas estas enfermedades son o tienen una componente muy grande psicológico y, por tanto energético. Voy a explicarme algo sobre mi teoría o mi manera de ver las cosas: Las emociones y los pensamientos tienen energía y ésta tiene una vibración. Ésta vibración puede ser más sutil y vibrante y por tanto más luminosa, o menos sutil y, por tanto de vibración más baja y con menos luz. Esta energía afecta a nuestro sistema corporal sobre todo a través del tejido fascial o aponeurótico que envuelve todo el organismo y a todos los niveles. Desde los huesos hasta la piel todo es un inmenso tejido fascial. Este tejido es muy vulnerable al campo energético humano, a sus energías, a sus vibraciones. Este tejido fascial se tensa, se comprime y se deprime si tus energías son de baja vibración e incluso si simplemente tienes confusión mental, dudas racionales o conflictos emocionales.

El cuerpo a lo largo de la vida se convierte en un almacén de las creencias y de las emociones que hemos ido adquiriendo y cargando en nuestras espaldas. Las experiencias emocionales y las creencias psicológicas dan forma a nuestros tejidos corporales. Las fascias y el tejido conjuntivo son verdaderos almacenadotes de la energía humana, tanto emocional o mental, en una memoria de los tejidos, que como pequeñas minas, van minando nuestro cuerpo. Por ejemplo un sentimiento de rabia o de ira se almacena en el tejido fascial, formará parte de nuestro cuerpo y de nuestra existencia, por mucho tiempo.

Todas o la mayoría de las o hijos que han tenido conflictos en la relación de sus padres, divorcios y demás, tienen afectado el sistema craneosacral en sus membranas craneales, su movimiento respiratorio primario óptimo e ideal está distorsionado hasta que realice terapia craneosacral. Ni que decir tiene las personas con traumas psicológicos graves y los drogadictos o alcohólicos. Los niños con problemas de aprendizaje, que no se concentran y en la escuela todo les va mal, también tienen su sistema craneal muy afectado y por tanto su sistema nervioso y circulatorio craneal no funcionará en plenas condiciones. Estos seres con el sistema craneosacral distorsionado son personas con un alto riesgo en padecer falta de energía, de autoestima, y un montón de defectos psicológicos, así como caer en las drogas y demás. Si el impulso rítmico craneal u onda energética no circula de manera equilibrada por todo el cuerpo, en base a su línea media y con una expansión y contracción rítmica, podemos dejar partes del aura o campo energético humano débiles. Estas zonas con escasez de energía se convierten en agujeros por donde se pueden instalar energías insanas de cualquier tipo.

Las tensiones del tejido fascial tienen su correspondencia con líneas de energía perturbadas en el aura de la persona. El tejido fascial es el eslabón entre lo físico y lo energético del ser humano, están íntimamente relacionados y ligados. Por eso si tú sanas tu campo energético humano, mejoras tu tejido fascial y relajas este sistema tan importante para la salud físico, mental y espiritual. La verdadera medicina tendría que ser basada en este principio, relajar las tensiones del tejido fascial y permitir al impulso rítmico craneal y a la energía humana que circule libremente por todo el organismo. Toda enfermedad tiene un nudo de energía retorcido alrededor del aura del paciente, y por tanto sanar el campo energético humano y disolver estos nudos de energía es la verdadera salud integral del ser humano. Los chakras se estropean, se colapsan se desgarran y se enganchan y va directamente al tejido fascial que produce verdaderas molestias y problemas que la medicina no controla ni entiende.

Todos tenemos chakras débiles y o desviados por culpa del tejido fascial que lleva nuestras tensiones físicas o emocional-mental. Tan solo cada uno tendría que repolarizar, recargar de energía cada línea de su cuerpo que observara con tensión. Es un trabajo muy interesante de interiorización, meditación, colocar tus manos en los extremos de una línea de tensión y dejar que circule tu energía, repolarizando eléctricamente, energéticamente cada zona de tu cuerpo con dolor tensión. El tejido fascial es muy ionizable y, con tu voluntad y energía humana, tu solo puedes reorganizar tu campo de energía o campo de información. Todos tenemos una sabiduría y un potencial interno a desarrollar.

Recuerda todo es luz y energía y esta es muy fácil de dirigir y redireccionar a voluntad. Con esto consigues que tu energía humana aumente y fluya libremente, lo cual te vas convirtiendo en un ser humano autentico en todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual. Despiertas tu verdadera naturaleza de luz, de energía y tus poderes innatos se van desarrollando, estas conectado con tu esencia, materializas lo que deseas y eres inmensamente feliz.

Juan Carlos . Extraido de :  www.energiacraneosacral.com

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
4 comentarios
  1. User comments

    Muchas gracias esta muy interesante ,…Namaste

  2. User comments
    ma. de jesus cobos p

    Gracias,es una informacion muy interesante , ya comense a estudiarla , gracias por compartir su sabiduria. GRACIAS.

  3. User comments
    Abel Herrera Castell

    Estimado Juan Carlos. Tengo el gusto de felicitarte por tu trabajo. Es excelente tambien he vistio tu sitio en Internet y agradesco mucho que compartas tu conocimiento.

    Tambien quiero preguntarte si tienes algún DVD que me ayude a aprender la tecnica craneosacral ya que yo me encuentro en México.

    Recibe un abrazo de luz.

  4. User comments

    Hola, gracias a vosotros. Existe un dvd de terapia craneosacral, en ingles y yo no lo tengo. Haremos algo para encontrarlo.

    Se puede aprender en esta web http://www.energiacraneosacral.com

    Aprender a percibir las tensiones en el tejido fascial es y será lo más importante que a muchos se nos pasa desapercibido. Se puede ayudar a muchos demostrandole sus puntos flojos que jeneran verdaderas tensiones en todo el cuerpo y de ahi al cuerpo emocional y mental, etc.

    Si alguien quiere podemos hacer un pequeño diagnostico a distancia. Necesitaria nombre, fecha y donde vive.

    Gracias

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend