Tu alma: evita compararla con otras

Fanny Zapata
Fanny Zapata

Queridos lectores, en este mensaje del Arcángel Miguel, nos insta a evitar la comparación de tu alma con otras. Esto no te ayuda a recorrer tu camino, por el contrario, te detiene.

«¡Queridos! ¡Soy el Arcángel Miguel!

Este mes ha sido de gran energía, un mes muy atípico, mucha energía de muy alta vibración está llegando al planeta. 

Y cada uno de ustedes está sintiendo físicamente la llegada de estas vibraciones: cansancio, pesadez, dolores corporales. Por eso les recomendamos a menudo que beban mucha agua.

woman g59829f2ab 1280 no compares tu alma arcangel miguel i380701

Tu alma siente la gran cantidad de energías que llegan a la Tierra durante este mes. Fuente: Pixabay.

Cada frecuencia que llega está desencadenando diversos procesos en sus células; nada más y nada menos que la activación de todas las partes de vuestro ADN que están bloqueadas.

Este tipo de reacción no es igual para todos, algunos de vosotros ya habéis soltado gran parte, otros soltarán muy lentamente.

Todo depende del viaje del alma

La liberación de estas hebras de ADN depende del viaje de cada alma, de dónde se encuentre cada una. La energía llega igual para todos en el planeta, pero no reacciona de la misma manera en todos los cuerpos del planeta. Así que no se comparen, no estén mirando lo que le sucede a su vecino.

Afortunadamente, no tienes acceso a donde están todas las almas. Imagínate que tuvieras un marcador y pudieras saber quién está más evolucionado, quién está menos evolucionado. Si esto fuera posible, los de evolución superior no podrían permanecer allí, porque la misma vibración de los inferiores los derribaría también. 

Esto es inherente al ser humano, por muy evolucionado que seas, la comparación con los demás es innata en ti. Siempre está la preocupación de si eres mejor o peor que el otro.

Pero por sabiduría divina, no lo sabes. Puedes sospecharlo, debido al viaje de esa persona, pero realmente no sabes dónde se encuentra en el camino. Solo el Padre / Madre Dios y los Seres de Luz pueden tener acceso a esa información.

Y dependiendo del mérito de esa alma, de las acciones practicadas por ella, esos obstáculos más insignificantes serán removidos del camino, ya que no traerán ningún beneficio ni lección, solo están ahí para interponerse. Por ello se van eliminando. Así, muchas personas comienzan a decir que la vida mejora gradualmente, y se debe a que estos pequeños obstáculos innecesarios se están quitando del camino.

Digamos que cada alma tiene un equilibrio interior, donde las acciones positivas se acumulan en el lado derecho del equilibrio y las acciones negativas en el lado izquierdo. 

Y así es como esa alma se muestra al universo. 

Les puedo asegurar a cada uno de ustedes, que ningún alma tiene el lado izquierdo vacío, porque de ser así, es que ya está extremadamente evolucionada, como en el caso de Sananda.

Un alma así ya no tiene acciones negativas en la balanza, y ha podido transmutar todo lo que estaba mal durante el viaje que ya ha realizado. Ese es el caso de María y de los Maestros Ascendidos.

Su caminar por el lado positivo fue tan intenso, que el lado negativo se vuelve casi nulo y no hay más peso en la balanza.

Así es como creas tu caminata. Cada acción positiva, cada evolución, por pequeña que sea, se agrega a esa placa de la derecha, la placa positiva. 

Y si esta placa comienza a volverse extremadamente pesada en relación al lado izquierdo, proporcionalmente, ese valor en el lado izquierdo disminuirá. Hasta que llegue a un punto en el que esté listo para ascender

Entonces, la preocupación ahora no es mirar al otro, ni compararse con él. Todo el mundo tiene sus propias escalas, y ciertamente no eres tú quien ve esos valores.

Aligera tu camino con buenas vibraciones

Así que si os mantenéis elevados, practicando buenas acciones, buenos pensamientos, buenas vibraciones, seguro que el camino se vuelve más ligero, porque lo estás haciendo a tu manera.

No somos nosotros los que vamos a conseguir que tu caminata sea más ligera, eres tú quien lo está haciendo. Pero esos obstáculos los eliminamos, porque tú lo has conquistado.

Tampoco existen privilegios. Están el andar del alma y su postura, y de acuerdo con ellos, ayudamos.

Vamos a insistir mucho en este punto, para que se deshagan de este terrible hábito de compararse con otros. Cada uno de ustedes es un alma, con mucho equipaje a la espalda, ya sea en este planeta o en otro, no importa, todos lo llevan. Aunque en este momento pocos son conscientes del bagaje que llevan.

galaxy g66ee176df 640 no compares tu alma arcangel miguel i380701

las continuas comparaciones con otros solo hacen que tu alma detenga su natural evolución. Por eso debes evitarlas a toda costa. Fuente: Pixabay.

Entonces, ¿cómo puedes compararte con el otro? Comienza a mirarte solo en el espejo y evita las comparaciones, ya que todos los conceptos que has aprendido de la comparación son para inferiorizarte.

El otro siempre es más hermoso, el otro siempre es más guapo, el otro siempre es mejor en la vida, el otro siempre está más equilibrado… siempre te pones en inferioridad. 

Excepto, claro, por aquellos cuyo ego está explotando en la parte superior de sus cabezas, que se creen siempre superiores. Pero… pobres, son los peores en esta escala de desarrollo.

Es necesario que dejen de envidiar al otro que saben que está más adelante en el viaje, porque la envidia solo los frena cada vez más.

Cada uno de ustedes es un alma, con un camino que pudo haber sido hermoso, o que no lo haya sido. En todo caso, no hay juicio. Lo que importa ahora es empezar a limpiar todo este lío que ha hecho tu alma. 

¿Como hacer esto? Utilizando el perdón; esta es la clave para la limpieza, no hay otra manera. Apresúrate y empieza a liberar esta carga que llevas contigo, porque cada vez que pides perdón con sinceridad, la carga disminuye. 

Liberándote de las cargas

Lo he dicho aquí muchas veces: no importa si la otra persona te ha perdonado, lo que importa es que pedir perdón es sinónimo de entender que hiciste mal y que aprendiste la lección. A esto equivale al perdón, y eso es todo, has aprendido y esa carga ya no existe.

Así que deja de preocuparte por los demás y mira hacia adentro. Si todavía no eres capaz de mirar el pasado, al menos mira la vida presente. 

¿Qué has hecho que no sea tan bueno en esta vida actual? Empieza a deshacerse de eso, que ya es un primer paso. Es el tiempo de mirar hacia adentro, no hacia afuera, no al otro; es hacia adentro.

Y esta mirada interior no puede ser una de juicio, sino una extremadamente amorosa. Tiene que ser una mirada de visión completa, de aceptar el error, de comprenderlo y de estar seguro de que no se volverá a cometer.

Afirma esto al universo y luego ponle una piedra encima.

El universo sabe exactamente cuando dices“ Perdóname ” de corazón. Si lo haces con comprensión y aprendizaje. Si es así, entonces el universo realmente aceptará tu perdón. Pero si no lo es, si es sólo de la boca hacia afuera, olvídalo, todo seguirá ahí.

Te recuerdo que el tiempo pasa y cada energía que llega con más fuerza a este planeta, te impulsa más y más para sacar toda esta suciedad.

Ya no puedes esconder nada. Es como si tuvieras en tus manos una pelota ardiendo, y el cariño que pones para que no se queme en tus manos es la clave para resolver el problema, siempre con esfuerzo y amor.

Olvídate de si la persona a tu lado está despierta o no, y déjala que siga con su camino. En cambio, busca tu propio camino, llega más y más hacia adelante, porque cuanta más y más Luz recibes, eres capaz de emanar.

Entonces, ¿cuál es el resultado de eso? El que te rodea recibe tu Luz y cambia, entonces, indirectamente te estás mirando a ti mismo, y a la vez ayudando al que te rodea.

Pero si te detienes a mirarte a ti mismo y a compararte con los que te rodean, todos se quedan en el mismo lugar, porque así no consigues avanzar.

Primero cuídate a ti mismo, no al otro. ¿Quieres ayudar al otro? Ayúdate a ti mismo primero. Eleven sus cocientes de Luz, y seguramente los que los rodean recibirán cada vez más Luz.

Piensa, piensa mucho en ello»

Mensaje canalizado por Vania Rodriguez.

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Puedes ver el mensaje original haciendo clic en el siguiente enlace:

Archangel Michael: Do Not Compare Yourself to Another

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx