VISIÓN: Nueve vendas previas a la iniciación

Jorge Ariel

La visión es un punto móvil que avanza hacia una revelación progresiva de la divinidad. Toda visión conduce al importante evento de la sexta iniciación, cuando el Maestro enfrenta lo que para él es la visión culminante. Cada iniciación y cada etapa preparatoria para la iniciación, involucra ver lo remoto aunque alcanzable.

La iniciación puede recibirse ahora en forma grupal. Los candidatos no se presentan uno por uno ante el iniciador, sino muchos simultáneamente. Piensan en conjunto y en completo acuerdo, juntos son probados y juntos llegan al «punto de triunfo».

El adepto contemporáneo ha de pasar las mismas nueve etapas de la iniciación y en cada una de ellas una venda de sus ojos caerá dejando entrar al alma la luz del entendimiento, haciendo de ella un recipiente de energía fotónica. Esta energía nutrirá el cuerpo etéreo con éter. Son ocho los éteres: cuatro físicos y cuatro cósmicos.

Los centros que están debajo de diafragma son controlados por los cuatro éteres físicos, mientras que los centros que están arriba del diafragma son controlados por los cuatro éteres cósmicos.

RITMO 3

El ritmo es la cadencia o sucesión de sonidos. Se trata de movimientos que pueden ser controlados, consecuentes y acompasados que se producen en el alma y estos derivan en el orden debido a que son secuencias de elementos diferentes. El ritmo es la secuencia de patrones que emite el alma encarnada o desencarnada y esta puede ser melódica o no. El alma lo emite de los tres primeros centros energéticos, por lo que para rectificarlo, se han de armonizar , ordenarlos y librarlos de los vicios, adicciones, inmoralidades, desenfrenos, lujuria y todo lo que acumula energía oscura, densa y tenebrosa. De ahí que se hable de ritmo de aprendizaje para hacer referencia a la lentitud o la rapidez con la que un discípulo va estructurando en conceptos su inconsciente.

La Venda Negra.

Es la primera venda que se ve, debajo de ella hay ocho colores más, los cuales no pueden salir ni manifestarse, el alma vive en la oscuridad, tanteando para no caer en el precipicio de la vida.

sacarvendadelosojos - El Ritual de la Vida. Mensaje Canalizado de El Morya y Saint Germain. - hermandadblanca.org

La Venda Gris.

Personas que se comportan a un bajo nivel vibratorio, su frecuencia es lenta, su ritmo es bajo y sus colores indefinidos, se debe a los obstáculos mentales densos y oscuros formados por la pereza. La pereza coarta el desarrollo de la energía, la cual desea avanzar y no puede porque se encuentra atrapada en el sueño del ensueño, lo que no permite activar los siete sentidos internos. Para salir de la pereza se han de superar siete obstáculos.

Mioclonía del sueño: desagradable sensación de caída y despertar sobresaltado que se experimenta en ocasiones al intentar conciliar el sueño. en el caso del alma, se debe a los sufrimientos del alma que cae y se levanta una y otra vez, caminando como un ciego que no sabe dónde está ni adonde se dirige. Se debe a la ignorancia y a las adicciones placenteras de la materialidad y el materialismo.

Somniloquia: Así como un individuo habla durante el sueño reparador de la noche, así también el alma habla dentro del ensueño en que vive, lo hace porque no tiene consciencia de lo que dice ni porqué lo dice.

Alucinación hipnagógica: El cuerpo se paraliza y sólo funcionan los músculos de los ojos, corazón, el cerebro y la respiración. El alma se paraliza de terror, angustia, inseguridad, temor y cuando ha de tomar decisiones, no sabe cómo hacerlo, debido al mal procesamiento de sus emociones, entre ellas el miedo.

Nictofobia: miedo a lo que hay donde no se ve, miedo irracional a la noche o la oscuridad. En el caso del alma, es la falta de conocimiento y entendimiento, es caminar por la vida sin tener cómo iluminar el camino. Es temor al fracaso, a no cumplir las metas impuestas por la sociedad.

Pesadillas. El subconsciente quiere llamar la atención sobre una situación problema que se ha estado evitando. Cuando el alma tiene pesadillas, es que la energía que el cerebro usa para proyectar las imágenes, proviene de los tres primeros chakras, o sea que es inconsciente.

Sonambulismo. Las personas desarrollan actividades motoras automáticas que pueden ser sencillas o complejas mientras permanecen inconscientes y sin probabilidad de comunicación. El sonambulismo del alma es caminar por la vida en un estado de conciencia irreal.

Soñar despierto. Es divagar y dejar que los pensamientos fluyan a través de la fantasía. Los sueños del alma son pura fantasía irreal. La imaginación como fantasía positiva contribuye a la creatividad.

Venda azul: el conocimiento.

Cuando se han quitado las dos primeras vendas, lo que el adepto comienza a percibir es el conocimiento de sí mismo y de todo lo que le rodea, que lo guiará hacia caminos insospechados. Esta venda puede seguir siendo oscura como las anteriores, aclararla dependerá de cómo se use el conocimiento adquirido.

Serán las emociones las que tiñan de color al conocimiento adquirido, el azul vendría a ser tristeza, mientras que el verde sería alegría. La intensidad de las emociones es directamente proporcional a la intensidad del color.  Los colores más intensos y oscuros se asocian a emociones más intensas, a mayor implicación en las emociones, que los colores claros.

color y emocion vision nueve vendas previas a la iniciacion i376696

VIBRACIÓN 6

La vibración se encuentra en las emociones, en los estados de ánimo, estos vibran y lanzan al espacio sus ondas vibratorias en sonidos y colores. Para saber realmente lo que es la vibración hay que despertar los siete sentidos internos y trascender los cinco sentidos externos. El sonido se esparce en el universo y al hacerlo se le llama resonancia, pues a través de ella el universo se comunica.

Venda verde: entendimiento.

Mientras que el conocimiento tiene que ver con lo comprobado y lo efectivo en el plano físico y en la tercera dimensión, la sabiduría tiene que ver con las capacidades y posibilidades inherentes a la expresión espiritual, la comprensión es ese puente de comunicación entre el conocimiento y la sabiduría. El verde es entendimiento al ser la mezcla del azul-conocimiento y el amarillo-sabiduría.

El significado de los velos y su relación con los chakras, es el siguiente:

Rojo. Relacionado con Marte y el chakra básico. Quitarlo simboliza el triunfo del amor y la pasión. Es de unos tres metros.
Naranja. Representa a Júpiter y el chakra sexual. Cubre las caderas y las nalgas.
Amarillo. Representa al Sol o chakra alojado en el plexo solar. Tapa el vientre.
Verde. Corresponde a Mercurio y el chakra cardiaco. Se lleva en el pecho o en un brazo.
Azul. Representa a Venus o chakra laríngeo. Se lleva en el cuello o en el otro brazo. Este y el anterior pueden quitarse al mismo tiempo.
Violeta. Representa a Saturno y el chakra frontal. Cubre el rostro.
Blanco. Simboliza la Luna o chakra coronario. Tapa la cabeza.

La iniciación es esencialmente un proceso de revelación y para el adepto que se está preparando para recibirla, el énfasis se pone en el reconocimiento de lo que debe ser revelado.

velos salome vision nueve vendas previas a la iniciacion i376696

Venda roja: amor.

Aquí es oportuno diferenciar lo rojo de lo rosado, lo apasionado de lo amoroso. Lo rojo está en relación con la pasión, mientras que lo rosado está en relación con el amor.

El símbolo de la sangre de Cristo, marca la ruptura final con los residuos causales que quedan en el ADN. Entrar en esta iniciación es haber muerto ante el segundo aspecto de la Sagrada Trinidad. El corazón es el receptáculo de la sangre que purifica las emociones y activa el centro cardíaco. La Eucaristía significa la ingesta de la consciencia divina, directamente, delante del altar del templo.

Hasta la quinta venda el alma se encuentra en los mundos inferiores de los chakras 1al 4, pero gracias al amor es conducido a la iniciación, el adepto tiene dos caminos que escoger: quedarse en la rueda de encarnaciones o transformar las vendas en velos transparentes de colores diáfanos y claros. El adepto usa su inteligencia, comprensión e inventiva en lograr otros colores, su creatividad es infinita y su entendimiento del universo es tal que sus cristales han tomado formas increíbles, como en un caleidoscopio, se encajan, se desdoblan, se acomodan, se transforman. De ser un hechicero, pasa a ser un mago de la energía.

A partir de ahora, en lugar de vendas se usarán velos. El velo fue utilizado para separar la mente consciente de la inconsciente. En el libro de la revelación, apocalipsis significa literalmente «levantar el velo».

caleidoscopio triádico

Velo índigo: sensibilidad.

Se dice que Isaac Newton era un francmasón que ayudó a fundar la Logia de Inglaterra en 1717. Fue alrededor de 1666 que descubrió que el color era una propiedad natural de la luz a través de sus experimentos con prismas: la luz blanca siempre está presente en todas partes y está formada por pequeños trozos de luz de seis colores.

Con el velo índigo el adepto se convierte en iniciado, su iniciación consiste en saber manejar los colores primarios y haber despertado los siete sentidos internos. La combinación que hace de ellos le permite ingresar a ser parte de los mundos superiores.

Conforme el iniciado avanza en su trabajo interno de gestión de emociones los colores azul y rojo se van fusionando cada vez más, el conocimiento y el sentimiento van tornando color índigo oscuro cuyo significado es sensualidad, espiritualidad, elegancia y misterio. La emoción, la pasión y el conocimiento van dando como resultado la fusión de lo masculino con lo femenino y por ende, el color de la magia y de la fantasía. Cuando llega al lila rosado ha logrado la pureza de su alma, la cual otorga sociego, calma, paciencia, concentración.  Al llegar el Ser a obtener esta luminosidad se convertirá en un ser cariñoso y muy comprensivo.

Cuando el aura va quedando conformada sólo por los cuatro éteres cósmicos, se va convirtiendo en una excelente impresora espiritual. Sensibilidad a la impresión significa engendrar un aura magnética sobre la cual puedan actuar las impresiones más elevadas.

disco newton

FRECUENCIA 9

La frecuencia indica el número de veces en que la vibración acumula los conceptos existenciales positivos y elevados de vida. Es la cantidad de vibraciones las cuales han acumulado conocimiento, entendimiento, y amor durante muchas vidas. Las tres iniciaciones restantes forman parte de la llamada Evolución Superior, que está más allá de la humanidad y de nuestra historia como seres humanos. Esas frecuencias no se pueden transmitir de otra manera que no sea a través del sonido, o mediante una transmisión directa, en silencio. En la iglesia católica, la Evolución superior se representa a través del sacerdocio y sus jerarquías.

Velo anaranjado: compasión.

A través de los Sacerdotes se liberan los secretos de esta iniciación, el más conocido ha sido Melquisedec de Salem, quien tuviera mucho que ver con la ordenación de Abraham. El gran pacto de Melquisedec con Abraham representa el gran acuerdo entre la divinidad y la humanidad mediante el cual Dios acuerda hacer todo y la humanidad tan sólo acuerda creer en las promesas de Dios y seguir sus instrucciones.

Las llamativas túnicas color naranja de los monjes budistas se tiñen, por tradición, a base de estigmas secos de azafrán, planta iridácea cuyo componente activo es un aceite volátil llamado picrocrocina. El azafrán, además de ser utilizado como colorante goza de gran demanda como condimento alimentario por su penetrante aroma y su inconfundible sabor amargo.

El trabajo consciente consiste en transmutar vicios en virtudes, para realizar este proceso debemos tener el conocimiento y entendimiento y con ello tratar de transmutar lo negativo en positivo, mediante el amor. Basta sólo con abrir las puertas del corazón para iluminar la mente y despertar al amor.

meditación monjes

Velo amarillo: sabiduría.

Los fractales base son lo que llamamos seres iluminados o maestros. Cada vez que un fractal base se ilumina, la rama entera de ese fractal comienza lentamente a despertarse. La octava iniciación es colectiva y conduce totalmente hacia la sinarquía, un gobierno colectivo que se opone a la anarquía. Se podría decir que la sinarquía, la sinergia y la sinastría es la triada que conforma la conciencia, así como la colaboración, la comprensión y la compasión, son las virtudes que otorgan sabiduría.

Sabiduría es la facultad de vislumbrar las consecuencias a largo plazo de las acciones presentes, es estar dispuesto a sacrificar los logros a corto plazo por los beneficios mayores en el largo plazo, y la habilidad para controlar lo que es controlable y no desgastarse con lo que no lo es. Por lo tanto, la esencia de la sabiduría es el interés por el futuro. No es el interés que muestra el adivino, quien sólo trata de predecirlo. La intención del hombre sabio es controlarlo.

A este respecto, la iniciación, como caída de un velo, podría definirse como el reconocimiento de tres estados del tiempo:

  1. El fin de un ciclo de acontecimientos, por ejemplo, la retrospección.
  2. La aparición de un eventual aunque inminente ciclo, por ejemplo, la previsión.
  3. La aceptación de la iniciación o el reconocimiento de que tiene lugar, por ejemplo, la perspicacia.

Tenemos en las palabras retrospectiva, prospectiva y perspectiva, situaciones que incluyen el pasado, el futuro y el presente, fusionando así el Eterno Ahora, culminando con su visión o visiones para dar paso al proceso de planeación. Planear es diseñar un futuro deseado, así como los medios efectivos para realizarlo.

2020 i229051

Velo blanco: iluminación.

Algunos la denominan «la negación». El ya indudable nivel de despertar se niega a materializarse y se vuelve a disolver con la esencia primordial de la que había surgido. La interpretación cristiana de la Voluntad de Dios y de la significación del sacrificio, se basa realmente en la rebeldía y negación humanas que sólo ve en la vida espiritual la ignorante aceptación de la inescrutable Voluntad divina.

Sacrificarse no consiste en «despojarse de todo», sino en «hacerse cargo de». Tiene una relación misteriosa con la Ley del Karma, pero en niveles tan elevados que sólo el iniciado avanzado puede captar. La Voluntad es un aspecto o expresión de la Ley del Sacrificio porque es esencia monádica, calificada por la fija determinación, identificada con el propósito del Ser Planetario.

La triada que conforma la voluntad es participación, planificación y propósito. Participación implica que la humanidad se comprometa con sus asuntos. Plan es el trabajo que lleva a cabo el grupo de Maestros  para expresar lo más plenamente posible el propósito de Shamballa. El plan es la sustancia dinámica que suministra el contenido de la reserva de pensamiento de la cual él puede abastecerse. El concepto de sustancia persiste a través de los velos. son tres tipos de sustancia las que conforman la Triada espiritual: la del intelecto, la de la intuición y la de la intención.

3 comentarios

  1. Gracias Diane por tu lectura. El artículo está basado en una de las charlas que aparecen en Cosmoalma 2, de Franca Rosa Canónico, el cual te envié a tu correo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx