Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites.

Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites.

NO expression - Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites. - hermandadblanca.org

El valor de saber decir: NO

 

Ser buenos, amables, educados y obedientes. Son algunas de las premisas con las que fuimos formados muchos de nosotros.

Y sobre ser educados y obedientes, el mensaje era claro y contundente. Para que no se pensara mal de mí, y actuar siempre de forma “positiva” ante los demás. Yo debía renunciar a la posibilidad y el derecho a de decir No. Afortunadamente, hoy entendemos el valor que tiene saber poner límites en nuestras vidas.

Estamos hablando de una frontera muy sutil entre quienes nos rodean y nuestra propia personalidad.

Iniciemos aclarando algunos conceptos. Decir no o negarse a algo, no nos convierte en personas malas o egoístas. Del mismo modo, decir siempre que sí, a todo lo que nos pidan, no significa que seamos muy buenos y generosos.

Al momento de tratar de entender estas conceptualizaciones, es fácil confundirnos. ¿Por qué? Pues porque existen estereotipos o conductas esperadas. Las expectativas puestas en nosotros desde pequeños, muchas veces nos encajonan o limitan. Lo importante es rescatar la esencia del YO. Y saber que actuando conforme al razonamiento puro y el amor universal, nuestras acciones reflejaran armonía.

 

Aunque aparentemente, a los ojos ajenos, estemos siendo egoístas, debemos aprender a decir NO

20170318 kikio327154 id123716 aprende a decir no el valor de saber poner limites imagen 2 - Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites. - hermandadblanca.org

Debemos establecer parámetros de equilibrio en nuestra vida.

Vamos a ejemplificar. Imagina que trabajas en una oficina de mensajería. Eres dedicado en tu empleo y cumples cabalmente con tus responsabilidades. Siempre has sido el más puntual y organizado. Y se acerca tu periodo vacacional. Tú llevas poco más de un mes haciendo planes fantásticos.

PUBLICIDAD GOOGLE

Visitarás esa playa que tanto has deseado conocer. Ya tienes hechas tus reservaciones del vuelo, hotel y paseos turísticos. Compraste una linda valija, bañador y una cámara fotográfica para conservar bellos recuerdos de tu viaje. Incluso notificaste a tu familia que estarás ausente unos días.

Y les pediste que se encargaran de ir a tu casa a regar las plantas. También le diste dinero a tu mejor amigo para que se encargara de tus pagos de facturas.

En fin. Ya tienes todo listo para gozar de un merecido descanso. Has sido un magnífico empleado durante todo el año. Ahora sólo cuentas los días que faltan para estar junto a mar, tomando el sol y relajarte.

Y entonces, sucede lo inesperado. Tu jefe se presenta en tu oficina justo un día antes de tus vacaciones y te pide que canceles tus planes. Tu jefe te comenta que, debido a la carga de trabajo, quiere que pospongas tus vacaciones hasta fin de año. Él cree que hace falta personal en la empresa para resolver todos los pendientes y te dice que necesita de ti.

20170318 kikio327154 id123716 aprende a decir no el valor de saber poner limites imagen 3 - Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites. - hermandadblanca.org

Poner límites no te convierte en alguien egoista

 

Y por ello, es muy probable que caigas en la tentación de renunciar a tu descanso. En aras de que tu jefe piense que eres el mejor empleado del mundo. Sin embargo, es justo en momentos como este, en los que debemos poner límites. Decir no. Recuerda que tu vida y tus planes, son tan importantes como la vida y planes de los demás.

Si tú no defiendes tus intereses, estarás pisoteando tu personalidad y generando la falsa imagen de compromiso y eficiencia.

Sí. Falsa imagen, porque en tu interior, aun si decides cancelar tus vacaciones, empezarás a guardar sentimientos de frustración. Posiblemente tu jefe quede muy satisfecho contigo y hablará maravillas de ti. Pero tú tendrás que acomodar sentimientos innecesarios. Sentimientos que tú generaste por no saber poner límites y saber decir no.

Es tan cotidiano para cada uno de nosotros, navegar en ese mar de expectativas externas que muchas veces, en realidad no sabemos que es lo correcto. Decir no o decir sí… ¿quién lo sabe?

Este asunto de saber poner límites debe abarcar todos y cada uno de los aspectos de nuestra existencia. Incluso con la familia y amigos.

 

20170318 kikio327154 id123716 aprende a decir no el valor de saber poner limites Imagen 4 - Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites. - hermandadblanca.org

Tu familia y tus amigos también deben entender y respetar tus límites

Pongamos otro ejemplo. Acabas de contraer matrimonio. Has regresado de tu viaje de bodas y ahora gozas de acomodar tus muebles en tu nuevo hogar. Y abres todos tus regalos. Uno de los obsequios recibidos es un jarrón para flores. Es de cerámica amarilla y tiene caritas de perros pintados en toda su superficie.

Además es anormalmente grande, pesado y estorboso. A ti te parece francamente horrible y no encaja con la decoración que tú y tu pareja planearon para la casa. Pones atención en la etiqueta del regalo y resulta que te lo envió la tía Lola. Esa tía millonaria y excéntrica. Y tan quisquillosa que hay en todas las familias.

 

Woman wants to make decisions - Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites. - hermandadblanca.org

El equilibrio de tus fronteras emocionales e interpersonales es sumamente importante.

Ahora tienes  entre las manos menudo dilema. En cualquier otra circunstancia ya hubieras botado a la basura ese objeto tan feo y pesado. Pero tratándose de la tía Lola, el conflicto es indiscutible. Sabes que deberás guardar ese aterrador jarrón en algún armario. Y recordar sacarlo y ponerlo a la vista cuando la tía te visite.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

20170318 kikio327154 id123716 aprende a decir no el valor de saber poner limites imagen 6 - Aprende a decir NO. El valor de saber poner límites. - hermandadblanca.org

Cuando tengas dudas entré en SÍ y el NO, sólo escucha tu voz interior.

Eventualmente ese día llega. La tía ve su regalo invadiendo la mesa de tu sala con toda su fealdad y te dice: ¡El jarrón luce preciso! Lo traje directamente desde un bazar de piezas exclusivas en Estambul. Vas a ser la envidia de todas tus amistades al tener en casa un objeto tan sofisticado y costoso.

¿Te ha gustado, verdad?

No sé cuántos de nosotros hemos pasado por momentos tan incómodos como este en la vida. Lo que sí sé, es que, por lo general, nunca nos atrevemos a decir lo que realmente pensamos. Sobre todo cuando la respuesta a dar implica un no. La cabeza se nos llena de atropelladas palabras contradictorias. Y como nos educaron a ser amables, creemos que decir que algo recibido no nos gustó, insultará a quien nos lo dio.

 

 Mantener ese equilibrio de energía entre los otros y nosotros mismos, puede representar momentos incómodos.

Y tratándose de un familiar la cosa se agrava aún más. Pues ese sentimiento de forzosa amabilidad, se espera de nosotros, con mucha mayor razón ante la familia.

En resumidas cuentas, ya sea sobre cosas triviales o trascendentes, aprender a decir que no, es muy importante.

Pero es necesario afrontarlos y decirlo. Al final del día, cualquier jefe debe entender que uno de sus mejores empleados merece su descanso. Y cualquier tía debe entender que sus sobrinos no dejan de quererla por dar horribles regalos.

No olvidemos que poner límites también aplica en nuestro contexto interior. Puedes decirte no, ante la posibilidad de guardar un rencor. Puedes decir no, ante los celos. Decir no ante la irá o ante le dependencia o el miedo.

Los límites dan estructura y acotan la esencia de la personalidad.

Como seres únicos, algunas fronteras no establecidas deberán plantearse y las ya creadas respetarse. Les aseguro que, al principio cuesta trabajo. Pero después de todo, es justo gracias a saber poner límites y saber decir no, que la convivencia con familiares, amigos empleadores, etc. Puede llegar a ser plenamente sana y muy satisfactoria.

No te dejes llevar por las expectativas que depositaron sobre ti. Analiza tu vida y tus prioridades y di NO cuando sea lo mejor para ti.

 

AUTOR: Kikio, redactora en la gran familia hermandadblanca.org

Para saber más: 

El Crecimiento Espiritual en los Humanos

10 consejos para el crecimiento espiritual

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Kikio (Redactora GHB)
Un comentario
  1. User comments

    MUCHAS GRACIAS

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend