Por Qué Aprender a Decir No, está bien.

Patricia Gambetta
Patricia Gambetta

patriciagambetta id143800 aprenderadecirno - Por Qué Aprender a Decir No, está bien. - hermandadblanca.org

Siempre queremos que todo salga bien, que las personas nos acepten, que en el trabajo tengamos buenas relaciones, que nuestros hijos nos quieran, que nuestra pareja nos respete, que nuestros amigos busquen estar con nosotros.  Por eso muchas veces decimos que si a todo, y quizás hasta nos compliquemos por ello.  Hoy hablaremos de Por Qué Aprender a Decir No, está bien.

Es correcto que nos hayan enseñado que es de educación complacer y quedar bien con todos.  Pero es un hecho que en determinadas situaciones debemos Aprender a Decir No. 

Y no por ello estamos actuando mal, ni siendo egoístas, ni faltando el respeto.  Todos tenemos el derecho de poner nuestros límites.

«Ni sumisión, ni agresividad, el equilibrio es la asertividad”.  -Riso Coma Walter-.

Aprender a decir no, se conoce como la habilidad de ser asertivo. Cuánto más lo seamos, mayor será la seguridad que tendremos en nosotros mismos.  ¿Cómo es una persona asertiva? Pues es alguien que sabe expresar sus deseos de una forma amable, respetando a quien tiene delante y siendo siempre directo, nada de andarse con rodeos.

Cada uno de nosotros somos los responsables de poner los límites en nuestras vidas y debemos ser lo suficientemente conscientes para no perder el control de ella.  Teniendo claro cuales son nuestros valores y nuestros fundamentos para decir que No, debemos de hacerlo. 

Quizás en un principio tengamos miedo a equivocarnos, o quizás vergüenza de no pensar igual que otros, o sentir que estamos lastimando a alguien, pero debemos superar todos estos miedos y afrontar la verdad.  La culpabilidad que podemos sentir en alguno de estos casos, está visto como algo más social que se nos fue inculcando y no como algo personal.

Como decíamos, aprender a decir que no, no está mal siempre que tengamos en dónde basarnos para tomar esa decisión.  Un No por respuesta seguido de un buen porqué es lo único que se necesita.  Para ello es recomendable no hacerlo si estamos tensos, enojados, o no hemos pensado bien aún.  Conviene meditarlo con cautela, en ese caso, y luego dar la respuesta.  Todo los impulsos a veces pueden llegar a resultados que no son los deseados.

¿Cuántas veces aceptamos decisiones ajenas que no compartimos y hasta pedidos desconsiderados? 

patriciagambetta id143800 decirnoapedidosdesconsiderados - Por Qué Aprender a Decir No, está bien. - hermandadblanca.org

 

En estos casos, luego de aceptar o tomar una decisión que fue impuesta y que no estamos de acuerdo con ella, nos podemos hasta sentir mal con nosotros mismos.   

En el libro, «El poder de un no positivo», William Ury, explica cómo mantener las propias posiciones sin violentar los derechos de las otras personas. O sea, decir «no» de una manera adecuada. “La forma como comunicamos el ‘no’ y el hecho mismo de hacerlo, determina la calidad de nuestra vida. Por cada sí importante es necesario decir mil veces no. Decir no significa, ante todo, decirse sí a uno mismo y proteger aquello que uno valora”, sostiene Ury.

Como resumen, les dejaremos unos ejemplos de buenos momentos para comenzar a poner en practica el aprender a decir no.

patriciagambetta id143800 descanso - Por Qué Aprender a Decir No, está bien. - hermandadblanca.org

1-  Nuestro horario laboral termina y luego tenemos muchas cosas para hacer fuera del trabajo.  A última hora nuestro jefe nos da trabajo para realizar y sabemos que no saldremos en hora.  Es importante decir No puedo hoy, mañana lo haré, tenemos una vida fuera.

2.  Llega el fin de semana, estamos agotados de trabajar y queremos descansar.  Nos llaman unos amigos para juntarnos a cenar.  La idea no está mal, y sabemos que pasaremos bien, pero nos gustaría que fuera otro día, ese día estamos muy cansados.  Si son amigos perfectamente entenderán que hoy No pueden juntarse y quizás mañana si.

Y como este tipo de ejemplos, en nuestra vida cotidiana, estamos repletos. No duden en poner en práctica el No. Se sentirán mejor con ustedes mismos.  

AUTORA:  Patricia Gambetta, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTES: https://lamenteesmaravillosa.com/asertividad-la-importancia-de-saber-decir-que-no/; El poder de un no positivo, de William Ury; 

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx