Conocimiento superior (5) Aspectos prácticos

José Contreras

Conocimiento superior (5) Aspectos prácticos

Introducción: Aspectos práctios

Vamos a continuar comentando la obra de Rudolf Steiner ¿Cómo se adquiere el conocimiento de los mundos superiores?

Hemos visto una serie de ejercicios para aprender a observar objetos físicos de diferentes órdenes y observar nuestros pensamientos, emociones y sentimientos.

Vamos a pasar a centrarnos en nuestras emociones. Nos vamos a referir a los actos que realizamos bajo el control de las emociones y que nos roban la energía.

También vamos a revisar la importancia que tienen las emociones en nuestra vida y la importancia de elevarlas a sentimientos para que estén a nuestro servicio y de toda la humanidad.

servicio conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Conocer la importancia de convertir nuestras emociones  en sentimientos para que estén a nuestro servicio y de toda la humanidad.

Conocimiento superior (5) Aspectos prácticos

En los artículos anteriores nos hemos referido a cómo desarrollar los sentidos internos por medio de ejercicios que usan materiales del mundo físico o biológico, pero no para observarlos a ellos, sino para observar las emociones, pensamientos y sentimientos que se presentan en nosotros.

Se entiende que la observación de nuestros pensamientos y sentimientos van a quitar el velo sobre quienes somos. Vamos a comprender que las emociones y los pensamientos son tan reales como los objetos físicos e incluso vamos a comprender que los pensamientos y las emociones interactúan entre sí. Incluso llegamos a comprender que somos responsables del uso que les damos y que por lo tanto debemos aprender a dirigirlos.

Cualidades necesarias para el conocimiento superior

Continuamos ahora observando algunas cualidades que debemos desarrollar para que logremos el conocimiento espiritual. Así como el aspirante a la vida espiritual tiene órganos físicos que le permiten ver, respirar o digerir, su alma también tiene la semilla de órganos espirituales que deben ser desarrollados. Debe aprender a ver con el alma, a hablar con el alma. Para los poetas esto es evidente.

semilla de viad conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Conocer que el alma tiene la semilla de órganos espirituales que deben ser desarrollados.

Estas cualidades son: fortalecer la paciencia, rehuir la curiosidad, evitar las emociones como la cólera, el miedo, la superstición, el prejuicio, la vanidad, la ambición, así como aprender a callar, lograr la apacibilidad,

La paciencia

La impaciencia destruye las capacidades espirituales. El deseo de tener logros inmediatos impide el crecimiento. Podemos imaginar a alguien que siembra una semilla y que cada cinco minutos la desentierra para ver si ha crecido. Es obvio que está impidiendo el desarrollo de la planta. Esto es lo que hacemos cuando tenemos una meta y a cada instante estamos preocupados para ver si ya lo hemos obtenido. No podemos esperar.

Por el contrario si somos pacientes, el más mínimo avance será muy importante. Continuar haciendo los ejercicios será nuestra mejor prueba de que estamos avanzando. Incluso si conseguimos oposición, esa será una prueba más de que avanzamos. Esto nos hace recordar una frase de Don Quijote a Sancho “si los perros ladran es señal de que estamos avanzando” Entre las frases del Quijote sobre la paciencia podemos señalar:

‘Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades’.

“Los males que no tienen fuerza para acabar la vida, no han de tenerla para acabar la paciencia”.

En las grandes obras literarias vamos a conseguir frases que nos señalan la importancia de la paciencia. La paciencia tiene que ver con nuestro sentido del tiempo. Con saber esperar confiado.

La paciencia no se logra luchando contra la impaciencia, por el contrario, es necesario mantener un pensamiento como el que sugiere Steiner:

Debo hacer todo lo necesario para desarrollar mi alma y mi espíritu, pero aguardaré tranquilamente hasta que las potencias superiores me juzguen digno de la iluminación”

Si, con la repetición, se logra que este pensamiento se haga parte de la naturaleza, los cambios se notarán incluso a nivel físico. También se notará en nuestras reacciones. Si alguien nos ofende, ya no seremos reactivos, ahora comprenderemos que la rabia de los demás no tiene por qué afectarlo. Hace lo que tiene que hacer, se hace respetar, pero sin emociones inútiles. Se mantiene sereno.

paciencia conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Conocer que si somos pacientes, el más mínimo avance será muy importante.

La sinceridad

Una de las cualidades que hay que lograr es el de ser sincero. Aceptar la verdad, aunque sea en contra nuestra. Esta cualidad exige reconocer nuestras debilidades y nuestros errores. Esta veracidad debe ser interior.

No engañarnos buscando escusas para justificar nuestros vicios o debilidades. Por el contrario, reconocerlas e incluso reconocer que en algunos casos no sabemos cómo controlarlas. Solo reconociendo nuestras faltas podremos superarlas.

Schopenhauer en este aspecto es muy claro, él dice que si una persona a robado algo, en vez de justificarse diciendo que fue una pequeña cosa, debe reconocerse como un ladrón. Luego debe reflexionar sobre si quiere dejar de serlo y proponerse los medios, como:

  • Evitar relacionarse con personas que hacen pequeños robos,
  • Buscar nuevos amigos entre quienes no aceptan ningún tipo de robo.
  • Evitar estar en situaciones donde sea posible robar.

Es decir que la sinceridad debe estar relacionada con la acción.

También podemos pedirle a la Divinidad que nos vea en nuestro defecto y que nos de la fuerza para liberarnos de ese vicio.

Errores que debemos evitar

La curiosidad

Un error muy común en las personas jóvenes es creer que para conocer el mundo hay que conocerlo todo, particularmente los vicios de los demás.

Además, llegan a creer que deben probarlo todo para estar en la actualidad. No se dan cuenta que muchos de esos errores tendrán consecuencias para toda la vida.

Debemos conocer todo lo que nos eleve. La información que buscamos debe estar relacionada con nuestras metas elevadas.

La Ira

Steiner nos dice que la ira impide el desarrollo de los órganos del mundo anímico. Como se ha señalado antes estos órganos existen en el alma. Pero solo como semillas. La ira no es una buena tierra para que se desarrolle la semilla de la clarividencia. Incluso si una persona ha logrado combatir estas tendencias negativas y ha comenzado el desarrollo de la clarividencia, este logro se puede perder si la persona vuelve a enojarse.

La ira es una forma de condenar a otros. Incluso se puede ocultar como una forma de amor. Es muy difícil de percibir en uno mismo y muy fácil de percibir en los demás. Por ejemplo, si una persona cuando está disgustada con su pareja zumba los platos al suelo y los destruye, la emoción que siente hace que se sienta justificada. No se percibe haciendo algo incorrecto.

Por esto es muy importante separarno y ver nuestra acción como si la estuviese realizando otra persona. Entonces notamos lo desagradable y alocada de esa conducta. Por esto es muy importante revisar nuestras acciones como si fuésemos solo testigos.

Al cambiar la perspectiva, vemos todo de manera diferente. Persistir en la ira es una forma de acercarnos peligrosamente a la locura. Como buscadores de la Sabiduría Divina debemos sublimar esa energía.

Los prejuicios

Para muchas personas es difícil creer que haya relación entre los prejuicios y la capacidad de desarrollo de las facultades cognoscitivas. La verdad es que los distingos de jerarquía, de sexo o de raza, para señalar algunos, nos impide conocer realmente el alma de otra persona.

Hablar sin pensar

Muchas veces respondemos sin haber comprendido lo que hemos escuchado. Ya tenemos nuestras respuestas preparadas y no nos importa la persona que nos habla. Lo que realmente importa es que mi respuesta ayude a la otra persona a encontrar la respuesta que necesita. Steiner señala un pensamiento que nos lo podemos repetir:

“Lo importante no es que yo sostenga una opinión distinta de la de mi semejante, sino que él encuentre por sí mismo lo que sea correcto, si yo contribuyo en algo para lograrlo”

Este aprender a hablar tomando en cuenta al otro es lo opuesto a la aspereza. Esta forma ruda de responder a los demás, impide el desarrollo de nuestra alma.

silencio woman 1574177 340 conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Aprender a hablar tomando en cuenta al otro es lo opuesto a la aspereza.

Todas las cualidades a las que nos hemos referido antes van a desarrollar la apacibilidad, que es un estado de paz que es necesario para que se despierten los ojos del alma y los oídos del espíritu. Para estar en esta línea, Steiner nos ofrece otro pensamiento:

“Alcanzaré lo que he de alcanzar, cuando esté maduro para ello”

Ninguno de los ejercicios aquí expuestos son perjudiciales para la salud física. Por el contrario, nos dan mayor energía para nuestras actividades diarias. Nunca se podrá insistir lo suficiente en que la vida diaria debe seguir con su fluidez y que no debemos sacrificar las responsabilidades por buscar el desarrollo espiritual.

El entorno social bullicioso

Hay que tomar en cuenta que las condiciones sociales en las que vivimos tienen influencia en nuestros pensamientos y emociones. Es cierto que los ejercicios dados aquí ayudan a tener mayor control de nuestras vidas. Sin embargo, es importante buscar los ambientes que nos den mayor tranquilidad.

Si vivimos en una ciudad, es recomendable paseos por el campo. Como hemos dicho antes, hay que evitar a las personas que nos quitan la tranquilidad. Esto también es válido para la educación de los niños. Los niños necesitan entornos que les permitan respirar aire puro y tener la tranquilidad de ver los bosques, las flores y los insectos como las mariposas.

Sin embargo, si esto no es posible. Si hay que vivir en una ciudad bulliciosa, los ejercicios que se han señalado son de gran ayuda para fortalecer el espíritu.

campo conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Los niños y los adultos necesitamos entornos que nos permitan respirar aire puro y tener la tranquilidad de ver los bosques, las flores y los insectos como las mariposas.

En relación al entorno social, también hay que observar cuales son los pensamientos que hacen surgir las emociones y sobre todo los lugares en que ocurren estos pensamientos que hacen desbordar las emociones. Es posible que no podamos evitar ir a esos lugares, pero si podemos estás más atentos para no repetir esos pensamientos.

Por esto, Steiner insiste en la necesidad de tener pensamientos nobles preparados para cada momento en que no tengamos ocupación. Estos pensamientos son muy útiles cuando estamos en esos sitios en que por razones que desconocemos surgen los pensamientos que abren la lleve a las emociones.

Educación del deseo

Todos tenemos deseos y no tiene sentido tratar de eliminar los deseos. ¿Cómo podríamos alcanzar el desarrollo espiritual sin la fuerza del deseo? El problema está es si este deseo está relacionado a las pasiones o a nuestra sensibilidad. También debemos preguntarnos si estamos respondiendo a los deseos de los demás o a nuestras verdaderas metas en la vida.

Una manera de saber si el deseo es interno es cuando queremos algo, por ejemplo cuando queremos comprar algo preguntarnos: ¿De verdad lo necesito? Si la respuesta es sí, adelante. Si la respuesta es no, detenernos.

tiendas conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

¿De verdad lo necesito?

Preguntarnos siempre si lograr ese deseo es lo correcto. Incluso preguntarnos como convertir ese deseo en un logro superior. Recordemos la expresión de Jesús en el Nuevo Testamento: Busca el reino de Dios y su Justicia y todo lo demás te será dado por añadidura. Si buscamos “todo lo demás” antes de estar listos podemos usarlo para hacer daño.

Esta el caso de quienes quieren conocer quienes fueron en una reencarnación anterior. Pero eso no les servirá para su desarrollo espiritual, sin contar con el peligro de engañarse creyendo ser alguien a quien idolatra. El conocimiento debe llegar cuando estamos listos para usarlo para beneficio de la humanidad. Refiriéndose a este tema de la reencarnación, Steiner dice que debemos buscar la realización sin tener como meta querer saber quiénes fuimos.

Recordemos la expresión de Jesús en el Nuevo Testamento: Busca el reino de Dios y su Justicia y todo lo demás te será dado por añadidura. Si buscamos “todo lo demás” antes de estar listos podemos usarlo para hacer daño.

Ya hemos dicho que después de la explosión emocional, no tiene sentido quejarse ni sentirse culpable. Ya el mal está hecho. Lo que si podemos hacer es no justificar la emoción y además evitar disfrutarla. Si logramos esto ya estamos dando un paso en la dirección correcta.

El pensamiento como motivo de la emoción

Nos podemos dar cuenta que casi todos los ejercicios se refieren a aquietar las emociones y a convertirlas en sentimientos de elevada espiritualidad. Sin embargo, esos sentimientos parece que están ocultos como esos seres que están cazando pero no pueden ser vistos.

Muchas veces los observamos cuando ya no los podemos controlar. Cuando ya hemos sentido un ataque de ira, por ejemplo.

A veces el recuerdo de un hecho nos produce rabia.

Otras veces, mientras leemos en la prensa lo que ha hecho un político, le deseamos mal mientras sentimos llenos de cólera.

En algunos caos, imaginamos que en el futuro podemos ser presa de un abuso que está ocurriendo con frecuencia en la ciudad y, en nuestra imaginación, nos enfrentamos al delincuente con rabia y le hacemos daño.

Luego nos damos cuenta de nuestro error y de que estamos gastando nuestra energía sin ninguna necesidad. Pero ya el mal está hecho.

vacio 2 conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Estamos gastando nuestra energía sin ninguna necesidad. Pero ya el mal está hecho. Sentimos el vacío.

Ya el mal está hecho y no tiene sentido sentirnos culpables. Ya perdimos nuestra energía. Sin embargo, vamos a tratar de comprender lo que se nos pide en estos ejercicios para lograr el desarrollo espiritual.

Las personas que no están en esta vía, después de sentir rabia, se justifican. Sienten que su ira es congruente con su sentido de justicia e incluso sienten el placer de hacerle daño a alguien que no actúa de acuerdo a las normas esperadas.

Quienes buscan el conocimiento superior, por el contrario, observan que están perdiendo el camino. Que no han logrado el desarrollo deseado. Lo positivo es que saben que tienen que continuar trabajando y que algún día lo lograran. Pero vamos a observar este proceso con mayor atención.

Quienes buscan el conocimiento superior, por el contrario, observan que están perdiendo el camino. Que no han logrado el desarrollo deseado. Lo positivo es que saben que tienen que continuar trabajando y que algún día lo lograran.

Schopenhauer nos habla de una Voluntad que siempre quiere y que es una energía que no tiene ninguna razón para actuar. Solo tiene el querer. Luego está nuestro pensamiento que puede organizar esa energía en una dirección.

Lo que ocurre normalmente es que el impulso de hacer algo es tan fuerte que la mente se deja llevar a lo primero que tiene al frente. Pensemos en un niño en una juguetería o en una dulcería. Basta con que se le presente algo a sus sentidos para que lo quiera. Pensemos también en el adolescente que quiere a todas las muchachas que ve o a la adolescente que quiere a todos los muchachos que pasan por el camino.

Es un querer que solo quiere, sin discriminación. Con el tiempo se aprende que no se puede obtener todo y que hay ciertas cosas que nos hacen daño. El caso típico es el del niño que quiere agarrar la llama de una vela. Si lo hace aprenderá lo cruel que puede ser el logro de ciertos deseos.

Este querer se expresa como una emoción. Con el tiempo aprendemos que las emociones no se deben expresar sin haber pensado ya que nos pueden meter en conflictos.

En estas lecciones se nos dice algo más importante: Las emociones se pueden convertir en sentimientos nobles. Se nos ha dicho que lo que eleva a un ser humano no es la expresión de la emoción, sino la transformación de estas emociones en sensibilidad. Schopenhauer nos va a decir que ese logro se hace desarrollando nuestras capacidades artísticas, sea apreciando el arte o aprendiendo a ejecutar alguna actividad artística.

pensamiento cientifico conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

No es suficiente el pensamiento cientpifico, necesitamos desarrollar nuestras capacidades artísticas, sea apreciando el arte o aprendiendo a ejecutar alguna actividad artística.

Además el también señala otra vía que complementa a la anterior. Es la vía de la compasión o mejor dicho del altruismo. El descubrir que no estamos en la vida para competir con los demás y usarlos para nuestro beneficio, sino que los demás son parte de la misma realidad que yo, y por lo tanto puedo comprenderlos y ayudarlos a elevarse hasta alcanzar sus metas más elevadas.

Pero aún se mantiene el problema. El saber esto no evita que en algunos momentos volvamos a sentir esas emociones que nos descontrolan y nos desgastan.

La humanidad misma está en esta lucha y ha buscado soluciones en conjunto. Los científicos del siglo XIX creyeron conseguir la respuesta diciendo que el pensamiento lo era todo y que debíamos menospreciar las emociones. El problema fue que confundieron las emociones descontroladas con las emociones nobles que denominamos sentimientos.

El problema de los científicos que menospreciaron  la función de las emociones, fue que confundieron las emociones descontroladas con las emociones nobles que denominamos sentimientos.

Esto los llevó a no darle mayor importancia al arte, ni a las religiones y a no preocuparse por frases como la de «amar a los demás». Consideraron que si toda la sociedad se convertía al pensamiento científico materialista la humanidad se haría mejor.

Schopenhauer y Freud

Uno de los pocos que se enfrentaron a esta idea fue Schopenhauer. Por esto a su filosofía se le llama pesimista. Él dice que la maldad está inmersa en los seres humanos y que la ciencia materialista no va a eliminar esos deseos.

Luego Sigmund Freud, quien se basó en Schopenhauer, mostró como los impulsos tienen control sobre el ser humano, por ser fuerzas inconscientes, no concebidas por el intelecto. Sin embargo, Freud no nos explica como sublimar esas fuerzas.

Luego Sigmund Freud mostró como los impulsos tienen control sobre el ser humano, por ser fuerzas inconscientes, no concebidas por el intelecto. Sin embargo, Freud no nos explicó como sublimar esas fuerzas.

Vemos que el pensamiento puede ayudar a controlar a las emociones. Hasta el momento han sido las emociones quienes han controlado al pensamiento. Revertir este proceso toma tiempo. Exige paciencia y repetir el trabajo diariamente, a cada momento. Es una lucha que vuelve a comenzar después de ver que hemos sido derrotados con el surgimiento de una emoción que se desató.

Nunca se puede insistir suficiente en que la culpa no sirve para nada. O mejor dicho la culpa es otra emoción que nos desgasta. Debemos tenernos paciencia y continuar nuestro trabajo, de la misma forma en que lo hacemos para adquirir cualquier otra habilidad.

Cada individuo debe hacer el trabajo. No se puede esperar a que la sociedad por un desarrollo biológico llegue a realizar este proceso. La ciencia prometió que la humanidad lo lograría con la expansión del conocimiento a nivel global.

Pero quienes desarrollaron ese optimismo no contaron con que la ciencia también era capaz de producir dos guerras mundiales con armas muy sofisticadas y que hoy en día esa misma ciencia puede producir virus de alta peligrosidad para todo el género humano. Cada ser humano se tiene que elevar por una decisión consciente.

Pero sigamos con la comprensión práctica de estos ejercicios.

Antes de Freud, la humanidad se explicaba estos problemas emocionales como obra de algún diablo. Independientemente de nuestras creencias sobre el tema, lo importante es que sabemos que tenemos la capacidad de actuar sobre esas fuerzas. No luchando contra ellas sino sublimándolas.

Además de las vías que nos ofrece Schopenhauer, Steiner nos ofrece la de observar esas emociones. Lo que él está diciendo es que no nos pongamos del lado de las emociones, que no las justifiquemos.

emociones conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Para obtener el conocimiento superior, Steiner nos ofrece la vía de observar esas emociones

El error nuestro es que al sentir la emoción le damos una justificación:

“Sentimos ira por culpa de alguien”.

“Sentimos placer en hablar mal de otro, pero es que él se lo merece”.

A partir de ahora vamos a ver las emociónes como nuestras. Las emociónes no tiene nada que ver con los demás. Son nuestras emociones. En la medida en que sean emociones y  no sentimientos, ellas tienen el control. Juegan contra nosotros, nos usan y nos quitan la fuerza.

Las emociónes no tiene nada que ver con los demás. Son nuestras emociones. En la medida en que sean emociones y  no sentimientos, ellas tienen el control. Juegan contra nosotros, nos usan y nos quitan la fuerza.

Steiner nos explica que tienen vida en sí mismas. Nosotros las podemos domesticar y ponerlas al servicio de nuestro desarrollo espiritual.

Algunos pensadores han creído que ser libre es permitir que las emociones se expresen sin limitaciones. Incluso algunos seguidores de Sigmund Freud lo han interpretado de esa forma. Es decir, han creído que hay una identidad entre sus emociones y ellos o ellas. Si nosotros fuésemos nuestras emociones, estas teorías serían ciertas.

Pero la observación nos dice que los manicomios están llenos de seres que no han aceptado ningún tipo de control sobre ellos mismos. Lamentablemente, al ellos no controlarse la sociedad lo hace por medio de drogas que los mantienen en un estado de letargo.

En pocas palabras, la emoción es locura. Esta locura se sana por medio del esfuerzo diario para adquirir sensibilidad. Debemos hacernos responsables de nuestras emociones. Son semillas del desarrollo espiritual. No son buenas ni malas. Si ellas nos controlan nos hacen daño. Es como quien educa a sus hijos sin límites y cuando crecen se convierten en dictadores de sus padres.

Podemos decir que un genio nos regaló esas emociones para que las plantáramos, las regáramos y las pusiésemos al servicio de la humanidad. Pero nosotros en nuestra desidia las dejamos que crecieran sin control. Ahora se han convertido en una plaga. Pero siguen siendo nuestra y viven en nuestro cuerpo y se alimentan de él. Estamos a tiempo para comprender que son la energía que nos permite vivir.

Imaginemos un río que se desborda cada cierto tiempo y daña todas las cosechas. Hasta que llega un gobernante y dirige una construcción que hace que el río siempre beneficie a la población. Que sabe qué hacer cuando viene la sequía y qué hacer cuando llegan las lluvias. Una parte del río se convertirá en electricidad, otra será fluvial. Algunas partes serán desviadas para el regadío.

 

Igualmente nosotros debemos conocernos lo suficiente para saber cómo dirigir esas energías hacia nuevas formas de sustento,  Ese Rey somos nosotros. El trabajo exigirá años. Incluso cuando esté listo necesitará mantenimiento. Pero ahora

rio conocimiento superior 5 aspectos practicos i222136

Hay un plan para que sea la inteligencia la que dirija esa fuerza y esa fuerza ya no sea problemática.

Ese Rey somos nosotros. El trabajo exigirá años. Incluso cuando esté listo necesitará mantenimiento. Pero ahora hay un plan para que sea la inteligencia la que dirija esa fuerza y esa fuerza ya no sea problemática.

En síntesis

Entre las lecturas, Steiner recomienda leer el Bhagavad Gita y El Evangelio de San Juan. Otros autores como Israel Rojas recomienda las novelas de Stefan Zweig, quien, además de buen escritor, tiene una profundidad psicológica que nos ayuda a comprender el alma humana.

Hemos estudiado otro aspecto sobre cómo se adquiere el conocimiento superior. Estudiamos entre las cualidades necesarias la paciencia y la sinceridad y entre los errores a evitar: la curiosidad, la ira, los prejuicio, el hablar sin pensar y los entornos sociales bulliciosos.

Cerramos con la educación del deseo e hicimos referencia a Schopenhauer y a Freud.

La idea central es que el conocimiento superior exige que convirtamos las emociones que nos hacen perder nuestra energía en sentimientos nobles que van a ser la fuente para ser una fuente de beneficio a toda la humanidad.

Israel Rojas recomienda las novelas de Stefan Zweig, quien, además de buen escritor, tiene una profundidad psicológica que nos ayuda a comprender el alma humana.

Referencias

Rudolf Steiner sobre ¿Cómo se adquiere el conocimiento de los mundos superiores? versión en inglés

 

 

José Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

Arnold Schweinzer Premio nobel (1) Reverencia a la vida

Anna Kingsford ¿Expiación Vicaria o Redención?

Sueño de Anna Kingsford (8) El laboratorio de vivisección

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx