«Guerreros de la Luz» y «Trabajadores de la Luz» – por Fran Soto

Fran Soto
Fran Soto

A menudo en los escritos, libros y conferencias acerca del trabajo espiritual nos llega el concepto “Guerreros de la Luz”.

Dicha expresión puede resultar atractiva en un contexto en el que la vida misma debe ser replanteada, especialmente en los aspectos interiores. En el camino de ascensión, el aspirante al Despertar y a la posterior Iluminación realizará verdaderamente numerosas batallas dentro de sí mismo, contraponiendo ideas antiguas, concepciones caducas de todo lo que le rodea para reenfocar su propia perspectiva íntima de acuerdo a sus más elevados ideales.

De ahí que se deduzca que auténticamente es una batalla mental, espiritual, cuyo único adversario es el ego inferior que hay que domar para que actúe de manera alineada con el Yo Superior. Más allá de este trabajo de perfeccionamiento, el término “Guerrero de la Luz” queda superado por el de “Trabajador de la Luz”. La guerra siempre implica dualidad, dos contrapartes, dos oposiciones, un bien y un mal. Implica el trabajo interior entre las dos columnas del Árbol de la Vida, encaminado a la superación de la mencionada dualidad y el establecimiento personal de la Verdad del Uno. Constituye la síntesis de las primeras etapas del camino ascendente. Pero que han de ser superadas para lograr el verdadero triunfo que transmite nuestro Yo Soy, y por tanto ser una pieza clave y perfecta en la construcción del templo personal y del templo mundial.

f3a03d5ae2d8eba34a2ca61751a7b696 “guerreros de la luz” y “trabajadores de la luz&#822 ID174459 - hermandadblanca.org

Puede resultar atractiva la palabra “guerrero”, especialmente en aquellos momentos en que el camino se torna difícil y parece que sólo a través de la espiritualidad puede lograrse la paz. Pero no nos confundamos, algunas personas simplemente se refugian en dicha palabra para continuar diferenciando entre “bien” y “mal”, entre buenos y malos, y por tanto, perpetuando en su propia vida la dualidad que han de trascender si pretenden ser individuos útiles en la construcción de un planeta más elevado energéticamente, cuya manifestación es la única que puede mejorar la calidad de vida intuida en los elevados anhelos de vivir en un planeta perfecto.

678055c50234d8228ef639f947ee07ca “guerreros de la luz” y “trabajadores de la luz&#822 ID174459 - hermandadblanca.org

Cuando se sostiene el concepto “guerra”, delimitando “personas de Dios” y “personas del Diablo”, se está estancando el avance para recibir mayores cantidades de Luz Pura.

Mantener en nuestra mente el concepto de la imperfección o recrear la maldad de la sociedad únicamente hace que nos enfoquemos en aquello que queremos erradicar, y por ley del cosmos, aquello en lo que centras tu atención es aquello que mayor relevancia cobra en tu mundo.

De ahí que cualquier meditación sana y todo trabajo grupal productivo parta del concepto de “Trabajador de la Luz”.

Ningún ritual podrá estar centrado en “destruir” nada, ya sea lo que se considera maligno o cualquier otra cosa. Un grupo de personas que deseen meditar por la iluminación del planeta o por la transmutación kármica lo deberá hacer en primer lugar con todos sus vehículos físicos, álmicos, mentales y etéricos en perfecta alineación, y con el pensamiento centrado en todo lo bueno y bello de la creación.

e41edee38def8db88271e5405eb284f5 “guerreros de la luz” y “trabajadores de la luz&#822 ID174459 - hermandadblanca.org

De ahí que una vez graduadas, las almas ascendentes deban abandonar el concepto de “Guerrero de la Luz” para asumir que son “Trabajadores de la Luz”. Desde la Unidad del Todo diseminarán Luz y belleza, no sólo en meditaciones o rituales, sino en sus actividades cotidianas. No estarán enfocados en ir contra nadie, ni siquiera contra sí mismos, sino que priorizarán la transmisión de las buenas vibraciones que son capaces de canalizar, a toda la humanidad, con sus palabras y obras, y de esta manera constituirán la verdadera encarnación de La Palabra revitalizadora, sanadora y ascendente,  que Todo lo hace Nuevo, y que se propaga hacia toda la existencia.

AUTOR: Fran Soto, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

2 comentarios

  1. Es hermosao ser trabajador de la luz gracias por tu conocimiento y sabiduría aportado a mi persona que aún me falta camino por aprender y recorrer bendiciones y abrazos en la luz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx