La historia del Planeta Azul. Retomando la evolución

Rafael Bueno
Rafael Bueno

la tierra la historia del planeta azul i222266

Todo cuanto existe en el universo está vivo. Tiene una esencia. Un Ser que evoluciona a través de lo físico. Es así para los minerales, para las plantas, para los animales y para el ser humano, así como lo es para los planetas, soles y demás astros que pueblan el universo. Todo tiene vida, aunque en diferentes estadios de consciencia. Llamemos a esa esencia consciente detrás de lo físico el Ser. El Ser es para un planeta lo que el espíritu es para un ser humano. Es su esencia verdadera.

Y de eso quiero hablar en esta oportunidad. Quiero contar la historia de un planeta de tamaño más bien pequeño y de un característico color azul. Un planeta como muchos otros de los que existen en nuestro universo y que, como los demás astros que albergan vida, tiene un Ser que dirige su rumbo de acuerdo con su plan. Un plan que consistía en dar hospedaje a una miríada de otros Seres de diferentes niveles evolutivos, para que cada uno de ellos pudiera experimentar el plano físico el nivel en el que cada uno se encontrara, de acuerdo con su plan.

El planeta azul inicia su preparación

El Ser de este planeta azul, antes de abrir sus puertas al resto de los seres que evolucionaría en él, se esmeró por preparar su cuerpo para la llegada de sus invitados. Trató de anticipar hasta el más mínimo detalle, de manera que sus visitantes tuvieran a su disposición todo cuanto pudieran necesitar a partir de su llegada, durante el tiempo que decidieran visitarlo.

planeta azul amor y perseverancia la historia del pequeo gran planeta azul i222266

Fue así que el planeta azul buscó ayuda de otros seres cuya función en el universo es la de crear, y entre todos integraron en el cuerpo del planeta azul los elementos necesarios para sostener la vida. Fue un trabajo arduo para aquellos que participaron, pero al final valió la pena, ya que crearon un cuerpo con un grado de perfección tal, que podría albergar la vida de Seres en diferentes niveles evolutivos, todos coexistiendo de forma armoniosa en el planeta.

Y entonces, cuando el Ser del planeta azul supo que su cuerpo ya estaba listo para albergar la vida en el plano físico, abrió sus puertas a todos aquellos Seres que quisieron embarcarse en la aventura de experimentar la vida desde el plano físico. Y no tardó mucho en llegar la primera oleada de vida al planeta.  Seres de distintos niveles evolutivos se dieron cita en el pequeño planeta azul para iniciar un proceso evolutivo que se mantiene al día de hoy.

Todo fue muy bien por un tiempo en el planeta azul

Todo fluía en perfecta armonía al inicio en el planeta azul. Lo que para los seres humanos representan millones de años, para el Ser del pequeño planeta azul fue solo un instante, porque el tiempo no es algo a lo que el Ser del planeta azul esté sujeto. Así que, en un instante, apareció la vida en el planeta y se reprodujo en forma de plantas y animales, hasta que algunas especies, evolucionaron tanto, que fue posible para algunos Seres, proyectar su consciencia en el planeta. Ese fue el nacimiento del ser humano…

adan y eva amor y perseverancia la historia del pequeo gran planeta azul i222266

Cuando la especie más avanzada del planeta azul se hizo consciente de sí misma, lo convirtió en su hogar, en su patio de juegos y en su aula de clases. Al inicio, todo funcionaba de forma equilibrada. El ser humano y la naturaleza coexistían en completa armonía, como el Ser del planeta azul lo había planeado. Así empezó el ser humano a evolucionar en el entorno que amorosamente brindaba el Ser del planeta azul, por mucho tiempo, polarizados hacia el servicio a los demás. Eran un colectivo que funcionaba como la unidad. Y cada individuo trabajaba para el colectivo.

Hasta que llegaron visitantes no invitados…

Pero, a medida que el planeta azul y la humanidad en él evolucionaban, se hacía más notoria su presencia en el universo, lo que empezó a llamar la atención de otros seres, polarizados hacia el servicio a ellos mismos, cuyo objetivo era el de poseer todo cuanto el pequeño planeta azul y sus habitantes tenían para ofrecer.

Así que, primero se aproximaron de manera sigilosa, sin ser percibidos, y estudiaron a la humanidad y su progreso sin ser detectados. Y, al hacerlo, se dieron cuenta de la complejidad y perfección del ser humano, por lo que concluyeron que no sería fácil someterlo. Además, no era conveniente para ellos, pues llamarían la atención de otros seres polarizados hacia el servicio a otros, que respetaban el libre albedrío de toda la vida consciente en evolución en el universo.

extraterrestres amor y perseverancia la historia del pequeo gran planeta azul i222266

Por tanto, buscaron maneras alternativas de someter a la humanidad, hasta que la encontraron. Entraron en nuestras mentes subconscientes, y allí se instalaron. Y, de manera muy sutil, empezaron a modificar el patrón de pensamientos de la humanidad, causándole un conflicto interno que poco a poco fue distanciando a la humanidad del pequeño planeta azul.

Y tomaron el control de las mentes humanas

Estos seres invasores, poseen una mente de colmena y trabajan de manera similar a como lo hace la plaga. Llegan a un lugar, lo infectan todo hasta agotar los recursos de ese lugar y luego se marchan a buscar un nuevo objetivo. Y al acceder a nuestro subconsciente, pudieron sembrar ideas en nuestras mentes. Falsas creencias tales como la separación, la competencia y la posesión, lo que hizo que poco a poco nos olvidáramos de nuestra relación con el planeta y que nos enfocáramos en servirnos a nosotros mismos, tal como ellos lo hacen.

El Ser del planeta azul ha tratado desde entonces de recuperar el equilibrio de su cuerpo, pero no ha podido, ya que la gran mayoría de los seres conscientes del planeta se han polarizado hacia el servicio a ellos mismos, por lo que han olvidado de dónde provienen y de su relación con el cuerpo del planeta azul. A raíz de eso, llegó un momento en el que casi toda la humanidad dejó de escuchar la voz del planeta y se dedicó a servirse a sí misma, que es lo que nos ha traído al momento actual.

Pero el Ser del planeta hizo una solicitud de auxilio

Debido a su imposibilidad de hacerse escuchar por sus invitados, el Ser del pequeño planeta azul se vio obligado a pedir ayuda. Así que envió un S.O.S. intergaláctico, buscando e invitando a otros Seres, avanzados en sus respectivos procesos evolutivos, que quisieran entrar y encarnar en el planeta para que sirvieran como guías de una humanidad que había perdido el rumbo.

buda amor y perseverancia la historia del pequeo gran planeta azul i222266

Y esos son los seres que en el curso de la historia de la humanidad, han destacado por su increíble amor y voluntad de ayudar abrir los ojos y el entendimiento de los seres humanos, para que puedan ver la realidad. Ellos han sido seres humanos conscientes, polarizados hacia el servicio a otros, que han hecho grandes esfuerzos por señalar cuál es el camino de regreso a nuestro proceso evolutivo. Pero, lamentablemente, la gran mayoría de ellos han perecido a manos de aquellos a los que trataron de ayudar, influenciados por la consciencia colectiva de los invasores.

A partir de la llegada de estas entidades no invitadas al planeta azul, el avance espiritual de la humanidad de ha hecho sumamente lento, por el grado de dificultad que representa luchar contra algo de lo que no somos realmente conscientes. Y, aunque hemos recibido ayuda de estas consciencias más elevadas, que han podido traspasar la cortina del control mental y que han tratado de exponer la matriz de control a la que estamos sujetos, tales esfuerzos no habían sido suficientes hasta ahora.

Llegó el momento de desconectarnos de la matriz de control

Pero ahora, en estos tiempos en los que vivimos, se abre una nueva ventana de oportunidad para que la humanidad recupere su conexión con el planeta y retome el proceso evolutivo que por derecho divino le corresponde. Este momento es especial por varios factores, pero uno de ellos y tal vez el más importante, es que hay muchos seres humanos en este planeta con el potencial de despertar.

Y ese potencial de despertar lo que quiere decir es que, finalmente, las semillas están germinando.  Que cada vez hay más seres humanos en capacidad de elegir si quieren seguir conectadas a la mente colectiva, a la matriz de control, a la consciencia consumista, egocéntrica y desconectada el planeta, creada y transmitida por las entidades que llegaron aquí para someternos y apropiarse de todo cuanto existe, o si prefieren desconectarse de esa consciencia colectiva artificial para volver a conectarse con su verdadera esencia, con su Ser, que a su vez está conectado con el Ser del planeta azul.

El Ser del pequeño planeta azul ha intentado a través de las eras recuperar su conexión con la humanidad y el equilibrio en su cuerpo, siempre sin éxito. Pero, en esta ocasión, el Ser del planeta azul se siente particularmente optimista. En primer lugar, porque observa que cada vez hay más seres humanos desconectándose de la matriz de consciencia artificial de las entidades. Pero, por otra parte, porque nota cómo los esfuerzos de las entidades por mantener el control del planeta terminan siempre en un evento que propicia el despertar.

Se derrumba la consciencia artificial de las entidades

El intento más reciente de esas entidades, un virus letal que podría causar muchas muertes a nivel planetario, se ha convertido en una razón para unir a los pueblos, para estrechar lazos de solidaridad y para mostrar quién está al servicio de sí mismo y quién lo está al servicio de la humanidad, dentro de este gran escenario que representa nuestro planeta.

matrix la historia del planeta azul retomando la evolucion i222266

Así mismo, como consecuencia de la cuarentena implementada en varios países con el fin de detener el avance del virus, se ha detenido un poco la maquinaria abrasadora, consumista y destructiva de nuestro sistema económico, lo que le ha mostrado a muchos seres humanos cómo nuestro sistema es una máquina depredadora, materialista y consumista, que no cuida los intereses de los seres humanos sino los intereses económicos sobre los cuales se sustenta el poder en el planeta.

El Ser del pequeño planeta azul está sonriendo por fin, cosa que no hacía desde hace ya mucho tiempo. Y, aunque esta historia aún está lejos de terminar, lo que el Ser del planeta azul percibe es que la humanidad definitivamente está despertando. Que poco a poco está saliendo del control de esas entidades que llegaron aquí para apropiarse de nuestra humanidad y de nuestro planeta, y que es cuestión de tiempo, tal vez muy poco tiempo, para que la humanidad se vuelva a conectar con el planeta y retome su proceso evolutivo donde lo dejó…

¿Será esta una historia verídica?

Si la historia que acabo de contar es verdad o no, lo someto al criterio del Ser de cada uno de ustedes. Pero yo les puedo decir, en base a mi experiencia, observación y análisis, que en nuestras mentes coexisten, de forma oculta, entidades que «siembran» pensamientos y formas de interpretar la realidad que no son nuestras y que, cuando no somos conscientes de ello, condicionan nuestra forma de actuar, creyendo que son pensamientos nuestros.

Pero no lo son. Han intervenido nuestras mentes, creo que a través de la mente subconsciente, aunque es difícil asegurarlo. No es mi intención que me crean. Quiero que simplemente hagan la prueba. Tómense unos minutos y dejen que sus mentes sean libres. Conviértanse por unos minutos en los observadores de lo que pasa por sus mentes. Y, después de un rato, analicen cuántos y cuáles de los pensamientos que cruzaron por sus mentes en ese período de tiempo los trajeron ustedes voluntariamente, y cuántos de ellos simplemente «llegaron«.

Si no nos hacemos conscientes de este fenómeno, nunca tomaremos control de nuestros pensamientos. Siempre estaremos a merced de aquellos pensamientos colocados en nuestras mentes para que actuemos de una manera determinada. De esa manera nos controlan. Y como nosotros no somos conscientes de ello, no podemos hacer nada al respecto. La única forma de poder hacer algo, es que nos demos cuenta de qué es lo que está pasando…

AUTOR: Rafael Bueno, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx