Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » La Relación Entre los Cuerpos Sutiles

La Relación Entre los Cuerpos Sutiles

Paseo a travez del otoño en Boston por Mark Dela Cruz
¿Porqué a muchos especialistas, particularmente médicos, les sigue pareciendo inaudito concebir la salud como el equilibrio entre las distintas manifestaciones del cuerpo que componen al ser?  Entendemos al menos en apariencia, que poseemos cuatro tipos de salud. A decir verdad poseemos sólo uno, manifestado en cuatro formas diferentes y, por tanto, cuando ocurre un problema, se alteran las cuatro manifestaciones del ser.

Nos apoyamos en el programa “Luces en la Oscuridad” de Pedro Ribá para clarificar la repercusión que tienen las emociones en la salud física de las personas.

“La emoción es la «entidad» capaz de alterar los cuatro cuerpos. Para que se produzca una emoción, debe generarse en primer lugar un «input», es decir, un impulso externo o interno. A continuación, debemos darnos cuenta de la existencia del impulso y seguidamente reaccionamos ante aquello que acontece. Si no se cumplen estos parámetros, la emoción en lugar de serlo, se convierte en una sensación.

PUBLICIDAD GOOGLE

Cuando una persona vive, por poner un ejemplo, la emoción del miedo, esta afectará a su cuerpo físico mediante una alteración del ritmo cardiaco o respiratorio, al tiempo su cerebro consciente del acontecimiento, ordenará la generación de una descarga de adrenalina para calmar el estado. El cuerpo psíquico analizará la situación desde el hemisferio izquierdo, comprobando si ha sido vivida y ratificando que «eso es miedo», mientras el hemisferio derecho trabajará en la elucubración creativa o destructiva, anticipándose a los acontecimientos. El cuerpo emocional se verá afectado allí donde se encuentren sus mayores bloqueos, generando nuevas emociones y sensaciones, mientras que nuestro cuerpo vibracional emitirá una frecuencia diferente a la acostumbrada, que sutilmente afectará a nuestro entorno y a los campos vibracionales de las personas que ese encuentren cerca de nosotros.

Una vez vivida la experiencia del miedo, puede que no enfermemos de forma inmediata y sea una anécdota más en nuestra vida. Pero también puede ocurrir que aumenten nuestros bloqueos energéticos o que se disparen generando una dolencia que siempre afectará a aquel órgano físico que se encuentre más delicado, hallándose en este estado por la acumulación sucesiva de otros bloqueos. El ejemplo mencionado sería la forma más clara de comprender por qué dos personas de la misma edad, con la misma constitución física, mismo sistema de alimentación y condición social, verían como tras la emoción del miedo, una padecería una profunda afonía mientras que la otra sufriría un corte de digestión. La primera, tendría más bloqueado el aparato fonador a causa de todo lo que ha callado o no se ha atrevido a decir en su vida, lo que le ha provocado la continua generación de bloqueos que tras la emoción del miedo, han explosionado generando una dolencia física en el punto más delicado del citado cuerpo. La segunda persona, que durante mucho tiempo no ha sabido digerir aquellas situaciones de su vida en las que se iba involucrando, ha logrado que la no-integración de sus emociones centrara su bloqueo en el estómago y ahora tras una nueva emoción, el especial estado delicado del mencionado órgano le da como resultado el corte de digestión.

Concluiremos este apartado recordando que, las diferentes medicinas de tratamientos de índole alternativo o complementario, tienen presente la existencia de distintas entes o cuerpos en el ser humano. Por tanto, tratan la señal que es la enfermedad, pero siempre intentan comprender a qué otros planos puede afectar y de qué manera pueden solucionar las causas que han degenerado en enfermedad. Por todo ello, consideramos que es preciso efectuar una llamada de atención y darnos cuenta que somos un todo. La famosa frase «mente sana y cuerpo sano» ya nos dice lo importante que es tener en cuenta que no somos dos personas en una y que mente y cuerpo son dos manifestaciones de una misma entidad, a la que deberíamos añadir también la manifestación emocional y la vibracional. Sólo cuando seamos plenamente conscientes de que existimos como un todo, estaremos en condiciones de comprender que no hay diferentes tipos de salud, sino que hay diferentes fuentes que nacen de un mismo manantial”.

PUBLICIDAD GOOGLE

FUENTE: http://www.lucesenlaoscuridad.es/articulos.php?elemento=167

http://medicinacuantica.net/?p=2118

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Marisa García
3 comentarios
  1. User comments

    cuando realmente dejemos de sentir miedo ,lograremos elevarnos en nuestra espiritualidad,y tendremos el mando de este cuerpo terrenal,sabemos que mente sana es también cuerpo sano,bendiciones,milli

  2. User comments
    ileana bejarano

    Eliminemos nuestros temores y vivamos en paz y armonia***

  3. User comments

    Cuando bajas de la mente al corazón, te conviertes en amor y automáticamente desaparece el miedo. El amor es la fuerza más poderosa del universo, cuando en las escuelas en lugar de enseñar conocimientos para competir y luchar, enseñen a amar universalmente a los demás, a respetar, a trabajar en equipo, crearemos un gobierno democrático mundial donde ningún ser pasará hambre, ningún árbol será talado y donde las enfermedades dejarán de existir.

    Sólo el amor reequilibra la energía en nuestro cuerpo y en nuestro hermoso planeta Gaia. Todo absolutamente todo está interconectado. El todo es Dios y nosotros/as somos Dios.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend