Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Las Crisis Evolutivas – 4ta. Parte

Las Crisis Evolutivas – 4ta. Parte

evolucion-espiritual

La individualización desde el punto de vista de desarrollo sicológico

Continuando desde el Empíreo con versiones estereotipadas de las revelaciones: Los Angeles Solares y los constructores de la forma tenían que definir la evolución en el Planeta, entre la dirección reptiliana y la dirección mamífera. Decidieron que la correcta sería la evolución “Human mammal”, es decir un arquetipo hombre-animal con características humanas similar a la que existe en otros mundos. De ese modo fue creado un hombre-animal-hominidae y aparecen en la Tierra los grupos raciales “Human Mammal”, de no haber sido así, el Cuarto Reino de la Naturaleza no sería humano, sería reptíliano.

La dirección “Human Mammal” fue una trasmutación placentaria que se completó con el desarrollo gradual de los órganos de procreación, dando por resultado la mutación de una especie atávica velociraptor a hombre-animal con rasgos y características humanas; Seres machos y hembras con un ADN muy similar al humano.

De ese modo, con la creación del arquetipo del “antecesor” humano nació el Cuarto Reino de la Naturaleza, pero todavía no era completamente humano, ni estaba sometido al crecimiento y desarrollo de los sentidos psíquicos, era un ser que apenas tenía inteligencia por encima del antropoide, fue una etapa de evolución “very slow”.

“Los primeros grupos raciales hominidae “Ramapithecus” se bajaron de los árboles y empezaron a alzarse sobre sus dos patas traseras para convirtirse en bípedos. Gracias a ello desarrollaron una gran habilidad motora de precisión con sus manos. Hace unos 21 millones de años se empezó a experimentar con el prototipo de la forma humana, pero fue después de la individualización hace 18 millones de años, que tuvo lugar la incipiente evolución humana con el desarrollo de la forma astral-física del primitivo hombre-animal-homínidae. El hecho fue clave para la evolución de los grupos raciales hominidae y desde el punto de vista humano, la individualización fue una cualidad particular con la cual se manifestaron las primeras “chispas” o espíritus, en un 10% de su esencia en sus nacimientos”.

“La individualización fue el desarrollo sicológico del ser, la centralización del aspecto inferior del alma y la inteligencia creadora para que pudiera expresarse a través de la forma. Con el don de esa cualidad particular, es cuando se produce en el homínida la coordinación entre el cerebro y la mente, y donde definidamente pasa a ser autoconsciente, registra su individualidad y pasa a ser auto-consciente, activo y racional”. El resultado de esa cualidad, fue la centralización del aspecto inferior del alma y la inteligencia creadora, para que la “chispa encarnada en un homínida pudiera expresarse a través de la forma”.

“La evolución del hombre animal se inicia a partir del desarrollo gradual de los órganos de procreación en cada una de las especies. Con la separación de los sexos, hasta que finalmente principiaron a procrear por medio de los órganos sexuales.  El rol nace y va hacia la plena coordinación y expresión. Aparece el actor y aprende su parte; hace su debut y se prepara para el día de la plena expresión de la personalidad. El yo o ego empieza a desempeñar su parte expresándose por medio del egoísmo hasta finalizar su ciclo de vida. El germen de la forma densa, fue el resultado de energías aplicadas y dirigida desde el Empíreo sobre un triple conglomerado de fuerzas etéricas, veladas por una forma carnal llamada: “La forma humana”.

“Fue el surgimiento a la manifestación de las cualidades específicas de las “chispas divinas”, cuando se apropian de las envolturas que constituyen la apariencia física del género homínida. El alma penetra en plano físico inferior, en el germen de la forma densa homínida. Entonces nace y aparece en el escenario un rol que hará su parte en su ciclo de vida. Oportunamente sería el primer aspecto de la divinidad, —sí así puede expresarse—. En espera quedo un gran número de mortales evolutivos listos desde hace algún tiempo, para cumplir también su rol y comenzar el viaje humano, a partir de una nueva Individualización”.

Transcurrido eones de tiempo aconteció la nueva individualización, pero nada podía evitar que vinieran a la existencia en el Planeta Tierra, los egos de otros sistemas para evolucionar. La materia se rindió al espíritu, el divino deseo y la divina voluntad, pusieron su signatura sobre las “chispas” que aceleradamente se congregaban en el Planeta Tierra. La Individualización se puede definir como: “El Punto intermedio de la Evolución”. Cualquier otra individualización que pueda ocurrir después de la segunda en los siguientes ciclos, será la que se denomina en términos esotéricos “individualización en el “pralaya”, para esperar allí el llamado inevitable”.

En la Nueva Era, las puertas de la individualización permanecerá cerrada por algún tiempo al reino animal, y durante un largo período ninguna otra individualización, obtendrá la culminante etapa de manifestación en una forma física humana. Por lo tanto, no habrá la necesidad de crear nuevas formas humanas, apresuradas y masivamente.

El Grupo Racial “Afrcapithecus”

Como se venían exponiendo las revelaciones desde el Empíreo: “En otras revelaciones se ha dicho, que  los códigos genéticos son muy limitado, duran unos pocos miles de años, porque el código genético es mucho más profundo y complicado de lo que la mayoría de los genetistas puedan comprender. Muchos grupos raciales han sucumbido por sí mismos, y en muchos casos por agotamiento racial. La desaparición de los grupos más primitivos, ha sido originado por su genética, entre muchos otros, el factor principal: El agotamiento de su segundo código”.

PUBLICIDAD GOOGLE

“Los grupos raciales “Hominidaes no tuvieron un antecesor en común;  sino que fue una metamorfosis de conversión del hombre-animal, a “homínidae”. En una sola generación se origino la mutación del hombre-animal, el cual ya tenía un ADN muy parecido al de los humanos, cuando fue convertido genéticamente a homínidae. De ese modo se van generando las distintas razas. La metamorfosis se realizó como los Ángeles Solares lo tenían previsto para que se fuera generando un nuevo grupo racial denominado “Ramapithecus”. —El grupo racial se llamó así, porque que eran seres arborícolas—, de ese modo, surgieron varios grupos proto-humanos en el Planeta”.

“Existieron muchos seres en la antigüedad, hombres-animales y antropoides más de lo que se conoce, pero después de la individualización, antes de que los potenciales de la mutación del hombre-animal hominidae “Ramapithecus” se agotara se expandió. Del potencial favorable para evolucionar solo se destaco uno, el cual se fue generando en una Región de Africa y fue denominado “Africapithecus”. Se llamo así, por hacer hecho su aparición en el Continente Africano. Gran parte de estas especies mejoradas fueron asimiladas ulteriormente por distintas especies raciales Homo en evolución. “En cuanto a su aspecto físico, los “Africapithecos” se caracterizaban por caminar recto y tener características humanas. Su piel era morena y su cuerpo estaba cubierto de pelos.

Tenian miedo a los truenos, a los relámpagos y a los rayos. De repente se encogían gimiendo como intencionando mentalmente que cesara la tormenta y la tormenta cesaba; salían de las cuevas y miraban el cielo claro y pensaban que alguien más allá había escuchado su expresión, -porque no se llamaba oración todavía-, su intención, y a partir de ahí empezaron a creer en seres sobrenaturales. Tuvieron una primaria idea de lo que era Dios; pero ya se hablaba de ofrendas, de premios, de castigos, etc. Eran seres que simplemente se rascaban los insectos, se alimentaban, se apareaban, peleaban y mataban fieras, o eran comidos por ellas, pero su mente, un poquito más desarrollada que los antiguos “Ramapithecus”.

Las tribus raciales “Africapithecus” fueron los primeros en la transición entre los “homínidaes Ramaphitecus” de las época primitiva y los grupos homínidas individualizados más evolucionados que emigraron a África, pero no habían sido “colonizados”, no había llegado a ellos el modelo de desarrollo humano”. Todo lo que no comprendían tenía que ver con los dioses sobrenaturales. No menos de 26 especies favorables de estos grupos raciales evolucionaron, y quizás algunas pudieron haber logrado alguna suerte de desarrollo proto-humano” hasta que por último, quedan dos especies raciales homínidos. Quedaron los antecesores,  el Homo Cromañón y el Homo Neanderthal, los últimos eslabones vitales en la evolución humana, el Homo sapiens. Pero en menos de cinco mil años, no quedaría un solo individuo de las anteriores 26 especies raciales extraordinarias.

La especie racial “Africaphitecus” se le conoce como “eslabón perdido”. En términos de números, los científicos estiman que fue el primer Homo que apareció en la Tierra hace 200 mil años en una region de África, de donde partió para conquistar todo el planeta. El  “Africaphitecus” fue el primer eslabón que incorporó a las “chispas” pensantes, partiendo desde allí, se inició el período de vida conceptual e inteligente, siendo África y la Constelación de Cáncer, la puerta de entrada a la encarnación de muchas “chispas” a la vida terrestre en cuerpos de “Africaphitecus”. Pero antes de establecerse la línea directa de la descendencia humana, las aportaciones de la implantación central de vida, que había evolucionado en África, reforzaron la especie racial “Africaphitecus”.

Los científicos creen que los “Africapithecus” podría haber colonizado África en lugar de evolucionar originalmente en la región de Lemuria como se pensaba hasta ahora. Afirman y creen que ocurrió una oleada desde Asia en tres grupos y sugieren, que la explicación está respaldada por restos fosilizados descubiertos en formaciones en el desierto, cuando los homínidas llegaron a África desde otro continente, lo cual data de millones de años. En aquella época, África era un continente-isla, y no había allí otra especie racial que pudiera competir con los homínidas africanos.

El Grupo “Africapithecus”, condujo a un periodo próspero de evolución, de donde surgió el linaje que daría lugar finalmente a la Raza Humana. Si los ancestros del grupo no hubieran emigrados al África, simplemente no existirían los Sapiens. Por tal motivo, se puede deducir que África fue la cuna de los primeros homínidas, los primeros eslabones humanos”. La aparición en África fue el comienzo de las especies humanas, pero no aparecieron en ese período como consecuencia de un proceso de evolución de especies inferiores animales, sino después de la conversión y la individualización, donde se fue generando el grupo racial.

El Grupo Racial “Australopithecus”

Continúan las revelaciones de los conmovedores sucesos, en las interminables Eras de la Evolución Humana: “Hace unos 2 millones de años, grupos “homínida-africapithecos” habían mutado, pero apareció en escena, otro grupo racial denominado “Australopitecos” con un ADN mejorado. Se le denomina “Australopithecus” al género ya extinguido de primates homínidos, por haber hecho su aparición fue en un sitio de la Región de Africa del Sur, tal como se denomina en familia”. Fue una cultura que experimentó la evolución a un ritmo ‘to walk faster’, se desplazaban en forma bípeda, tenían una tremenda cadena de ADN, un cerebro grande y un cuerpo mental desarrollado similar al de los antropoides. Vivian en zonas tropicales de África y en entornos boscosos y alrededor de selvas. Fue un género racial que tenía características más humanas, que las que tenían los “Homínidas Africapithecus”. También fueron conocidos como los “Homínidas Sudafricanos”.

“Una rama separada de la familia original fue impulsada a emigrar al Norte de África con sus progenies. Hizo su aparición en una región de Etiopía, la cual pudo haber vivido en esa región durante un millón de años. Es el segundo grupo racial más antiguo que se conoce, con características de los primitivos homínidas. Otra rama se separó de su origen y derivo en otro grupo racial del género Paranthropus robustus que vivió en Sudáfrica hace entre 2 y 1,2 millones de años. El género racial  Paranthropus durante un tiempo se consideró perteneciente al género “Australopiteco”.

“Los “Australopitecus” fueron modelados por una compleja historia evolutiva marcada por diversos movimientos migratorios, que resulto de las migraciones a África, y el contacto con otros grupos homínidas en el Medio Oriente y repentinamente, en una sola generación se origino por mutación, especies aborígenes raciales de color. Fue el genero racial con más características más humanas, más que las que tenían los “Hominidas Africapithecus”, por lo cual se pueden definir como antecesores directos del Homo sapiens.

Fueron los antecesores más evolucionados de la familia humana. Coemprendían seis grupos del género Homo, los cuales dieron origen a otros grupos raciales, entre los cuales se pueden mencionar:

El Homo habilis, un homínido que vivió en África  hace aproximadamente 1,9 hasta 1,6 millones de años y el Homo erectus ergaster, otro que vivió entre 1,75 y un millón de años en África”.

“Los “Australpitecus” jugaron un papel esencial en la evolución humana, una amplia extensión de fósiles se han encontrado en regiones de Africa, pero los fósiles solamente señalan la Época Cuaternaria, donde han aparecidos fósiles Homos, lo cual indica que los “Australopithecus”, pudieron haber existido entre 2 millones y 2.7 millones de años adC”. Las primeras culturas “Australopithecus” surgieron a lo largo de los ríos del hemisferio oriental, y hubo cuatro grandes etapas en la marcha progresiva de la civilización. Se hicieron presentes en las tierras altas en el noroeste de la India, hasta propagarse gradualmente en Europa dando origen a la especie Homo, antecesores de la familia humana con un ADN mejorado”.

“Antes de la extinción de los “Australpitecus”, ya existia dos nuevos grupos raciales en el planeta; dos ramas se separarón de la original y derivarón en Europa, donde se fue generando los dos nuevos géneros Homo. Un nuevo género Homo denominado el “Hombre de Cromagnon” y el Homo neanderthalensis, muy similares al grupo racial Australpitecus. Y si bien ambos grupos no tenían el mismo ADN, su conformación ósea, de ojos, era muy similar; Al final el grupo racial Australpitecus se extinguió y quedaron primando los dos nuevos grupos. Así se van generando los distintos grupos raciales Homo en la región de Europa, hasta que al último quedan solamente, el Homo cromañón y el Homo neanderthalensis.

El Grupo Racial Cro-Magnon

Volviendo al tema de las revelaciones: “El mundo de los dos primeros “Babiecas”, que vienen a ser los padres de todo el género humano, era a todas luces superior a gran parte de sus descendientes inmediatos, y era radicalmente distinta de todos sus antepasados, tanto inmediatos como remotos. Al final hace unos 1.5 millones de años, antes de que los australopitecinos salieran de África, el grupo se extinguió por agotamiento de su ADN y hace su aparición el nuevo grupo racial denominado “Cromagñón”. El cual tomó su nombre de una cueva en ubicada en Francia, donde fueron encontrados algunos fósiles y pinturas. Los fósiles encontrados, señalan que su aparición física pudo haber sido hace unos 1.5 millones de años”.

El grupo Cromañón había mejorado su ADN, los miembros de este grupo disponían de cerebros más grandes para su tamaño y sus cuerpos electrónicos, estaban bien desarrollados y experimentaron la evolución a un ritmo más rápido, pero aun no tenían lenguaje y no contaban con mentes que se pudieran llamar en verdad humanas.

Su conocimiento era limitado”. Gracias a la encarnación de “egos evolucionados” en cuerpos Cromañón, el desarrollo de su Cultura se hizo “very fast” quedado primando en Europa dando lugar al surgimiento de un nuevo linaje racial, el Homo neanderthalensis que era muy parecido al Homo Sapiens.

PUBLICIDAD GOOGLE

El Cromañón convivió miles y miles de años con el Neanderthalensis en Europa, así de ese modo surgieron, ancestros más evolucionados, los cuales constituiría las naciones del Continente Europeo en la presente Era.

Recién ahí, el Cromañón despertó en su pensamiento abstracto. La cronología más precisa de la desaparición de nuestros parientes más cercanos los neandertales, muestra que los neandertales coincidían con los Homo Sapiens  en Europa, cuando el Cromagnon se extinguió hace 28-30 mil años. Otras ramas Cromagnon de Europa se separaron de su origen y derivaron en otros grupos raciales en la península mesopotámica.

El Grupo Racial Neanderthal

En 1856, en el vecino Valle de Neander, —Neandertal un tramo del valle del río Düssel en el Condado del Monte —Bergisches Land en Alemania—, un grupo de trabajadores en una cueva hicieron un sorprendente descubrimiento de fósiles en una en cueva, que en el transcurso de los siglos había sido cubierta por sedimentos de arcilla. Al desenterrar la arcilla se encontró una costilla humana, la cual fue descrita por los anatomistas como un espécimen tipo de la especie Homo.

Nuevamente se reanudaron las excavaciones en la zona y se encontraron más de 50 nuevas piezas óseas Homo, igual de fragmentadas como las halladas en la cueva en 1856, la cual fueron descritas por los anatomistas,  como pertenecientes a restos de Homo neanderthalensis, se uso ese nombre por haber sido descubiertas en Neander.

El Homo Neanderthalensis despertó en su pensamiento abstracto y tenían un lenguaje gutural, pero no podían expresarse como los humanos actuales.  Los órganos de la anatomía del habla son sólo los ejecutores que llevan a cabo la orden del cerebro. El lenguaje es una actividad cognitiva del cerebro, por tanto se habla con el cerebro. Para desarrollar el habla son más importantes la organización del córtex y algunas partes del subcórtex cerebrales que aún no estaban desarrolladas en los Homo neandertales”

Hace unos 500 mil años en el curso de la evolución humana en Europa, continuaba la tendencia a tener un clima más frío y seco, aunque en otras latitudes seguía siendo más cálido. Pero de pronto, sucedió que se presento un avance del hielo y un nuevo acontecimiento que aceleró la migración del género Homo hacia otros lares.

El género Homo fue diversificado, y durante el último millón y medio de años incluyo a otros grupos Homos ya extintos, hasta llegar a ser el Homo Sapiens Sapiens de los tiempos actuales. La fecha de la extinción tiene doble importancia, ya que también marca el advenimiento del Príncipe Planetario, quien tiene por misión, el avance de la evolución en el Planeta, el cual ha llevado al Homo Sapiens Sapiens a una carrera evolutiva turbulenta.

Los Homo neanderthalensis son los ancestros más cercanos de la raza humana, los Homo Sapiens Sapiens de los tiempos actuales. Neander ganó fama mundial con el hallazgo de los  fósiles, los cuales forjaron el comienzo del estudio de la paleo antropología y a los fósiles del grupo neanderthalensis. Algunos  datos científicos, muestran que el Homo Neandertal desapareció de Europa entre 41.000 y 39.000 años atrás, otros le asigna a su extinción una antigüedad de 40.000 años,  pero lo correcto sería decir que: Desde la extinción del Homo neanderthalensis, pudieron haber transcurridos unos 45.000 años. La desaparición ocurrió en distintos momentos a través de sitios desde el Mar Negro hasta el Atlántico. Y la extinción del Homo sapiens floresiensis hace unos 12 000 años, quedando primando en el Planeta el Homo sapiens, la única especie racial conocida del género Homo que aún perdura, conocida como la estirpe Homo Sapiens Sapiens.

Siguen las revelaciones de los Angeles Solares:

“En cierto modo, nuestros primos cercanos, como los Homo neanderthalensis, no están extintos, siguen viviendo físicamente como Homo Sapiens-Sapiens en un Universo Alterno. Los Homo neanderthalensis un el universo Alterno tienen el ADN mejorado y han logrado resolver, si bien no la mortalidad, —porque todo ser vivo encarnado está sujeto a la segunda ley de termodinámica—, pero han logrado estirar no solamente la vida física que puede llegar a 200-250 años, sino la misma calidad de vida; porque no tendría ningún sentido vivir 250 años terrestres y vivir la mitad de la vida con altibajos de salud”.

 La estirpe “Homo Sapiens”

Los Angeles Solares revelan sobre los Homo Sapiens: “Hace un poco más de un millón de años aparecieron repentinamente en diversas regiones del Planeta, los Homo Sapiens mesopotámicos, los descendientes directos de la raza humana. —Homo Sapiens es el nombre científico que se le otorga a los homínidos antecesores de la raza—, ya que todas los demás homínidos se han extinguido. En la época primitiva, los Homo sapiens sus progenies, miles de años atrás se habían diversificado y emigrado hacia tierras del Medio Oriente, a las regiones de la Mesopotamia  “la tierra entre dos ríos”, nombre por el cual se conocía en la antigüedad la zona del Oriente Medio”.

“Durante su migración desde África al Medio Oriente, los Homo sapiens fueron los primeros “Babiecas” que pasaron por algunos muy desafortunados trastornos, y desde entonces, los descendientes han experimentado una trayectoria de altos y bajos. Llegaron a ocupar una región en la costa occidental de la península mesopotámica que, en aquellos tiempos, se proyectaba en el mar meridional; en tanto que otros grupos tribales menos inteligentes y estrechamente emparentados, habitaban en la punta de la península y a lo largo de su costa oriental. Son los últimos homínidos en aparecer sobre el planeta, y los únicos que han podido sobrevivir a las diferentes condiciones climáticas y durante su migración, se expandieron por otras regiones, y a medida que las nuevas civilizaciones seguían avanzando, sus creencias se hacían más sutiles, pero no menos ignorantes”.

 “La larga infancia de los Homo sapiens, no ha dificultado la supervivencia de las crías durante muchos años en la península mesopotámica, lo cual podría ser la clave de su éxito en el planeta respecto a otros primos proto-humanos. Son los homínidos machos y hembras con más capacidad mental, capaces de concebir, transmitir y a tener conceptos, lo cual les permiten inventar, aprender y utilizar estructuras relacionadas con las matemáticas, ciencia y tecnología”.

“Los Homo sapiens compartían cultura con otros homínidas más cercanos. Pero desde que dejaron a África hace unos 100.000 años, han madurado mucho más rápido, incluso más que el Neandertales” y el “Cromagñón” de Europa. Por la condición de vivir en la Mesopotamia, en la región de “entre dos ríos”, las progenies Homo Sapiens nacían de un modo verdaderamente cerebral, empezaron a tener pensamientos de temor a lo que no entendían y a usar armas y otros útiles de metal, y recién hace unos 10.000 años, empezaron a pensar en abstracto”

“El Neandertales fue el grupo Homo tribal de los primitivos tiempos más evolucionado, desde hace unos 30 mil años, ya dibujaban en las cavernas y tenían un lenguaje muy básico. No era lenguaje hablado, era un lenguaje gutural y por señas. Hará cosa de unos 5.000 ó 6.000 años terrestres, atisbaron las primeras escrituras. De esa forma han venido derivando los idiomas, que ya no son guturales como en la primitiva etapa homínida, sino que pueden ser dibujos o presentar distintas expresiones”.

Los Homo sapiens, con todo el respeto de la ciencia, y sin poder transmitirlo, más que para que se mueva apenas un poco, fueron más avanzados que los animales actuales. Se puede deducir que: “Cuando dibujaban en las cavernas ya tenían conceptos”, porque el dibujo es un concepto abstracto.

En la Nueva Era los Homo sapiens por tener conceptos, es conocidos bajo el término genérico de “hombre”.

Más sobre las Crisis Evolutivas: En la Quinta Parte, revelaciones desde el Empíreo sobre la extinción de los Neandertales: Manténganse informado para sacar sus conclusiones.

Las Crisis Evolutivas – 4ta. Parte

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend