Maestro Akhenaton.  Canalización de Henrique Rosa.

Patricia Gambetta
Patricia Gambetta

maestroakhenaton maestro akhenaton.  canalización de henrique rosa. ID174547 - hermandadblanca.org

Mensaje Canalizado.

En Portugués el Original.

¡Que la Gran Luz Dorada esté con vosotros!

El alma, en la medida en que va alcanzando una experiencia mayor, conquistando más sabiduría, que desarrollan cualidades y virtudes propias, logra purificar y equilibrar la personalidad de modo que pueda ser conducida al gran portal para seguir el Camino de la Luz.

En su trayectoria, el alma va encontrando otras almas afines que también están siguiendo el Camino de la Luz, y que a través de varios senderos anhelan conducir la personalidad a ese mismo portal. Una de estas pistas es la Pista Dorada del Sol.

Como demuestra la historia, mucha gente ha sido atraída por esta pista y fue a través de ella que muchos siguieron principios que conducían a las expansiones de la conciencia y los portales iniciadores dentro del Camino de la Luz.

Las almas afines están unidas por fuertes lazos de amor y se ayudan mutuamente, compartiendo sus experiencias y la sabiduría conquistada, asimilando el aprendizaje mutuo y persiguiendo los mismos objetivos para alcanzar una realización espiritual.

En la medida en que evoluciona, el alma adquiere más experiencia y sabiduría, lo que le permite desarrollarse,  ver ciertas tareas y misiones, tanto individuales como grupales, porque está dentro de una unidad de almas y puede trabajar en sintonía con almas que tengan tareas y misiones similares a lo largo de su trayectoria de evolución.

De este modo, cada alma integrante de esta unidad busca facilitar la tarea y la misión individual y grupal de cada alma afín, no importa el plano dimensional en que se encuentra, es decir, si está encarnada o no.

Las afinidades entre las almas surgen en razón de muchos motivos. Cuando son del mismo rayo la fuerza de atracción es muy grande, pero también se atraen por el el hecho de que se hayan encontrado muchas veces en el plano físico y vivido relaciones de amor, paz y armonía, o en razón de que se han encontrado muchas veces para la realización de tareas en nombre de los mismos principios espirituales, o, por la conquista conjunta de energías, experiencias y sabidurías, como también, por haber sido designadas por la Jerarquía para un mismo trabajo.

En realidad, hay un número incontable de razones y las afinidades también son innumerables y, de hecho, ellas nutren y dirigen las almas formando grande las familias espirituales.

Las almas que componen las familias espirituales están siempre reuniéndose para ayudar a aquellas que se han retrasado en su caminata, así como para ayudar en el cumplimiento de las tareas y misiones de otras, sin importar si están en el plano físico, astral, mental, o en otro sistema planetario o estelar.

Hay muchas familias espirituales, grupos de almas afines, siguiendo pistas que convergen hacia el Camino de la Luz y todas desarrollan acciones grupales.

Tareas y misiones se entregan a estos grupos de almas de acuerdo con sus características para que, cumpliéndolas, avancen en su caminata.

Hay núcleos de almas afines que son muy antiguos y también hay grupos más jóvenes, así como hay grupos compuestos de un gran número de almas y grupos muy pequeños, esto es variable, lo más importante es que son cohesivos y fuertes, son familias espirituales y caminan juntos.

Para estas familias de almas es penoso cuando un alma perteneciente al grupo se encuentra encarnada y tiene muchas dificultades, principalmente en relación a la personalidad que, por varias razones, no consigue formar parte de esa unidad, es decir, el alma quiere permanecer en la unidad pero la personalidad no quiere porque está acomodada, preocupada sólo consigo misma y no puede abrirse al alma.

Se puede indagar: cómo estos grupos de almas admiten otras almas?

No es una cuestión de admitir, de hecho, la grupal se está siempre expandiendo para atraer otras almas afines.

Por lo tanto, es la Unidad la gran fuerza que multiplica la acción de un grupo de almas y que atrae a otras almas afines porque éstas ya trabajan en la Unidad de la Luz y están caminando en la Unidad.

unidaddealmas maestro akhenaton.  canalización de henrique rosa. ID174547 - hermandadblanca.org

Estamos hablando de unidades energéticas que atraen, en y son atraídas por otras unidades individuales o grupales, energéticamente compatibles o complementarias.  Por eso, el trabajo grupal en el plano físico depende de la unidad entre la personalidad y el alma de cada integrante, sin la cual el grupo no consigue una base segura para desarrollarse y formar una célula grupal.

El trabajo es arduo sobre las personalidades de esas almas para darles la experiencia y la conciencia necesaria para estar en la misma frecuencia y en la unidad que aquel grupo de almas energéticamente ya está espiritualmente.

Todos los grupos de almas que se encuentran en El Camino de la Luz trabajan para que un día exista un solo grupo, que es la humanidad; este es el objetivo de todos los grupos, unirse para formar uno solo.

Como ya os dije, hay grupos muy antiguos formadas por almas que encarnaron muchas veces juntas desde épocas muy remotas, y que forman grupos grandes porque durante mucho tiempo vienen absorbiendo a otros grupos.

Antes de que otros grupos integren una unidad tan cohesiva y armónica, todos sus elementos se preparan de modo que el nuevo grupo alcance energéticamente la misma frecuencia vibratoria, y así todos puedan sumar y multiplicar las acciones y las formas de realización.

Dentro de la unidad ningún grupo se sobrepone a otro, porque en ella nada se divide y toda acción conjunta es importante para todos los que en ella evolucionan.

Cuando dos gotas de agua pura se funden es imposible separarlas porque constituyen una gota de agua mayor y con las mismas propiedades. Si una de ellas tiene vestigios de aceite jamás podrá unirse a la otra gota de agua pura. Si la gota manchada de aceite no se purifica, no habrá posibilidad de unirla con la gota de agua pura. No es una cuestión de la gota de agua pura o querer unirse a la gota manchada de aceite, no se puede unificar a la otra.

Todos los elementos de la gota de agua pura son importantes para purificar la gota de agua que todavía está con aceite, pero esta llevará un cierto tiempo para purificarse.  De la misma manera, la personalidad necesita un grande trabajo de transformación, transmutación y purificación, para sintonizarse con el alma y desarrollar una visión de unidad con la misma.

En consecuencia, grupos de almas se unieron para crear las Escuelas de Sabiduría.

La Escuela de la Síntesis es una unión de grandes familias de almas que trabajan juntas acogiendo almas dispersas que se alejaron de sus familias espirituales y que no pueden regresar a éstas sin la ayuda de aquellas que se encuentran en la Unidad Mayor de la Luz.

Esto es comprensible porque la acción de las familias espirituales atrae a estas almas favoreciendo las condiciones para elevar sus niveles vibratorios y así regresar a sus familias. Para los grupos de almas más avanzados no importa a qué familia estas almas perdidas pertenecen o a cuál Escuela de Sabiduría porque todas tienen los mismos objetivos y son parte de la misma Unidad Divina.

Por eso, una Escuela de Sabiduría como esta y del mismo modo las del pasado y aquellas que surgirán en un futuro, son uniones de familias de almas que trabajan en favor de todos los miembros de sus familias espirituales, y también de cualquier otro grupo de almas porque todos los grupos de almas forman parte de una la familia espiritual más grande que la humanidad.

Cuando hablo de almas afines no me estoy refiriendo al karma grupal, pues esto es otro asunto.

Al reencarnar las almas son conducidas a rescatar muchas acciones y también a construir nuevas acciones que favorezcan nuevas uniones espirituales.

La unidad de las almas a que me me refiero es espontánea porque se da a través de un amor incondicional y busca elevar espiritualmente las almas en nombre de este amor, de modo que cada alma y su personalidad entren en la misma sintonía y constituyan entre sí, una unidad para responder al consejo a las energías, a las orientaciones, a las tareas y a las las misiones del grupo de almas de la que forma parte espiritualmente.

Como en la antigua historia de Jesús sobre el Hijo Pródigo, muchas almas se alejaron de sus familias espirituales en el curso de las reencarnaciones porque no consiguieron conducir sus personalidades en razón de las energías de carácter vibratorio muy denso, además de los nuevos karmas que hicieron y de tantos otros motivos.

Pero hoy están buscando volver a las sus orígenes espirituales, buscando reencontrar sus almas afines y su grupo familiar espiritual para trabajar nuevamente con todos. Al reencontrarlos y volver a trabajar para ayudarlos, también son ayudadas porque poseen tareas y misiones espirituales semejantes.

Muchas veces os dijimos que la verdadera familia es la espiritual, aquella de la cual el alma forma parte, y este es un momento en que debéis pensar en esto y cuestionaros a qué familia de almas pertenecéis.

familiaespiritual maestro akhenaton.  canalización de henrique rosa. ID174547 - hermandadblanca.org

Para volver a tu familia espiritual debéis preparar vuestra personalidad para responder positivamente a vuestra alma, porque así será más fácil reencontrar las almas afines y de nuevo sintonizar el grupo o la familia espiritual.

En este momento evolutivo todo está más fácil para las almas que buscan este retorno a sus familias espirituales porque hay millones de almas afines trabajando para que esto se dé lo más rápido posible.

Hay millones de almas afines trabajando para ayudar a vosotros.

Podrías preguntar: ¿Cómo lo hacen?

Todas las trabajan ayudándolos en la sublimación, transformación y transmutación de los niveles inferiores de vuestras personalidades en niveles superiores, a fin de que la experiencia interna os conduzca a una conciencia de vuestras tareas y misiones en esta vida. Su acción o vuestro trabajo espiritual os conduce al reencuentro con su verdadera familia, la espiritual.

Muchos son prisioneros de la familia material a través de deberes y obligaciones, de apegos, vicios y deseos, sin embargo, una persona consciente y orientada espiritualmente trabaja para que su familia humana también tenga la posibilidad de pertenecer a la misma familia de almas afines.

Si en la familia material hay almas con muchas dificultades y que no pertenecen al mismo grupo de almas afines, éstas también serán ayudadas pues la acción de un verdadero discípulo es la de no inhibirse y no omitirse ante la posibilidad de ayudar a otra alma, incluso cuando ésta no forma parte de su familia espiritual.

Varias almas se reúnen en un grupo familiar, porque así pueden evolucionar más rápido, teniendo la posibilidad de ayudarse mutuamente y de trabajar en favor de otras almas afines o de otros grupos, así como de la humanidad, de la Tierra, a fin de que el El Gran Plan Divino para la tierra se cumpla.

A lo largo de sus trayectorias evolutivas estos grupos de almas afines se fusionan formando grupos mayores y buscando la unión con otros grupos. Es decir, que la unidad está siempre en expansión.

Entre las almas afines no hay rivalidades, todas se respetan, y procuran donar su experiencia a favor de todos, de.  Los objetivos y los principios son los mismos y el que tiene mayor sabiduría busca donar su experiencia para que todos lleguen al mismo nivel.

En los niveles superiores de la vida esta acción se da continuamente, y siempre está en expansión.

Nos gustaría que todos reflexionaran sobre esto. Hay poco material sobre este asunto, pero la realidad es que millones de almas en el pasado realizaron obras, trabajaron conjuntamente en todos los continentes del planeta, y hoy también millones de almas están en la acción para que en este actual momento evolutivo la humanidad tenga la posibilidad de dirigirse por los mismos principios, y realizar acciones que puedan conducir las almas a una unidad grupal hasta que todos los grupos pueden formar una misma familia.

Generalmente, cuando un alma reencarna tiene la conciencia de que va a continuar el trabajo del grupo de almas con los mismos objetivos y principios, porque en las encarnaciones anteriores también trabajó en función de las tareas y misiones de este grupo.

Toda alma en el camino sabe que el trabajo realizado en otras épocas no es del alma «A» o «B», sino del grupo de almas.  Y no importa si el alma «A» encarnó en un país y el alma «B» encarnó en otro país, porque el trabajo es de un grupo de almas.

Por lo tanto, toda el alma de ese grupo cuando reencarna continúa su trabajo porque sabe que es un trabajo grupal y que su acción es muy importante para el grupo de almas.

De este modo, tenéis el trabajo individual de vuestra alma y el trabajo relacionado con el grupo de almas que pertenecen.

Todo ser humano que está en el Camino de la Luz, con los dos pies y actuando conscientemente, pertenece a un grupo de almas, porque, como ya se ha dicho muchas veces en esta Escuela¹, la evolución no es individual sino grupal.

El Camino de la Luz es también un camino grupal y, por lo tanto, no tiene sentido la evolución de un alma si sus conquistas espirituales no pueden ayudar a sus hermanos y hermanas en el camino.

Esto también quiere decir que nadie camina solo en la Luz porque espiritualmente las trillas fueron hechas por hermanas mayores que desde hace mucho tiempo desbravaron caminos que hoy muchas almas trillan sin dolor y sufrimiento. El Camino de la Luz es un camino de almas y por eso es un camino grupal.

Las Escuelas de Sabiduría están compuestas y formadas por almas que se responsabilizan, ante los poderes mayores divinos, planetarios y solares, por el direccionamiento de las enseñanzas, de las orientaciones, de las las técnicas y la evolución propiamente dicha.

Cuando reencarna un Maestro representa un gran grupo de almas, así como un Avatar que reencarna representa la fusión de muchos grupos de almas.

Las personalidades, en su gran mayoría, están orientadas a la búsqueda de la satisfacción de sus necesidades externas, no están vueltas aún para las necesidades del alma. Entonces, el alma busca el camino, pero la personalidad todavía no.

Mientras la personalidad no busca el Camino de la Luz, el alma no puede realizar sus acciones, ni cumplir sus tareas y misiones.

El presente momento evolutivo es muy importante para todas las almas que quieren trillar el Camino de la Luz, sin embargo, un día las oportunidades espirituales que hoy son las mismas para todas las almas se cerrarán.

La unidad interna entre el alma y la personalidad es fundamental para el trabajo que ya se inició en los grupos de almas afines o familias espirituales. Es la unidad formada por muchas familias, las espirituales que hoy sedimentan en el plano físico las bases de la Escuela de la Sabiduría Universal de la Síntesis, en una acción amorosa a favor de toda la humanidad y del planeta.

Estamos hablando de amor entre almas y también del verdadero amor que está en el alma y en el espíritu.

Por amor, muchas almas de un grupo se sacrifican a fin de posibilitar que un alma, encarnada o no, pueda cumplir sus tareas y misiones. Esto se da porque para el grupo de almas, o para la unidad grupal, el éxito de aquella alma beneficiará no sólo a todas las almas del mismo grupo, sino también a muchos otros grupos de almas y la propia humanidad.

Un verdadero discípulo tiene conciencia de esto, es así que actúa siempre porque el amor que reside en su alma y en su espíritu es lo que, de hecho, dirige sus pasos en el camino y sus acciones en el mundo!

¹En la Escuela de la Síntesis, en São Roque, SP – Brasil.

Canal Espiritual: Henrique Rosa

TRADUCCIÓN PORTUGUÉS-ESPAÑOL: Patricia Gambetta, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTE:  “Jornal de Ciéncias Esotéricas”.  A Sabedoría Universal da Síntese. Henrique Rosa y Lourdes Rosa.

 

2 comentarios

  1. Veo mucha coherencia en este artículo en relación con los libros de *La Ley del Uno* y los del Maestro Tibetano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx