Home » Mensajes del Cielo » Mis respetos profundos por todos aquellos que viven desde el corazón

Mis respetos profundos por todos aquellos que viven desde el corazón

flor de corazon hermandadblanca.org

Mis respetos profundos por todos aquellos que viven desde el corazón.

Por todas las almas alineadas con su Ser, con su claro propósito de alma.

Mis respetos profundos por todos aquellos

que a pesar de las dificultades hacen el bien.

Sintonizad con la vibración del alma, sintonizad con la vibración del amor,

limpiad vuestra aura de emociones ancladas, para ser canales de luz.

Respetad a todos aquellos en su proceso de evolución, cada uno diferente es, todos son válidos, ninguno es mejor ni peor que otro, todos son válidos, siempre y cuando permitan a la persona florecer.

No sólo la terapia es importante, también la conexión terrenal, vuestro día a día es necesario para sintonizar vuestra frecuencia de alma y anclar en la Tierra aquello que sois.

Sois germen, sois semilla de amor, sois semilla de creación.

Vuestra condición particular, sólo vosotros podéis realizarla, estad atentos a vuestra vocación, a vuestra habilidad fundamental, para que vosotros mismos germinéis y podáis ser cada vez más grandes, conocer realmente quiénes sois realmente; seres espirituales, seres terrenales, seres emocionales y seres mentales.

Todo cuanto sois es importante, nada se implementa, sino que se complementa. Aquella parte de vosotros que rechazáis, es aquella sobre la cual debéis aprender más. Esforzaos y aplicaos en vuestro cometido.

No os distraigáis con historias incoherentes, con frases repetitivas de tengo que, tengo que, tengo miedo a…, sino ¡avanzad!, avanzad en vuestro proceso evolutivo, terrenal y espiritual, ambos son necesarios, tanto como lo es la gallina al gallo, ¿Qué fue primero la gallina o el huevo?

Todo funciona de forma circular, el principio es el final y el final es el principio. El alfa y el omega, cada uno con su importancia de comienzo y de origen, no sin ello ser menos importante que el que en medio está.

Vuestra colaboración depende del momento en que cada cual se encuentre. Muchos son los momentos de titubeo y contradicción, no os descontroléis, manteneos firmes en la misma dirección siempre hacia adelante, sin mirar atrás, simplemente avanzad. Avanzad en el camino, avanzad en el destino avanzad vosotros mis amados cristianos, avanzad vosotros quienes no recordáis, no importa, avanzad sin deteneos.

Aquel crucifijo que significó crucifixión, significa regocijo y salvación. Meta simbólica para cada uno, apertura divina de aprendizaje, no temáis pues grande es la puerta del corazón, no temáis pues grande es el rencuentro con vuestro YO.

Grandes sois todos, almas de amor, recibid mis congratulaciones y mis entrañables envíos de amor. Recibid para conectar, recibid para anclar, recibid para ser quienes sois. Almas expectantes de amor, recibid un grandioso momento de bendición.

PUBLICIDAD GOOGLE

Llega pronto el día de la Salvación.

Llega pronto el momento que se anunció.

Cerca está el día de la gloriosa venida de nuestro Señor.

Cristo fue, Cristo es y Cristo será por la eternidad.

Dichosos todos los que le seguís,

dichosos todos los que promulgáis su amor.

Dichosos y benditos todos los que en su alma descansan,

piden y suplican sanación.

Cerca está el día de su llegada, benditos todos hermanos de amor.

Alabanzas se oyen desde el cielo, dichoso el momento de salvación, campanas y cánticos gloriosos de bendición. Momentos únicos en el mundo, los planetas acompañando el proceso se encuentran.

Ríos de vida y de gloria, cánticos de plenitud. Dorado el día, plateada la noche, aura y descanso divino que acunan las bendiciones. Ríos de gloria bendita, hermosos oros todos.

Lazos humanos, unidos de corazón,

anillos divinos de Conciencia,

gracias a todos los que desde vuestro Ser,

responden el llamado de amor.

 

Venideros son los momentos de unión.

Dichosos los llamados a la Cena del Señor.

Dichosos los que en su regazo son.

Dichosos todos hijos benditos, hermanos de condición.

Frente a frente, cara a cara, mano a mano, siempre unidos estáis.

Llega el día del rencuentro, muchos sois los que lo notáis, sintiendo la vida estáis.

Sintiendo en vuestro alma la conexión, en vuestro día a día su aplicación.

Gracias a todas las almas de corazón.

Hermanos sois del que llega, parte del alma y del corazón.

Dichosos los días divinos de creación.

 

 

Llegando el día está en que las almas se vuelvan a amar, vuelvan a tolerar, vuelvan a vivir desde el amor. Principio de un nuevo ciclo de vida en el planeta, principio de una Tierra prometida.

Atrás queda la agonía, atrás queda el furor, de aquellos que contagiados están del miedo y del rencor. Atrás quedan los atardeceres de traición.

Nada queda impune, todo anclado está. Hechos que recordar, hechos que sanar, para retomar el camino andado, se volverán a repetir y se volverán a pasar.

PUBLICIDAD GOOGLE

Todo llega y todo cambia, todo es evolución. Nada es lo que corresponde, ya llega el momento de conclusión. Conclusiones y reflexiones de aprendizajes poderosos, momentos gloriosos de rendición.

Anclas todas, las de los días bellos y dolorosos, anclas divinas de creación. Anclas de polaridad y anclas de unidad. ¿Dónde te quieres anclar?

Bellos parajes gloriosos de hermandad, increíbles momentos de resurrección. Cierto es el día, cierto el momento de igualdad, cierto el momento de cambio de la polaridad a la igualdad.

Dichosos aquellos que viven el momento con expectación, dichosos todos los que acompañan a otros a despertar, vivos y muertos, unidos todos, hacia la Nueva Humanidad.

No desperdiciéis este momento inigualable en la eternidad, cambio completo de forma, atisbo de libertad. Regocijo de unos y otros, ancla espiritual, bello y dichoso el momento de tránsito dimensional. Bellos atardeceres de polaridad, dolorosos para unos, amables y alegres para otros, equilibrando las fuerzas están. Bendiciones de unos y de otros unidos todos, cantando sin cesar melodías imparables de emociones sin controlar.

¡Benditos vosotros mis Hijos amados,

hermanos de bondad!

 

Cristo resurge en la Tierra, Vuelve la Cristiandad,

en toda su vertiente alegre,

en todo su apogeo de libertad.

Libertad personal de vivir en fraternidad.

¡Benditos todos mis Hijos, de alegría y paz!

Vosotros hacéis que en el mundo reine la paz. Vigilad vuestra casa y vuestro entorno, las paredes y puertas abiertas están. Atended a aquellos que os llegan reclamando ayuda, amor y concordia devolvedles, ejemplo así de amor serán.

La dicha se expande, el amor se extiende, muchos sois en el mundo, los que el amor deseáis, ¡gracias benditas y colmadas de amor tengáis!

No es del todo cierto decir, que bien amados seáis, pues sabéis que lo sois y así engrandecéis al Señor. Confiad hijos y hermanos, confiad en vuestra paz, no decaigáis ahora hermanos, pues cerca el día está.

Benditos todos aquellos que desde la dicha esperáis. Relajaos, disfrutad, vivid en libertad, atrás quedan las ataduras de polaridad. Emociones y ríos de llantos dejad, para ahora sólo reír y cantar. Danzad el baile de la vida, danzad el baile de la alegría, dichosos todos los que disfrutáis.

Amaos y amad, besaos y besad, abrazaos y abrazad, pues nada es comparable al amor en libertad, libertad sin tapujos, sin corazas. Extendeos por toda la Tierra, avanzad hacia vuestro propósito, poblad la Tierra en amor, procrear desde el alma, conectad con quienes sois. Bellas almas de amor, lucid a partir de ahora, vuestra condición divina de creación.

Aparente momento doloroso para dejar marchar conflictos innecesarios, incoherentes e inservibles para el corazón. Conectad la mente y el alma y el corazón emocional, con vuestra gracia divina inconsciente plena de veracidad.

Amaos y uníos todos los que en la misma sintonía estáis, nuevas frecuencias de vida asoman en la Tierra, nuevas frecuencias de amor resurgirán.

Momentos en Cristo, baile importante de almas, danzas de la vida en calma, para acunar merecidamente a aquel que lo necesitará.

Festejad su venida, acordad el lugar, convocad a los vuestros, todos seres de amor serán.

Complicado es el día, pues nadie lo sabrá, dichosos todos aquellos que sin ver creerán.

Limpiad vuestros corazones, almas de amor.

Se verán cabelleras al viento, ondearán banderas e instrumentos gloriosos tocarán.

Bendecid todos los momentos de gloria, amad y disfrutad, cerca está el bello momento de unidad.

 

Recibe las bendiciones de amor, que a tu Ser le corresponden.

Gracias y bendiciones Padre y Madre de Amor

Canalización recibida el 19 de octubre de 2012, Ana Jesús Murillo

PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)

Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.


Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend