Reflexiones: El alma y el espíritu

Estudio Luminica
Estudio Luminica

hermandblanca juan sequera reflexiones el alma y el espiritu 02 reflexiones el alma y el espiritu i214655

Es realmente impresionante la cantidad de creencias que hay sobre el alma y el espíritu y todas ellas buscan explicar el misterio que hay detrás de cada una de estas entidades. La filosofía y la religión durante siglos han buscado dar respuesta a todas las interrogantes que surgen del estudio de estos dos grandes enigmas, porque la ciencia no los considera parte de su campo de acción. Para la ciencia la última frontera de su radio de investigación sería la mente y la consciencia, aunque el objeto de estudio de la psicología, la psique, también es el nombre dado al alma por los antiguos griegos. La mayor parte de las preguntas que surgen en la investigación de estos fenómenos buscan dilucidar ¿cuál es su origen?, ¿si ambas son la misma entidad?, ¿sin son de la misma naturaleza? y ¿cuál es el destino de ellas al morir?, el objetivo de este artículo no es dar respuesta a estas interrogantes, lo cual sería muy ambicioso, sino suministrar información al lector que le despierte la curiosidad para buscar sus propias respuestas. 

Alma y espíritu: Origen y semántica

Al buscar el origen etimológico de ambas palabras, encontramos que, aun cuando son de origen diferente, es frecuente ver un uso indistinto entre ellas. Según la Real Academia Española, ambas palabras provienen del latín, Alma de Anima = aliento de vida y Espíritu de Spíritus = Soplo. En todo caso, ambas se asocian al mismo significado de “aquello que da vida al cuerpo”.

En lo que respecta a su origen, la mayoría de las creencias le atribuyen un origen divino, aunque hay religiones como el budismo que prefiere hablar de consciencia y no de alma y hay doctrinas como el hilozoísmo que considera que la materia en sí misma es animada, por lo que no se requiere un alma o un espíritu para darle vida. Hay también algunos filósofos que opinan que se trata de entes imaginarios para justificar la existencia de Dios o para explicar o negar el gran misterio de la muerte. Como vemos, la respuesta a cuál es su origen sigue siendo un asunto por resolver.

En relación con la pregunta si ambas son una misma entidad, la opinión más generalizada es que se trata de entes diferentes, con atribuciones distintas, en lo cual a veces se confunde cuáles de esas atribuciones le corresponden a cada una de ellas. Así tenemos, que algunos opinan que es el espíritu el que le da vida al cuerpo, mientras que otros piensan que es el alma quien lo hace. También hay discrepancias en cuál de ellas es el Ser esencial que realmente somos, unos consideran que es el alma y otros el espíritu.

hermandblanca juan sequera reflexiones el alma y el espiritu 03 reflexiones el alma y el espiritu i214655

El enfoque dualista y el enfoque monista

Respecto a cuál es su naturaleza y si comparten la misma que la materia, hay básicamente dos opiniones, la de los dualistas, que consideran que alma y espíritu son de naturaleza inmaterial distinta al cuerpo y los monistas que opinan que ambos son de la misma naturaleza que el cuerpo y están indefectiblemente unidas a él en una sola entidad.

Dentro de los que piensan que se trata de entes independientes y de naturaleza inmaterial encontramos diferentes interpretaciones de cómo interactúan estas entidades entre ellas y con el cuerpo. Algunos consideran que el espíritu es el soplo divino que le da vida a la materia, mientras que el alma es el ser en sí mismo, en todo su conjunto de espíritu y cuerpo y no algo que llevamos dentro. Otros coinciden con los anteriores en que el espíritu es quien le da vida al cuerpo, pero opinan que el alma si es un ente independiente que habita en el cuerpo y que es el verdadero ser. Mientras un tercer grupo piensa que es el alma independiente, embebida del espíritu, la que le da vida al cuerpo.

Cuando llegamos a la gran pregunta, ¿qué pasa con estas entidades al morir?, la variedad de opciones que tenemos también es alta, comenzando por tener que decidir si se trata de entes inmortales o que perecen junto con la materia, en lo cual las opiniones también están divididas. Algunos creen que el alma perece con el cuerpo, mientras que el espíritu trasciende a la muerte. Otros opinan que alma y espíritu son inmortales. Mientras que otros piensan que nada trasciende a la muerte. 

Como vemos, a las preguntas anteriores podemos encontrarles múltiples respuestas y una vez que optamos por la alternativa de que alma y/o espíritu son independientes del cuerpo e inmortales, toca resolver el enigma de ¿qué pasa con ese o esos entes inmortales una vez que abandonan el cuerpo?, en cuya respuesta también encontramos dos grandes tendencias, la primera, la metempsicosis o transmigración de las almas, según la cual el alma después de la muerte reencarna reiteradamente en nuevos cuerpos hasta alcanzar un nivel espiritual que le permita regresar a su origen divino. La otra, la de los creyentes en la resurrección, quienes creen que, al morir, el alma entra en un estado de espera hasta el juicio final en el cual es juzgada por sus actos terrenales y devuelta al cuerpo en el que estuvo durante su vida en la tierra y según el resultado de su juicio es enviada a la gloria de Dios, a un lugar de sufrimiento o a uno de purificación para poder alcanzar el reino del Altísimo.

hermandblanca juan sequera reflexiones el alma y el espiritu 01 reflexiones el alma y el espiritu i214655

Como dije al inicio, es increíble la variedad de creencias que hay sobre este tema, lo cual me induce a pensar que simplemente su entendimiento escapa a nuestro nivel actual de conocimiento y no sé si algún día, espero que sí, lograremos alcanzar ese nivel que nos permita comprender estos misterios. En lo personal me inclino a pensar que alma y espíritu son entes independientes de la materia, que actúan en conjunto para darle vida y razón al cuerpo y que al morir regresan a su origen, que no me atrevería a calificar de divino, sino simplemente desconocido y que su regreso o no a la vida terrenal depende de circunstancias también desconocidas.

¿Y tú que piensas? 

 

_____________________
Autor: Juan José Sequera. Autor de la Hermandad Blanca 

6 comentarios

  1. Muy extenso el comentario pero no aclara nada. Excúseme pero siempre he creído que la hermandad blanca esta informada o inspirada por Entidades elevadas en la escala espiritual y divina y que en su afán de que cada día seamos mejores informan sin rodeos de ninguna índole la verdad. De todas maneras gracias pero así no podemos cambiar sin una información clara y directa.

    1. Gracias Al por tu comentario, lamento no haber cubierto tus expectativas con el artículo, pero como dije al inicio: “el objetivo de este artículo no es dar respuesta a estas interrogantes, lo cual sería muy ambicioso, sino suministrar información al lector que le despierte la curiosidad para buscar sus propias respuestas”. Pienso que en temas espirituales sería muy presuntuoso pretender ser dueño de la verdad como para dar una información clara y directa como la que entiendo que esperabas. En el artículo inicial de esta serie: “Reflexiones: Una visión muy personal” (https://hermandadblanca.org/reflexiones-una-vision-muy-personal/) señalé que “el objetivo principal de estos artículos es generar en el lector el mismo deseo de aprender sobre las cosas nuevas que cada tema generó en mí, para promover en él su propia reflexión”. Si no lo has leído, te sugiero que lo hagas, para así tener más claras las expectativas que puedes cubrir en los artículos de esta serie.

  2. Yo tambien se , que el alma despues de la muerte reencarna reiteradamente en nuevos cuerpos hasta alcanzar un nivel espiritual que le permita regresar a su origen divino.

    1. Yo Soy, Gracias por tu impresionante meditación sobre lo que es el alma y el espíritu y tu opinion al respecto de ambos. Por mi parte siempre creí que tanto el alma como el espíritu son uno mismo con diferente nombre, porque mi creencia en amos siempre fue influenciada por lo que la biblia dice, pero ahora esa creencia ha sufrido un cambio. Y ese cambio se debe a que ya no acepto tales creencias por el hecho de que ahora las veo como escrito que tienen mucha influencia humana para mantener al ser de luz bajo supresión o sumisión. Por ende si lo que yo creo es correcto. Las razones que me obligaban a creer en esto son ahora obsoletas. Porque ya no tengo eso que me fue infundido desde mi niñez, por tanto lo que ahora creo es que tanto el espíritu como el alma son una sola en nuestro cuerpo y que las dos gozan de el mismo cuerpo y que sin esta union seria imposible la existencia de la consciencia en el ser. Provenimos de un mismo creador, una sola fuente y que nuestro cuerpo existe solo en nuestra consciencia por ende cuando morimos no morimos porque somos energía y la energía no se pierde sino cambia de estado. Como el agua pasa de un estado liquido a un estado gaseoso. Esto es solo un ejemplo de energía. Ahora si ponemos el ejemplo de la corriente podemos encontrar muchos. Pero, si tuvimos un solo creador todos tanto el cuerpo como el alma y el espíritu todos están y son uno, con la única diferencia que nosotros fuimos inducidos a pensar que son diferentes ya que la materia esta compuesta también de átomos lo cual es luz encerrada en la materia. Por tanto si todo esta compuesto de la misma energía todo es una misma cosa y la muerte no existe porque la energía no se pierde, sino cambia de forma. De un estado material a uno inmaterial y siempre es consciente, o dire mas consciente en el estado inmaterial que en el material. Por eso si somos espíritus formados de luz. Quiza, y solo quizá nuestro deber debería ser actuar como seres espirituales y no como materiales. Pero eso quiza sea para otra refleccion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx