Los Hijos de La Luz. Canalización del 09.04.1993.

Patricia Gambetta
Patricia Gambetta

Mensaje Canalizado de los Maestros de Luz.

En Portugués el Original.

La humanidad espiritualmente salió fuera de su camino, aquel, a través del cual, en el infinito espiral evolutivo, a cada vuelta asciende a una octava arriba, llevando cada uno de regreso al Reino de la Luz para que todos puedan recibir su eterna herencia divina, dejando de andar por los «caminos de las tinieblas».

Todos los seres humanos son Hijos de la Luz y, como tales, tienen el deber y la obligación de convertir las tinieblas en luz, la ignorancia en sabiduría, el odio en amor, la guerra en paz, la injusticia en justicia divina, para que todos reciban su herencia divina, y regresen también a la casa del Divino Padre-Madre, como sus legítimos Hijos de la Luz.

La vieja y legendaria Atlántida, un día saldrá de las leyendas y de los mitos para tomarse una realidad viva del pasado.

Sus civilizaciones legaron a la humanidad muchos de los conocimientos que hoy posee, así como una estructura físico-psíquica-mental que todos mantienen.

En aquellos tiempos, donde los hombres y los dioses convivían juntos, esos «Titanes del espíritu divino» enseñaban a los hombres los más diversos aspectos de la vida.

Indicaban a todos cómo debían comportarse y perfeccionarse para que las virtudes del espíritu, del alma, de la mente y del cuerpo surgieran y se desarrollas, para que pudieran tener la conciencia de que son legítimos Hijos de la Luz, con mentes creativas ampliamente desarrolladas, para poder reanudar al Reino de la Luz, de donde un día todos salieron.

Todos son Hijos de la Luz, pero la gran mayoría aún inconsciente, con una mente aún en los primordios de su desarrollo, perdió la noción completa de donde vino, hacia dónde va, qué hace, qué tiene que hacer en la Tierra y cuál es su verdadero origen.

Grandes errores evolutivos, a partir de cierto período de la Atlántida, el ser humano comenzó a cometer. Esto hizo que surgieran muchos aspectos negativos en el hombre, como por ejemplo, la concentración de la voluntad exageradamente en la riqueza material, que poco a poco fue tomando cuenta de todos.

La codicia, el orgullo, la rabia, el odio y la sed de poder personal para subyugar y esclavizar fue aumentando cada vez más.

Los menos evolucionados tomaron cuenta de las riendas en la conducción de los pueblos, los espiritualmente con menor capacidad, a través de la fuerza, llevaron a aquellos que espiritualmente debían estar en la cima de la jerarquía humana, a la muerte ya la esclavitud.

Las virtudes pararon de crecer, y esas delicadas flores espirituales fueron poco a poco desapareciendo del mundo físico denso.

La sutilidad dio lugar a la brutalidad, la belleza a la rudeza, la sabiduría a la ignorancia, la vida al asesinato, la honestidad a la deshonestidad, la fidelidad a la infidelidad, la felicidad a la infelicidad.

Las enseñanzas y las energías espirituales comenzaron a ser utilizadas por algunos sectores de la vida humana para esclavizar en vez de actuar para espiritualizar, liberar y hacer que todos continuasen su ascenso a lo largo de la espiral evolutiva, hacia el Reino de Dios.¹

Así, al cerrarse un gran ciclo,²  la humanidad de aquella época no ascendió, sino que continuó sus ciclos de repeticiones, construyó sus laberintos circulares y hasta hoy se encuentra dentro de ellos, con la excepción de un porcentaje aún reducido de la humanidad que logró salir de esa rueda sin fin de causas y efectos, efectos y causas.

Estos son los iniciados de todas las épocas, son los maestros y discípulos de todos los pueblos que arduamente se sacrificaron, tratando de parar esa rueda sin fin (la rueda del karma continuo), haciendo que cada vez más un número mayor de seres humanos ascender a una octava arriba en su espiral evolutiva.

Como la humanidad se alejó del cultivo de esas delicadas flores espirituales que son las virtudes, resolviendo seguir el camino de la fuerza, de la brutalidad y del dolor, esos grandes Titanes de la Luz Divina, los Dioses Mayores, los Divinos Obreros más grandes del Divino Creador, absolutamente, se alejaron temporalmente de la Tierra para dejar que el hombre aprendiera con sus propios errores, y para que un día ellos pudieran reanudar en otras condiciones.

La Tierra, con su humanidad física, se sumergió en el mayor de sus abismos, la noche del alma surgió, el animal salvaje oculto dentro del hombre y aún no domado y sublimado quedó totalmente suelto, se apoderó de la vida de todos los pueblos.

surgirdelaoscuridad los hijos de la luz. canalización del 09.04.1993. ID154999 - hermandadblanca.org

En consecuencia, la Tierra tuvo que aislarse de la Confederación de las Fraternidades Universales, pues estaba atacada por el virus de la autodestrucción. El hombre de la Tierra se volvió demasiado peligroso para otros sistemas y fue aislado del contacto consciente e inteligente con otras formas de vida.

Hoy, gradualmente, parcelas cada vez mayores de seres humanos, a merced de un gran trabajo de espiritualización, buscan el auténtico desarrollo, la reapertura de sus canales espirituales de comunicación con otros planos, mundos y dimensiones superiores.

Estos están pudiendo volver a los contactos con otras formas de vida más inteligentes, más espiritualizadas, que viven en otros planos, mundos y dimensiones. Son contactos que tienden a expandirse continuamente y que durante el tercer milenio serán comunes a todos los que estén evolucionando en la tierra.

El rescate atlanteano está comenzando, por todo el mundo y en todos los pueblos.

Si el ser humano medita un poco sobre el pasado y el presente, si se mira profundamente a los aspectos de la vida y de la evolución, si consigue pensar sin los dogmas y teorías sobre lo que es la vida, llegará a la conclusión que lo que hoy llama vivir no puede ser, de ninguna manera, lo que el Gran Creador ha construido para todos.

Existieron civilizaciones en el pasado que siguieron las leyes universales y fueron grandes, ayudaron a sus pueblos a sublimarse ya evolucionar.

Sin embargo, los errores, las transgresiones a las leyes naturales han llevado a los seres humanos a los abismos de sus propios errores.

No se puede admitir que el hombre, dotado de un espíritu divino, una mente universal y una vida eterna, continúe dentro de esos laberintos de errores, que me temo en vivir en la ignorancia materialista, en las tinieblas.

Es aquí donde la humanidad está llegando, a una gran transformación o a un gran giro evolutivo que ocurrirá durante el ciclo acuariano, con la conciencia correcta del verdadero vivir.

Sí, ha costado mucho, pero vemos despuntar nuevamente poco a poco el cultivo de esas delicadas flores de las virtudes, plantadas en los corazones, mentes y almas de muchos seres humanos.

Se está extendiendo por la Tierra aquel perfume del amor y de fraternidad, de la sabiduría, de la paz entre todos los pueblos, razas y creencias, donde las más amplias libertades están siendo conquistadas con mucha armonía y equilibrio para el bien de todos y no, como en el el pasado, sólo de algunos.

El desabrochar de estas nuevas flores espirituales será un paso decisivo, donde una porción mayor de la humanidad llevará la evolución de la Tierra a ascender a un nuevo ciclo de la espiral hacia una octava arriba.

Los laberintos están desapareciendo y los abismos siendo vencidos por los nuevos puentes.

Muchos están, finalmente, ascendiendo en la espiritualidad de sus corazones, sentimientos, mentes, almas y actitudes, esparciendo nuevos colores y perfumes, donde el amor crístico está siendo más cultivado en la naturaleza interna de cada ser.

Este trabajo hercúleo viene siendo construido por obreros, esa unidad fantástica de seres que, viviendo con la luz y para la La Luz Divina, vienen favoreciendo las parcelas cada vez mayores de la humanidad a salir del camino de la violencia, del sufrimiento, de las injusticias, de las tinieblas para seguir el otro camino, el de la Luz, el amor, la paz, la sabiduría, la armonía, el equilibrio y de la fraternidad universal.

Este ha sido el trabajo del Gobierno Oculto del Mundo, la unión de los Seres que lograron llegar al Reino de la Luz Divina en la Tierra y que, con gran sacrificio, venciendo sus propios abismos personales, vienen formando escaleras espirituales para sacar a los hombres de los abismos, abriendo nuevos portales,³ por donde la humanidad pueda salir de sus laberintos individuales y colectivos. Construyeron nuevos puentes para que todos puedan vencer sus propios abismos y llegar a la cima de su propia montaña interna, al Reino de la Luz, al Reino del Divino Padre, volviendo a ser sus auténticos Hijos de la Luz.

Completamente conscientes y con mentes e inteligencias debidamente desarrolladas, podrán ayudarlos a traer el Reino de Dios para la Tierra.

reinodediosenlatierra los hijos de la luz. canalización del 09.04.1993. ID154999 - hermandadblanca.org

Los grandes Titanes de la Luz Divina, los Dioses Mayores, están poco a poco retomando al planeta, para ayudar en la evolución de todos los seres que habitan la Tierra. Vamos, una vez más, a tener su preciosa colaboración para continuar las Divinas Obras del Gran Creador.

En estos últimos años comenzaron a retomar a la Tierra algunos de estos Titanes, esas divinidades que no son leyendas ni mitos, son Seres que alcanzaron su unión cósmica y divina; por eso, son llamados divinidades.

En el pasado fueron llamados de Dioses, porque los pueblos reconocían en esos Seres los auténticos jardineros del universo, los verdaderos mensajeros y arquitectos del Gran Creador Universal. A continuación, hablaremos un poco del retorno de esas divinidades que muchos creen que son fantasías de las mentes infantiles de la humanidad, lo que es un gran error.

La sabiduría de la humanidad recuerda que toda la leyenda y el mito tienen una base de verdad. 

Maestro Zanon (Conocido también como Maestro Júpiter) 09/04/1993.

Canal Espiritual: Henrique Rosa.

¹«Hay un reino del alma llamado Reino de Dios, que es en realidad otro reino de la naturaleza, un quinto reino. La entrada en este reino es un proceso tan natural como lo fue el paso de la vida, elevándose de un reino de la naturaleza a otro, en el proceso de la evolución.» –  «Del intelecto a la intuición «- Alice A. Bailey.

²Gran Ciclo, la Tierra y la humanidad, en su trayectoria evolutiva, atraviesan varios ciclos. Hay ciclos dentro de otros ciclos mayores, todo obedeciendo a la Ley de los Ciclos en cada uno de ellos, y se cumplen diversas etapas de la «Gran Obra Divina». Cada vez que el sol transita por los doce signos zodiacales, encierra uno de los grandes ciclos de aproximadamente 25.992 años.

³Ver “Portal para a Eternidade” – Henrique Rosa.

TRADUCCIÓN PORTUGUÉS-ESPAÑOL: Patricia Gambetta, redactora en la gran familia de hermandadblanca.org

FUENTE: Libro “O Governo Oculto do Mundo. O Trabalho da Hierarquia Oculta”, Editorial Portal. Segunda Edición. Autor Henrique Rosa.

5 comentarios

  1. Hola, Muchas gracias por compartir este conocimiento, en lo personal siento que me ha ayudado mucho para despertar de mi letargo materialista, nuevamente gracias

  2. Patricia mujer excelente ,día a día se va enriqueciendo mi ser, gracias hermandad blanca por entregar esta sabiduría es ahora no hay tiempo que perder,seguir con esta pedagogía divina lograremos una revolución espiritual en la especie humana y así convertirnos en obreros divinos. un abrazo de luz para todos los hermanos que nos enseñan y nos ilustra un camino gracias.

  3. Patricia ,
    Hola tenes info del libro donde lo puedo adquirir en español el portal para la eternidad , muy bueno tu trabajo gracias por compartirlo ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx