Motivación (8) Buscar la felicidad

José Contreras
José Contreras

Motivación (8) Buscar la felicidad

Introducción

El tema de la búsqueda de la felicidad es continuo en el desarrollo de la civilización. En el fondo todas las luchas egoístas y los esfuerzos altruistas tienen como trasfondo el esfuerzo por ser feliz.

Nosotros desde nuestra infancia siempre buscamos lo que creíamos que nos haría feliz o al menos lo que nos hiciera menos infelices. La propuesta que vamos a estudiar es que hay una búsqueda interna que es la que motiva nuestro desarrollo.

Buscar la felicidad

haz lo posible por ser feliz

En un mundo donde parece que todo está en desorden, la propuesta de “haz lo posible por ser feliz” parece absurda. Sin embargo, si nos observamos vemos que siempre intentamos hacer las cosas lo más fáciles posibles, siempre queremos evitar la enfermedad, queremos seguridad económica, queremos conocer la verdad. Es decir queremos ser felices.

Al mismo tiempo sentimos que no somos felices y se lo atribuimos a las condiciones de la vida diaria, a los demás que no nos quieren o no nos comprenden. Rara vez pensamos que la felicidad puede ser una decisión nuestra.

Todo cambia

Cuando observamos el mundo vemos que todo cambia constantemente. El sol sale, se eleva, luego se pone. La luna tiene un proceso de cambio que dura aproximadamente un mes. Cada año tenemos tiempos que se dividen en primavera, verano, otoño e invierno. Algunos de estos momentos nos agradan otros nos desagradan.

Sin embargo, así como todo cambia, también todo se repite. El sol sale todos los días, la luna regresa cada mes a ser luna nueva, cada año regresa la primavera. Algunos de esos momentos nos agradan y somos felices. Pero nada se queda donde quisiéramos.

christmas 2971961 960 720 motivacion 7 buscar la felicidad i218987

La felicidad no es algo inmutable. Así como todo cambia, también todo se repite de manera diferente. 

La felicidad nos da seguridad

Nuestras actividades varían cada año y cada año se repiten. Tenemos tiempos para estudiar, tiempos para vacacionar, tiempos para trabajar. Pero cuando algunas de esas temporadas se prolongan comenzamos quejarnos. Queremos que las vacaciones lleguen pronto. Luego, cuando las vacaciones se prolongan, porque no recomienzan las clases en el tiempo esperado o porque no hay actividad laboral, comenzamos a quejarnos. De alguna manera, queremos que las actividades retornen para sentirnos seguros.

Pero en medio de este torbellino de modificaciones ¿estamos avanzando? ¿O nos sentimos como el carro que está acelerado pero se mantiene en el mismo sitio, porque ha perdido la resistencia del suelo? En medio de estos cambios somos felices.

Felicidad y sentido de la vida

La felicidad tiene un componente de sentido de la vida. Este sentido nos lo dio en parte la escuela, cuando los docentes nos decían cuáles eran las metas para cada día y al final del año escolar pasábamos al siguiente año. Pero llega un momento en que nadie nos va a decir cuáles son las metas. El mundo sigue cambiando, pero nosotros estamos jugando al trencito que en las fiestas da vueltas por el salón pero no va a ninguna parte.

Muchas veces las metas siguen siendo externas, tenemos que tener alguna profesión para conseguir un empleo, tenemos que casarnos y hacer una familia. Pero sin embargo, sentimos que no buscamos esas metas con felicidad.

Cada ser nace con un destino, las aves, los peces, cada ser vive día a día y al llegar un momento parece estar todo listo para dar el paso siguiente. Aunque el la vida social hay algo similar, siempre hay una insatisfacción que nos hace preguntarnos ¿Somos felices? O mejor ¿Mi vida tiene sentido?

La felicidad es seguir creciendo

¿Qué es la felicidad para un ser humano? Tener metas y luchas por alcanzarlas es darle sentido a la vida. Sin embargo, algo nos dice que tenemos que seguir creciendo. No nos lo dicen los demás. Nos lo dice algo dentro de nosotros. Los demás nos dicen, ya llegaste, ¿Para qué vas a seguir estudiando? ¿Para qué vas a aprender algún arte? Ya estás muy viejo para eso. Y de hecho vemos a muchas personas que han dejado de luchar en la vida.

Pero sentimos que podemos llegar más lejos. Que detenernos es perder la vida. Que la vida es mucho más de lo que nos han enseñado.

Si nos prestamos atención descubrimos que dentro de nosotros también hay tiempos. No solo para dormir y despertar, para trabajar y descansar, sino que tenemos necesidad de dejar tiempo para reflexionar y para tomar decisiones.

Conócete a tí mismo

Cuando nos dicen “ya llegaste” se está reconociendo que nuestras partes más materiales han logrado su desarrollo. Pero se está desconociendo que también somos seres espirituales, seres capaces de un desarrollo ético y artístico. Se desconoce que tenemos cuerpos que no has sido desarrollados, porque nuestra vida ha estado volcada hacia afuera, hacia las necesidades sociales y que nos hemos dedicado poco a nosotros mismos. Conocemos mucho del mundo externo, pero muy poco sobre quienes somos. Por eso la frase “conócete a ti mismo” sigue teniendo sentido.

La felicidad es interna

La pregunta que tratamos de responder es donde está nuestra felicidad. Si la buscamos en lo externo, siempre vamos a tratar de estar a la moda y de responder a lo que impone la mayoría.

Si consideramos que la felicidad es interna y que está relacionada a la búsqueda de nosotros mismos, vamos a tener una vida más reflexiva y vamos a reconocer nuestras cualidades y defectos. Este reconocimiento nos va a permitir fortalecer nuestras cualidades y debilitar nuestros defectos. De la misma forma en que el campesino atiende a las plantas que le son útiles y elimina las que no quiere en su parcela.

Si consideramos que la felicidad es interna y que está relacionada a la búsqueda de nosotros mismos, vamos a tener una vida más reflexiva y vamos a reconocer nuestras cualidades y defectos.

Ya hemos dicho que esta forma elevada de buscar la felicidad está relacionada con nuestro desarrollo artístico y ético. Es conveniente elegir algún arte por el que tengamos preferencia. Aunque nos agraden varios debemos ser capaces de decidir a cual le vamos a dar preferencia. De igual manera debe ser nuestra atención al desarrollo ético. Que se expresa por nuestro amor, sea a las plantas, a los animales o a los seres humanos.

Amarnos y amar a los demás

Lo primero es descubrir que no podemos ser felices si sentimos odio hacia los demás seres. Tenemos que hacernos conscientes de esos momentos de rechazo y crear pensamientos de amor. Una forma es reconocer que aún en el más malvado hay una parte espiritual que aunque no la tenga desarrollada está allí, buscando amor.

El segundo paso es ser amables. Evitar el maltrato hacia los demás. Normalmente somos amables con los desconocidos, pero nos tomamos el derecho de ser desagradables con quienes convivimos diariamente. Tenemos que reconocer que ellos también tienen el derecho a ser felices.

Aunque no debemos permitir que nos ofendan, tampoco debemos ser rudos con quienes actúan en forma que no comprendemos. Debemos pensar que cada persona tiene su sufrimiento y que muchas veces su manera de ser puede ser porque espera el rechazo de los demás y ya están prevenidos.

boys 3111230 960 720 motivacion 7 buscar la felicidad i218987

La felicidad tiene un componente social

En síntesis, la felicidad tiene un componente social que nos permite adaptarnos a las exigencias de nuestros familiares, compañeros y las exigencias del país. Pero también necesita un componente interno que nos relacione con nuestra esencia espiritual, con lo que realmente somos y con nuestra misión en la vida.

Conclusión

Somos creadores y por esto necesitamos participar del mundo artístico y somos uno con los demás seres y por esto tenemos que desarrollar nuestra capacidad ética, nuestro amor a todos los seres. Nuestra felicidad, por lo tanto, exige la felicidad de los demás. En este punto podríamos recordar la sugerencia de Schopenhauer cuando dice que debemos lograr nuestros objetivos haciendo el menos daño posible a los demás. Podríamos agregar, deseándole la mayor felicidad a los demás.

Referencia

 

Arnold Schweinzer Premio nobel (1) Reverencia a la vida

 

José Contreras redactor y traductor en la gran familia de hermandadblanca.org

 

Sugerencias de lectura

Anna Bonus Kingsford (8) protección animal

3 comentarios

    1. Gracias mis amados, por el texto que hace referencia, a la felicidad feliz? jaja! Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx