¿Qué es la logosofía?

El presente artículo consistirá en las inquietudes de los seres humanos desde una perspectiva logosófica basada en la conferencia realizada por Adriana Con quien inició sus estudios de logosofía hace más de quince años. Se desempeña como docente de estudio e investigación de la sede central de la fundación logosófica en Buenos Aires. Ha colaborado en libros y revistas sobre pedagogía logosófica y trabaja en el nivel secundario de nuestro colegio como profesora de inglés.  Y además por, Atilio Pecorino, quien es miembro de la fundación desde hace más de cincuenta años. A lo largo de estos años ha dado cursos y conferencias sobre lo logosofía en el país y en el exterior. Se desempeña como director del área docente de la institución. Y será comentada por G.S. 

Es interesante retomar grandes temas desde perspectivas poco conocidas, como lo es, la logosófica. Es por eso que te invito a que leas el presente artículo ya que estoy segura que, varias de las inquietudes presentadas en este artículo, te habrán surgido en algún momento de tu vida, o incluso es posible que alguna vez, te hayan realizado grandes preguntas , tal vez  tu hijo, o algún niño cercano a ti, cuya respuesta tal vez no pudiste dar, por la profundidad de la misma. Si te paso algo similar, te invito a que leas las siguientes palabras que seguramente te resonarán profundo.

Logosofía y las grandes inquietudes del ser humano por Adriana Con y Atilio Pecorino

Para quienes no conocen la fundación logosófica de Buenos Aires, es una institución civil sin fines de lucro, políticos ni religiosos. Fue creada en 1930 por el educador y pensador argentino Carlos Gonzalez Pecotche con el principal objetivo de difundir los conocimientos de la filosofía. Ciencia que él mismo creó.

¿Que propone la logosofía?

Esta ciencia propone la superación integral del hombre, mediante el conocimiento, utilizando un método original y efectivo que le es propio. Actualmente, la logosofía se estudia y practica en más de veintidós  países del mundo, en Brasil, Uruguay en Argentina se encuentran colegios logosóficos en sus tres niveles educativos. En ellos se aplica la enseñanza con un enfoque y pedagogía propios de esta disciplina, enseñando a niños y jóvenes estudiantes una visión del mundo más humana, a partir del cambio de sí mismo. 

que es la logosofia 2 que es la logosofia i212959

¿Qué queremos decir o que estamos diciendo cuando hablamos de inquietud?

Si yo tuviera que buscar otra palabra, que las nombres, diría que inquietud es prácticamente sinónimo de movimiento, es decir falta quietud, casi la misma palabra lo dice ¿no?.  

Cuando nosotros decimos que tenemos una inquietud, lo que estamos diciendo es que algo se ha movido dentro de nosotros, generando un cierto estado interno. Creo que todos podemos acordarnos de haber sentido eso ¿no?

Un cierto estado que puede ser indefinido, que puede ser más intenso y persistente, pero que en todo caso casi siempre se configura con la aparición de alguna pregunta que nos hacemos, y de la cual no tenemos inmediatamente la respuesta ¿cierto?

Bueno ¿qué es lo que se mueve en nuestro interior? ¿qué es?

Para explicar esto vamos a apelar a un recurso muy interesante. 

A veces cuando uno quiere saber o entender alguna de las cosas que nos pasan a los adultos, tenemos que mirar a los niños porque allí vamos a encontrar similitudes que son asombrosas con lo que después ocurre en nuestra vida de adultos. 

Y seguramente que todos o la mayoría, alguna vez se enfrentaron con alguna pregunta que les haya hecho una criatura, un chico. 

En general me refiero a preguntas que no son las sencillitas, son esas que a veces nos ponen en un apuro para contestarlas, nos hace pensar bueno “y ahora ¿qué le digo?¿ como le explico?”

Lo cual habla también de que cuando estamos en esa situación,nos damos cuenta de que alguna de esas cosas, que los chicos preguntan, todavía no la tenemos nosotros mismos demasiado claras ¿no?

Bueno creo que los que son padres saben de lo que estoy hablando. Yo mismo digamos, en mi propia experiencia, yo tengo tres hijos y cuando eran chiquitos, esto hace mucho tiempo.  La verdad es que viví muchísimas de estas situaciones o fui testigo de situaciones de este tipo. Por ejemplo, les cuento una.

que es la logosofia 11 que es la logosofia i212959

Una vez, uno de mis hijos, era muy chiquito, y estaba jugando tirado en el suelo con un autito, muy absorbido, muy concentrado en su mundo automovilístico. Y de pronto, sin que mediara ninguna circunstancia especial, levanta la vista, mira a su madre y le dice: “mamá quien hizo todo lo que existe?” bueno la mamá se aprestó a contestar y le dijo: “Bueno muchas de las cosas que él veía que existen las hizo el hombre, están fabricadas por el hombre pero qué había otras cosas que el hombre no podía haberlas hecho, como las estrellas, las montañas, los ríos, los árboles, que no podían haber sido fabricadas por el hombre.

Bueno hasta ahí parece una respuesta lógica para un chico, este chico, pero viene ahora pregunta número dos: “mamá y esas cosas que no hicieron los hombres, ¿quien las hizo?”

Bueno acá la respuesta viene un poco más complicada porque pensar cómo se le explica a un chico el origen de la creación, prácticamente es eso. 

Bueno, mi señora le dijo “que esa era una pregunta que muchas, muchas personas hacían y que no todos tenían la respuesta y que algunos llamaban, a quien había hecho todo lo que no hizo el hombre, Dios, otros hablaban de una Inteligencia muy grande, de la naturaleza, en fin respuestas para no dar ni preguntas ni respuestas fantasiosas ni que tuvieran un sentido religioso y con algunas palabras que él pudiera entender.  

Bueno, con eso parecía que todo volvía a la normalidad hasta que vino la pregunta número tres. 

Y ¿cómo sabía que todo iba a funcionar?

Bueno la respuesta en este caso fue: “todavía no lo sé”,  qué fue lo más sincero que pudo haber dicho y ahí volvió a su mundo. 

Bueno más allá de las cosas que uno le responde, en estos casos a los chicos, lo que nos interesa, en este caso que nos ocupa, son las preguntas en sí mismas que ellos hacen. 

¿Por qué? porque nos está mostrando algo, nos están mostrando que aún en las edades más tempranas se promueven estos movimientos internos, que después se concretan en una pregunta y que lo que significan es la necesidad de aprender. Y esa necesidad de aprender es una cosa que nace con todos nosotros. No está inducida por nadie en particular.

En este caso que relate, en esta anécdota, nadie había intervenido para que a él se le ocurriera en ese momento eso. Digamos que esto es una cosa que traemos de fábrica, una marca de fábrica que traemos. 

Bueno, estas inquietudes, estas preguntas después se van presentando a lo largo de la vida muchísimas veces, van apareciendo a lo largo de las distintas etapas de la vida, por ejemplo en la adolescencia aparece mucho porque de pronto el adolescente se enfrenta a un mundo, está dejando de ser niño, y se enfrenta a un mundo que no condice con lo que él había imaginado cuando era un niño.

que es la logosofia 14 que es la logosofia i212959

Empieza a ver que hay muchas cosas que no entiende, no se entiende a sí mismo, se pregunta ¿quién realmente soy? ¿por que soy como soy?  y a sí en las distintas etapas que van jalonando la vida de todos los seres humanos

Bueno, ahora estas grandes preguntas, estas grandes inquietudes, no tienen que ver con todo lo que esté relacionado con cuestiones materiales o utilitarias, sino que tienen que ver con cuestiones que hacen a la esencia misma de la vida, o sea a nuestro origen, a nuestro destino, es decir son esos enigmas con los cuales muchas veces convivimos durante mucho tiempo.

¿Cuál es el sentido o el fundamento de las cosas? ¿Cuál es la ubicación, nuestra ubicación, en la creación? en fin, es una especie de mandato que está en la naturaleza, que nos distingue a todos, como seres inteligentes.

Bueno y una vez que estas preguntas se presentan, estas inquietudes, pueden tener distintos caminos por ejemplo a veces se presentan simplemente como una pregunta curiosa, que aparece esporádicamente pero como no tenemos rápidamente la respuesta para satisfacerla, suele ocurrir que, uno la deja un poco, la olvida, después vuelve aparecer pero en todo caso no constituye a lo largo de la vida una preocupación. En otros casos, las inquietudes se presentan con mucha intensidad y mucha persistencia, entonces mueven internamente también la voluntad para hacer el esfuerzo por tratar de satisfacerlas. Investigar y dejar aquello que dé contestación a esa pregunta que uno se formulo. 

Bueno a mí me parece que hay muchísimos seres la historia que han empeñado su vida para satisfacer eso que internamente lo ha movilizado y muchos de los progresos de la humanidad se deben a las inquietudes que esas personas tuvieron y pudieron llevar adelante.

Bueno, en otra situación también esas, esas inquietudes pueden ser algo indefinido, que uno no las puedes precisar demasiado bien, es como una sensación, digamos de insatisfacción aún cuando uno tenga todas las necesidades materiales cubiertas. Es como la sensación de que algo nos falta para completarnos. Algo que nos falta para que nuestra vida sea, o mejor dicho nos satisfaga totalmente.

Bueno vuelvo a la pregunta ¿qué es lo que se mueve dentro de nosotros? 

Los seres humanos, todos nosotros, estamos conformados con dos naturalezas una es la naturaleza física que incluye lo biológico que tiene una correlación muy íntima con los psicológico y otra es la naturaleza espiritual, que es realmente nuestra verdadera esencia. Es la que nos vincula con todo lo que está más allá de la realidad física que nos rodea.

Para la logosofía, la aparición de estas grandes inquietudes dentro de la vida interna de cada uno, están promovidas precisamente por el espíritu individual.

Que es algo poco conocido por todos pero que sin embargo representa lo que anima realmente nuestra vida y representa nuestra verdadera identidad. De modo que estas inquietudes de las cuales hablamos representan una especie de llamado de es entidad inteligente que nos pertenece para saber más, para conocer más de la creación, para conocernos más a nosotros mismos, no?. Esto del conocimiento de uno mismo lo dejo para retomarlo más tarde, porque esta es una de las inquietudes, ha sido y sigue siendo, una de las inquietudes más acuciantes para los hombres y también más esquivas para hallar su solución.

Bueno vamos a tratar de mostrar todo esto, no solamente desde el punto de vista conceptual, sino también desde lo que ocurre en la vida de cada uno de nosotros en la práctica. 

que es la logosofia 13 que es la logosofia i212959

Bueno, una cosa que quería compartir era justamente acerca de las experiencias del día a día. Bueno haciendo foco en esas experiencias del día a día, en mi vida cotidiana, les quería contar una forma en que yo veía esa cotidianidad. Recuerdo que yo me preguntaba ¿qué actividades desarrollamos en nuestra vida cotidiana? y la verdad que pienso que todos podemos compartir una infinidad de actividades durante el día tanto en cantidad como en variedad. Ahora lo interesante era que además de todas esas actividades que necesitamos recordar hacer que no nos tenemos que olvidar de esto, de aquello, van apareciendo durante el día preguntas vinculadas con esas tareas. Por ejemplo, ¿llegará el colectivo pronto, hoy? ¿encontrare lugar para estacionar? ¿sera que necesito comprarme una mascota? ¿Cómo podría pagar mis impuestos? ¿cómo podría aumentar mis ingresos? Pero a veces uno también puede preguntarse durante el dia ¿sera que puede arreglar esta computadora o me tengo que comprar otra? ¿encontraré ese espacio de tiempo para hacer ese llamadito que tengo que hacer? o ¿con qué palabras le digo a fulanito de tal eso que necesito decirle?. Bueno las preguntas son también muchísimas y mi percepción era que entre las actividades que tengo que desarrollar durante el día y que son mis responsabilidades,y  esas preguntas que van pasando, me quedaba muy poco espacio para un contacto más profundo conmigo misma. Como que eso abarcaba toda mi capacidad.

Cuando comencé a aplicar algunas técnicas de la vida consciente comencé a ver por donde pasaba ese nuevo espacio espacio, ese espacio que yo no encontraba. Entonces empecé a tener un diálogo más fluido, más constante conmigo. Y bueno cuándo empecé entonces a intervenir en ese mundo interno una de las preguntas primeras que hice, recuerdo, fue como me sentía y encontré dos respuestas que se distinguían. Una era como sensación como de ansiedad indefinida, y otra como de insatisfacción, podríamos decirle. Recuerdo que en ese momento yo lo que hacía era bueno asociarlas a cuestiones que estaba teniendo que resolver por eso las tenía. 

que es la logosofiamujer que es la logosofia i212959¿Qué es la meditación?La magia de los Inciensos y el significado según sus Olores¿Sabes lo que significa el soñar con padres difuntos o soñar con mi padre fallecido?Los misterios de los Arcanos MayoresLos Arcanos Menores del Tarot Rider

Pero me preguntaba ¿será lo único que tienen para decirme de mí esas sensaciones que tengo?¿habrá algo relacionado con esa conexión o des-conexión conmigo misma/o?.

Les cuento, en un momento en que estaba con un alto nivel de actividad en mi vida, y viéndolo en retrospectiva quizás con un poco de desconexión conmigo misma, me pasaba lo siguiente: Me despertaba por la noche con esta pregunta ¿estoy aprovechando el tiempo? asi medio dormida, a oscuras. La pregunta era realmente conmovedora, ¿estoy aprovechando el tiempo? entonces yo lo que hacía era repasar mis responsabilidades y veía si estaba el día. Si estaba al día, me dormía sino bueno decía para mis adentros, no voy a postergar, voy a disfrutar más y me volví a dormir. 

Pero a los pocos días me volvió a preguntar esta pregunta, ¿estoy aprovechando el tiempo?  Bueno pareciera que esa inquietud me quería decir: “ya que no me escuchas durante el dia tengo toda tu noche y tengo toda tu atención”.

Bueno con logosofía fui viendo que luego, que esas dos sensaciones que tenía en un principio, esas como de insatisfacción o como una ansiedad indefinida, no eran por azar y respondían a inquietudes que quizás yo no estaba atendiendo.  Un ejemplo podría ser esta que me aparecía a la noche ¿Estoy aprovechando el tiempo? que también la reconocí como algo que venía desde un lugar profundo.

Bueno entonces decidí seguirla a ver hasta adónde me llevaba. Pero eso lo vamos a ver en un ratito.

Vamos a seguir viendo ahora, otras inquietudes espirituales que pasan durante el día. Recuerdo, por ejemplo, una experiencia que hice con mis alumnos más grandes, de quinto año, les pregunté si podían escribir ¿Qué preguntas se hacían a sí mismos?

Entonces surgieron las preguntas más variadas, desde ¿que habrá de rico en casa hoy para comer? ¿cómo será el próximo capítulo de mi serie favorita? ¿por que me toca convivir con las personas? pero un alumno dijo lo siguiente: “Yo sólo vivo mi presente, no me preguntó nada, trató de olvidar las cosas malas de mi pasado pensando en un buen futuro”. Quizás la pregunta sea ¿porque siempre me arrepiento de mis acciones? cuando esa pregunta aparece, me estreso, me siento arrepentido y triste porque no puedo cambiar lo que hice. Claramente aquí aparece una inquietud profunda. 

que es la logosofiaee que es la logosofia i212959

Y bueno todos tenemos inquietudes espirituales aunque no las hayamos concretado en una pregunta, inquietudes espirituales sobre el amor, sobre la vida, sobre la muerte sobre los errores, sobre las decisiones que hemos tomado o que otros han tomado sobre la familia.

Recuerdo que en una época tenía una inquietud bastante grande, sobre cómo revertir una tendencia familiar y en otro momento tuve una, también, una inquietud profunda sobre cómo revertir un concepto que los demás se habían formado de mi. Y recuerdo ahora, una vez, mi hijo se despertó me llamó y me dijo: “mamá cuando yo no esté, ¿se van a acordar de mí?” 

Lo traigo porque quizás muchos nos podemos ver identificados en esa inquietud por trascender por ser alguien, por quien nos recuerden.

Bueno lo cierto es que muchas de estas inquietudes quedan en nosotros por mucho tiempo y a veces logramos compartirlas. ¿Les paso alguna vez de compartir unas de esas preguntas grandes con otra persona?

Les cuento algo que me pasó estaba haciendo una rehabilitación kinesiológica y compartía la sala con otro señor y la doctora. Y entonces en una de esas tardes, empezamos a compartir estas preguntas grandes. Y también nuestras respuestas. Y en eso la doctora  dice: “Bueno, bueno, bueno qué filosóficos se han puesto hoy”. Visiblemente incómoda, quizás yo digo temiendo que alguna de las preguntas se las hiciéramos a ella. Lo traigo porque quizás sí me hubieran dicho eso de qué filosóficos se han puesto hoy, un tiempo antes me hubiera quizás inhibido o me hubiera hecho sentir incómoda y quizás no hubiera insistido en el diálogo con otros de traer estas preguntas que son grandes pero que también son tan humanas. 

Pienso en esa doctora y asi como le pasó a ella de verse implicada en una conversación que no esperaba, ¿cuantas circunstancias inesperadamente también nos sorprenden enfrentando o teniendonos que enfrentar a esas grandes preguntas?

Por ejemplo pensaba frente a un hecho trágico o frente a un hecho inesperado ¿Cuántas veces nos conectamos a esa inquietud sobre el sentido de la vida o sobre el sentido de la circunstancia que nos toque vivir? Sea como protagonista o como acompañante. 

que es la logosofia10 que es la logosofia i212959

Bueno y también veía las inquietudes espirituales en los anhelos profundos, por ejemplo, el anhelo profundo de disfrutar, disfrutar de lo que uno hace, de lo que uno ha  elegido, el anhelo profundo de no equivocarme otra vez en lo mismo que ya me vengo equivocando, en el anhelo profundo de ser una buena esposa, de ser una buena madre. Surgen varios, lo cierto es que con estos anhelos profundos que cada uno es particular, me conecto, por ejemplo, cuando tengo que manejar una distancia larga, a veces hay música, pero que no me distrae, o en alguna distancia que ya conozco o a la noche cuando me voy a dormir y estoy intentando conciliar el sueño o por ejemplo, en algún fin de semana por la mañana al despertarme. 

Lo cierto es que el lugar y el momento, en que nos conectamos con esas preguntas grandes, puede variar para cada uno. Puede ser muy diferente, de hecho, me acuerdo una amiga que me contó lo siguiente. Cuando ella iba a visitar a sus padres, iba al patio de la casa, se sentaba en una hamaca y cuando se sentaba le apareció esta pregunta ¿para qué existo? Después me cuenta que va una segunda vez, a la casa de los padres, al patio se sienta en esa hamaca y otra vez la pregunta ¿para qué existo? Después, me dijo que a la vez siguiente y las que siguieron, cada vez que iba a la casa de sus padres y quería sentarse en el patio, jamás se sentaba en esa hamaca. A mí me resultó gracioso, pero más allá de eso, yo pensaba ¿no nos pasa a veces que evitamos encarar alguna de estas preguntas grandes? 

Hay inquietudes, sin duda, que nos producen como cierto temor como a no tener respuesta, un temor a cierto vacío, o a tener que replantearnos cosas que veníamos asumiendo, a descubrir alguna cuestión de prejuicios, o de creencias que ya no podemos sustentar, en fin.

Para la logosofía, los miedos, los temores están vinculados a la parálisis. Y quien ha experimentado aunque sea por un ratito esa esa sensación sabe que no es nada agradable.

Por lo cual resulta hasta natural que nos vayamos alejando de estas inquietudes grandes, muchas veces también le damos una respuesta muy simplificada o teórica o directamente las vamos ignorando.

No se si les paso alguna vez algo así, pero lo que sí, digamos me pregunto muchas veces es ¿por que nos alejamos? y sin duda, para mi, tiene que ver con que muchas veces no valoramos o no le damos importancia al valor, digamos a lo que representan para nosotros y para quienes nos rodean. 

Bueno de hecho ustedes no se alejaron, porque si están acá es porque leyendo esta página es porque algo se movió o las mismas inquietudes que ya tenían los hicieron buscar y llegar a esto. 

Con logosofía lo que vamos adquiriendo son herramientas y conceptos que nos permiten construir esas respuestas con un sentido práctico.

Para la logosofía las inquietudes espirituales son el motor de la evolución, representan una fuerza que podemos y en cierta forma necesitamos aprender a encauzar. Son también un estímulo muy singular en cada uno, pero que es propio y positivo para la búsqueda de aquello que nos completa, que nos complementa, que nos renueva desde lo más profundo y nos hace verdaderamente independientes.

Bueno cuando yo fui tomando conciencia de todo esto me pregunté y me dije que yo quiero ocuparme de las inquietudes espirituales, pero ¿qué es ocuparse de las inquietudes espirituales? 

Bueno y ahora sí, yo me preguntaba ¿qué es ocuparse de las inquietudes espirituales?  y resumiendo traje, tres puntos que me parecen fundamentales a mí.

El primero es que necesitamos identificarlas y aunque parezca super obvio, no es tan así. Necesitamos identificar cuáles son las inquietudes espirituales y para poder transformarlas o concretarlas en una pregunta que nos permita investigar.

El segundo punto es que no se satisfacen con una respuesta intelectual o con una respuesta teórica, sino que justamente satisfacerla tienen que ver con acción, con realizar cambios superadores. ¿Se acuerdan de la pregunta que me despertaba? de ¿Estoy aprovechando el tiempo?

Bueno un día encontré, mientras estudiaba, esta frase que dice: “…Lo que menos se piensa es que el tiempo es vida y que administrando la vida, automáticamente se administra el tiempo”. 

que es la logosofia 12 que es la logosofia i212959

Entonces esta pregunta que yo tenía ¿Estoy aprovechando el tiempo? que de repente era como más acotado, vinculado al tiempo, se transformaba ahora para mí. Y pasa a ser ¿Estoy aprovechando la vida? Esto me abrió un panorama inmenso porque empecé hacer observaciones en mi vida, diversas, y darme cuenta cuántas de nuestras decisiones que tomamos tienen que ver justamente con el concepto que tenemos de la vida y para qué la tenemos. 

Eso me llevó a otra frase, encontre estudiando, investigando una frase que dice asi ”…concentra los afanes de tu voluntad en el gran objetivo de la vida…” ¿que es? y recuerdo que yo ahí tape con la mano lo que seguía y dije ¿para vos cual es el objetivo de la vida?. 

Seguro algunos ya se la han hecho, pero bueno, yo recuerdo que en ese momento dije: “el amor”. Cuando destape y vi que decía: “el conocimiento aplicado al perfeccionamiento de uno mismo”, no estuve de acuerdo. 

Pero una de las cosas que aprendemos desde un principio con logosofía es a observar mucho las reacciones internas, y a poder dejarlas un poco en suspenso para no perder la libertad de pensar con amplitud respecto de lo que tenemos entre manos.

Así que me pregunté bueno ¿porque había elegido el amor?. Y haciendo una mirada retrospectiva de mi vida, veía que en los momentos importantes, en los momentos de dificultad, en los momentos de opciones o decisiones, momentos de enfrentar errores o de enfrentar imprevisiones, siempre había contado con alguien, con algún familiar, algún amigo, algún conocido para que me ayudara, por ejemplo,  a serenar mi ánimo, a animarme sí no estaba muy animada, a juntar valentía, sí lo que necesitaba era poner un límite o enfrentar algo nuevo. A mirar mis responsabilidades con mayor equilibrio, en fin. 

Bueno, ahí yo en la palabra amor, englobaba de alguna manera, todos estos vínculos. Ahora lo que me pasaba en ese momento, también, era que yo miraba mi vida y veía que había elegido una carrera, que me gustaba, me había recibido. Estaba haciendo algo lindo a nivel laboral, estaba de novia con una persona que me gustaba, que me parecía que la relación tenía visos de futuro, tenía amigos, me llevaba bien con mi familia. Pero, sin embargo, lo que me pasaba era que internamente no me sentía una persona capaz. Capaz de arreglármelas por mi misma. A ver, yo siempre había querido ser una persona buena. Lo recuerdo desde chica, y había entendido que ser una persona buena era hacer lo correcto, hacer las cosas bien. Ahora a esa altura, ese hacer las cosas bien se había transformado en una gran presión, una presión por cuidar todos los detalles de cualquier cosa que encaraba, para que no hubiera problemas, para que no hubiera equivocaciones.

Y esa gran presión, lo que hacía sobre mí era que yo perdiera lucidez y no solo que perdía lucidez para pensar, para ver qué pasaba dentro mío respecto de lo que estaba haciendo sino que anímicamente, también, ve afectaba. Y en esas condiciones yo iba a mis semejantes, a mis amigos, a algún familiar para que me ayudaran, se acuerdan lo que les dije hoy?.

que es la logosofia 4 que es la logosofia i212959

Bueno ahí empecé a entender por qué para mí habían sido tan importante los conocimientos respecto del manejo de mí misma cómo eran los vínculos, que me parecían más importantes. O sea si yo podía resolver mi vida con la ayuda de otros, hay que preocuparme por resolverlos por mí misma. Ahora, yo iba resolviendo mi vida, eso es así, pero no me iba sintiendo más capaz. De alguna manera, esa presión por hacer las cosas bien, por evitar las equivocaciones a toda costa, habían ido corriendo el foco en mi vida de lo importante que traía cada circunstancia que me tocaba vivir, que era la oportunidad de aprender. Había ido reemplazando un poco, esa presión por hacer las cosas bien, había ido reemplazando esa ubicación más evolutiva de ver los aprendizajes y lo que ellos contienen, que contienen muchas veces errores, recalculandos. 

Bueno, con logosofía lo que empecé a ver entonces, es cómo era esto de la serenidad, como era esto de la valentía y empezar a construirlas dentro mio, para poder pensar, para poder estar más en contacto con los dictados de mi propia sensibilidad, con aprender a reconocer mi propia medida, osando ampliarla pero siempre dentro del equilibrio que me hacía sentir bien.

Fui construyendo, de alguna manera, esos conocimientos que yo usualmente iba a pedir que otros me los dieron. Esa construcción gradual generó en mí, muchísima confianza en mí misma, y eso fue muy liberador.

Y como aquel que va conociendo nuevas porciones de libertad, yo quería que otros también pudieran construir esa libertad en su vida. Recuerdo, por ejemplo, en los esfuerzos que hacía por compartir mis experiencias o mismo en los esfuerzos que hacía por ser consciente y estar atenta a practicar esos nuevos pensamientos, esas nuevas ubicaciones frente a la vida, o frente a mí misma, sentía frente a esos esfuerzos una gran satisfacción, una gran felicidad, interna, profunda. Y me permitió comprobar algo que dice González Pecotche que hacer el bien, primero a uno mismo, como forma de capacitación, para saber brindar ese mismo bien a otros. 

Es la inquietud espiritual más grande que tiene cada espíritu humano.

Todas las inquietudes relatadas pertenecen a una persona en particular, pueden coincidir con las nuestras o no. Lo cierto es que todos nosotros vivimos distintas circunstancias, tenemos historias de vida distintas. En definitiva, somos todos distintos.

Ahora, yo pensaba, debe haber en algún punto en el cual podemos hacer alguna generalización. Es decir, debe haber algo, algunas cosas que todos quisiéramos conquistar, que quisiéramos tener, que quisiéramos lograr, que nos unifique a todos y no me estoy refiriendo a las cosas como cambiar el modelo del auto, viajar por el mundo, eso no. Estamos hablando de estas otras cosas más profundas, que podríamos llamar las grandes aspiraciones de los hombres, aquello que en general todos los hombres ponemos en una escala de prioridades en los primeros puestos.

¿Cuáles son las máximas aspiraciones del ser humano? se animan a nombrar algunas. 

que es la logosofia 5 que es la logosofia i212959

Por ejemplo, podría ser trascender, que la vida no se agote, la paz, ser valiente, para ponerlo en una palabra.  

Bueno para la logosofía, las máximas aspiraciones del ser humano son tres.

Una es la paz, otra es la felicidad y creo que todos queremos ser felices de alguna manera y la otra  sabiduría, y esto último unido con la salud, de todo tipo, porque sin ella todo es más difícil de lograr. 

Pero bueno estas tres cosas están íntimamente vinculadas entre sí, no podrían vivir una sin la otra. Son absolutamente, están absolutamente conectadas. Sí no gozamos de paz y llamemos paz en lo externo pero sobre todo la paz interior, estamos en un estado de conflictividad y eso no permite que seamos felices, eso es indudable. 

Bueno en sentido inverso, si uno vive momentos de infelicidad, de angustia, de ansiedad eso nos mantiene en una zozobra interna que no nos permite alcanzar la paz que todos queremos para la vida. De modo que, ahí se muestra cómo están relacionadas.

Ahora ¿qué pasa con la sabiduría y por qué la sabiduría?

En primer lugar, yo diría porque lo contrario la sabiduría que es la ignorancia nos vuelve a todos sumamente vulnerables. Y yo diría que hay un argumento, que alguna gente usa y dice que para ser feliz prefiero no saber. Esto es una falacia que en realidad lo que logra es que nos sumamos en una inconsciencia total, y la inconsciencia y la ignorancia son quizás dos de las cosas que más afectan a los hombres. 

Bueno cuando hablamos de sabiduría, hay que hacer una especie de distinción. Distinguirla de lo que sería, la acumulación de conocimiento, de cualquier tipo de conocimientos, que nos hagan ser digamos más ilustrados, que nos den lustre intelectual. Por que eso en realidad no nos garantiza, la capacidad para lograr la felicidad y la paz, ese tipo de conocimiento. Porque bueno hay muchos ejemplos de personas que se las considera sabios, en alguna de las ramas del conocimiento, pero que no han podido, de todas maneras, sustraer sus vidas de la infelicidad, la angustia. Lo que está mostrando es que ser sabio, en realidad, la excepción más completa de la palabra, es poseer los conocimientos que no permitan alcanzar aquellas cosas que nos hemos propuesto como fundamentales para la vida. 

que es la logosofia 6 que es la logosofia i212959

Todos queremos poder conducir la vida con solvencia, poder solucionar todas las alternativas que la vida nos presenta, poder de alguna manera tener las riendas de nuestra vida, poder construir nuestro propio destino. De modo que, los conocimientos que nos permitirían hacer eso son precisamente los que forman la verdadera sabiduría. Además la sabiduría tiene otra condición necesaria, que uno sea, haya sido capaz también de lograr o poder transmitir lo que uno sabe a otros. En realidad sabio, es aquel que no solo que sabe sino que enseña lo que sabe a los demás. 

Bueno hay un aspecto de la sabiduría que es sumamente destacable que es la necesidad que el hombre mantiene, de siempre, desde que tiene uso de razón, de conocerse a sí mismo. Lo decía yo al principio, sí vamos a tomar un poco aparte la cuestión del conocimiento del sí mismo porque en realidad si pensamos, los hombres en general, hemos adquirido a través de la historia una innumerable cantidad de conocimiento acerca de todo lo que nos rodea. Lo que nos ha permitido vivir en el mundo que vivimos. Pero no sabemos mucho, en la misma magnitud, acerca de como somos nosotros, al punto tal que muchas veces podríamos decir que somos casi perfectos desconocidos para nosotros mismos. 

Entonces ¿cómo podemos encarar, digamos, estas cuestiones que son una inquietud permanente en muchos seres?

En el conocimiento de nosotros mismos, y la superación individual, o sea puesto en términos de interrogante bueno ¿como puedo hacer para conocerme integralmente tal como soy y como puedo hacer para superarme, para ser mejor de lo que soy? 

Bueno conocerse o mejor dicho conocer como somos, implica penetrar en un mundo que no es el mundo que nos rodea, es dirigir la mirada esta vez hacia adentro y introducirnos en ese mundo individual que es nuestro mundo íntimo, nuestro mundo al cual solamente tenemos acceso nosotros, que llamamos mundo interno. Este mundo es en realidad es un mundo invisible para los ojos, los ojos físicos. En realidad es un mundo mental. Es el ámbito donde se generan y se gestan todas las cosas que después tienen su manifestación en lo externo, en el mundo que nos rodea.  Podemos poner muchísimos ejemplos, todos los objetos que vemos, la silla, los micrófonos, lo que sea primero fueron una realidad en el mundo mental del que los creo, del que los invento,  fue una idea, estaba allí. Primero fue la idea, después se tradujo en lo material. No se una caricia que le hacemos a un ser que queremos, es la manifestación externa de algo que está dentro, que es un sentimiento, que no es físico. 

Un gesto o una palabra que pronunciamos, es también la expresión que sale de nosotros de un pensamiento que tenemos que luego se traduce en esa gestualidad, o en esa expresión oral que tenemos.

Bueno como esto podemos poner muchísimos ejemplos, quiere decir que ese mundo, que no es un mundo físico sino un mundo metafísico, está poblado de presencias, que son reales, que son pensamientos, que son sentimientos, que son sensaciones, que son recuerdos, que son conocimientos, bueno todo eso son los habitantes del mundo físico y que son los que generan, lo que después se va a traducir, en lo que vivimos fuera, es decir en nuestra conducta, en la forma en que nos movemos. Entonces a esos habitantes los llamamos agentes causales

que es la logosofia 1 que es la logosofia i212959

Entonces  conocer esos agentes causales, pero conocerlos cabalmente para poder describirlos y hasta de alguna manera visualizarlos representa un avance tan extraordinario o comparable con lo que por ejemplo, para la biología, fue el descubrimiento de los elementos microscópicos que causaban las enfermedades. Todos sabemos que antes de Pasteur se desconocía  la existencia de los microorganismos de modo que la existencia de las enfermedades se atribuían a causas espontáneas. 

Cuando se pudo conocer cuál era la verdadera causa y atribuible a esos microorganismos, el avance que hubo para la salud fue extraordinario. Bueno no hace falta mencionarlo, ya que se pudieron curar enfermedades, prevenir otras, y eso generó una calidad de vida, para todos nosotros, de una categoría extraordinaria. 

Bueno, en la vida interna ocurre lo mismo, en general uno ve los efectos de las cosas que ocurren dentro pero no suele ver las causas que generaron esos efectos de modo que poder conocernos y para poder conocernos es necesario que tengamos una información de cómo estamos constituidos psicológicamente. Cómo funcionamos, cuáles son las entidades reales que se mueven dentro de ese mundo interior y que después tienen su consecuencia en la vida que vivimos.

Bueno si nosotros pudiéramos llegar a ese conocimiento, del mecanismo y de los agentes que se mueven en ese mundo, sí podríamos conformar ese grupo de conocimientos y además contaramos con un método que nos permita aplicar esos conocimientos a la vida, ya estaría configurada una ciencia. Que en realidad es una ciencia  que la podríamos, para ponerle un nombre, la ciencia de la vida. No en el sentido biológico, que para eso ya esta la biología, digamos que sería la ciencia de la vida consciente. 

Agentes causales

Cuando nosotros queremos estudiar cualquier ciencia, que nos decidamos hacerlo, sabemos a dónde tenemos que ir, existen las instituciones educativas donde se imparten los conocimientos que hacen a esa rama de la ciencia que queremos estudiar. 

Pero sí quisiéramos estudiar, y ustedes habrá supuesto que esa ciencia de la vida existe ya, no se sí lo habrán supuesto o no, pero yo les digo que sí, existe, entonces  la pregunta es ¿si uno quisiera estudiar esa ciencia de la vida a dónde tendríamos que ir? ¿a dónde vamos? 

Bueno, para mí fue fundamental en todos los logros que fui teniendo en esta educación de mí misma la asistencia a la fundación logosófica que es una escuela para la evolución consciente.

que es la logosofia 10 que es la logosofia i212959

Para resumir diría lo siguiente, en la fundación acá en la escuela, dí con recursos, con preguntas, con conclusiones, con reflexiones que por mi misma no hubiera llegado porque muchas veces estaban totalmente fuera de mi forma de ser. Entonces el tener una escuela ahorra mucho tiempo.

Además, en las reuniones de intercambio de conclusiones y de procedimientos cada estudiante de logosofía comparte sus ensayos con las enseñanzas logosóficas. Lo cual beneficia a todos porque uno puede ver una variedad, que por sí solo, a veces esos recursos son más escasos y finalmente diría que una de las condiciones que a mí me gustó de esta escuela es que tiene un ambiente muy especial, basado en normas de camaradería, de respeto y de mucho afecto que nos permiten observarnos a nosotros mismos y observar a otros. 

Y bueno cuando uno va observando los movimientos que se van produciendo hacia los cambios es altamente estimulante.

Bueno esta es la última parte, por lo que voy a hacer un breve resumen entonces y voy  agregar alguna cosita. 

Sí ustedes ven el cartel de fundación logosófica, abajo dice en letras más chiquitas, en pro de la superación humana. Bueno de eso se trata, de la superación. A eso venimos, a buscar las formas de ser mejores, de superarnos.

Cualquier proyecto de superación individual incluye por lo menos alguna de estas cosas. Primero la natural aspiración de ser mejores, es decir eso es una condición, que sí alguien no quiere obviamente no lo necesita, pero la aspiración de ser mejores que nos lleve, que nos permita empeñarnos en realizar todo un recorrido que va de lo que somos a lo que queremos ser.

A lo largo de todo un proceso de transformaciones, que nos transforme en aquello que aspiramos realmente hacer, a esto la logosofía lo llama un proceso de evolución consciente.

Otra cosa son las herramientas que necesitamos hacer para cumplir con ese proceso. Con estas herramientas son los conocimientos, conocimientos de un tipo muy especial que no son los conocimientos comunes porque tienen la virtud que nos dan la posibilidad de transformarnos, son conocimientos transformadores. Se aplica a la propia vida y nos van permitiendo realizar los cambios que son necesarios para que pasemos de un estado a otro superior.

En este punto yo les sugiero a todos los que, para abreviar un poco, que investiguen un poco en la logosofía, sí tienen interés claro. Porque se van a encontrar seguramente con algunas cosas extraordinarias

que es la logosofia 8 que es la logosofia i212959

Esta exploración del mundo interno que uno empieza a hacer es como una especie de aventura que yo les aseguro que es tan atrapante como la mejor serie de Netflix. Con la ventaja de que además de ser espectadores, somos nosotros los protagonistas. Así que bueno.

Y por último un elemento más que hay que tener es la esperanza, la esperanza de conseguir lo que uno se propuso. Porque sin la esperanza nada tiene sentido, sin esperar que uno va alcanzar aquello que se propuso para su vida, no vale la pena hacer ningún esfuerzo, porque la esperanza es la que sostiene la voluntad y el esfuerzo por lograr lo que uno quiere.

Ahora la esperanza tiene que ser racional, tiene que fundarse en cosas ciertas. No puede ser una esperanza irracional, porque la esperanza irracional es una ilusión.

Suele pasar que cuando nos ilusionamos mucho terminamos desilusionados, de modo que la esperanza tiene que fundarse, no en creencias, no en los prejuicios, no en las suposiciones, sino en cosas ciertas y digo esto porque bueno nosotros en particular quienes pertenecemos a esta institución y bueno nos acompañamos en este camino que hemos emprendido de querer ser mejores, realmente alimentamos a la esperanza de lograr una vida mejor y también de un mundo mejor

Porque pertenecemos todos a una gran red que es la humanidad, de la cual cada uno de nosotros forma un nudito de esa red que cuando ese nudito cambia ya la red en un punto ya es distinta.

que es la logosofia 7 que es la logosofia i212959

De modo que, bueno como alimentamos esa esperanza fundados en comprobaciones que ya hemos teniendo el valor que tienen estos conocimientos y por esa razón, es que sentimos el deber moral de transmitírselo a quienes que como ustedes nos han leído. 

Y terminamos con un ejercicio, vamos a poner una frase que encabeza un libro de González Petcoche que muestra el valor que le asignaba atender a las inquietudes espirituales. 

De paso les digo que el autor de la logosofía, Gonzalez Petcoche, fue realmente un maestro de sabiduría de esos que hablábamos al principio porque a través de toda su vida con su conocimiento y con su ejemplo se constituyó y sigue constituyéndose en un guía para muchas generaciones.

Bueno dice así “Jamás se arrepentirá el hombre de haber proporcionado a su espíritu, cuanto elemento de juicio requieren el desarrollo pleno de sus aptitudes y el ejercicio sin limitaciones de sus inteligencia”

Autor: G. S., Redactora y Traductora de la Gran Familia de hermandadblanca.org

Fuente y link: https://youtu.be/2dbUgCn3F_g

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx