El origen del universo Segunda Parte: la Tierra

Fanny Zapata

Y así es como el Primer Creador decidió reunir las maravillas del universo en un planeta único, dotado de excepcional belleza: la Tierra.

moon 1688902 1280 el origen del universo segunda parte i297699

El Primer Creador hizo a la Tierra otorgándole todos los dones de la Creación. Fuente: Pixabay.

«Como se crearon muchos planetas y galaxias en su Universo, el Creador Principal observó la creación y el desarrollo de las almas superiores.

Era evidente estaban obteniendo mucha experiencia y un rápido crecimiento a través de la experiencia física, y con este conocimiento, se decidió iniciar un proyecto especial.

La Tierra: un proyecto especial del Primer Creador

Para ello se seleccionó un grupo de superalmas de todas las áreas del universo y se llamó a los representantes de cada una de estas almas superiores, para ayudar con este proyecto. Ya se había producido la separación en porciones espirituales individuales, pero la conexión con el Creador Primordial se mantuvo.

Aquellas superalmas que aún no se habían separado, y que fueron elegidas para ayudar con el proyecto, recurrieron a toda esa energía superior.

Partiendo de estas energías seleccionadas, el Primer Creador solicitó la creación de un planeta muy especial, uno que iba a ser de gran belleza y variedad.

Se trajeron a este planeta muestras del ADN de las formas de vida que se habían creado en cada planeta restante de todo el universo, para crear formas de vida similares. Y todas estas formas de vida existirían en este planeta único.

El planeta se llamaría Terra; aunque más tarde se convirtió en Tierra. Sería un lugar feliz donde las superalmas, los espíritus de este universo y otros universos pudieran establecerse o visitar. Debía ser similar a lo que ahora se conoce como biblioteca, pero sería una biblioteca viviente.

books 1281581 640 el origen del universo segunda parte i297699

La intención del Primer Creador es hacer que la Tierra sea un lugar maravilloso, una verdadera biblioteca viviente. Fuente: Pixabay.

Un espíritu podría visitar el planeta, observar las formas de vida, elegir una para experimentar y entrar en la forma física, pudiendo esta experiencia llegar a ser tan larga o corta como se deseara.

Una vez experimentada la forma de vida, se podía elegir otra distinta, para seguir experimentando. Así, podrías probar a ser una rana, un gato, un elefante o un árbol, y ver cómo es la realidad para cada uno. En cualquier momento te puedes marchar y también volver cuando quisieras.

La creación del ego

Las formas humanas se diseñaron para ser las cuidadoras del planeta. También podía ser utilizado por los espíritus, para permitir que esa forma se experimentara brevemente.

Se creó un tipo especial de ego, que sería responsable de la función física y el “soporte” vital de la forma humana. El ego debía ser responsable de cuidar la forma humana, así como el planeta, cuando la forma no estaba siendo utilizada por un espíritu visitante.

Cuando era visitado por un espíritu, el ego debía continuar con el mantenimiento del cuerpo y, sin embargo, permitir que el espíritu controlara todo lo demás. Se planeó que todas las formas de vida coexistieran pacíficamente.

Pero… no todo salió exactamente como estaba planeado. Muchas superalmas y visitantes se enamoraron mucho de la vida física en este planeta, de la amplia variedad de formas disponibles para la experiencia y de la variedad de terrenos y entornos que había en las diferentes áreas.

Comenzaron a olvidar que podían dejar las formas físicas o elegir no irse. Empezaron a quedarse más en las formas, especialmente en las humanas, que eran muy queridas. Muchos comenzaron a olvidar su conexión con la Fuerza de Dios y comenzaron a considerarse terrenales.

Hubo otras consideraciones no planificadas. Debido a la gran variedad de formas de vida y creación existiendo en el planeta, había una gran cantidad de energía de creación disponible libremente, o fuerza de vida universal. Por lo tanto, se convirtió en un lugar muy popular, para que muchos “visitantes” vinieran a trabajar y desarrollar sus habilidades de creación.

Muchas de las formas de vida originales se alteraron y cambiaron drásticamente, no solo físicamente, sino que las energías que se les habían dado originalmente para permitirles coexistir pacíficamente, también cambiaron, a medida que los visitantes experimentaban.

¿Cómo pasó la Tierra a estar en la tercera dimensión?

Cuando se creó, Terra, era de novena dimensión, una frecuencia más alta que muchos planetas en el universo. Esto se debió a la intención original de que el planeta siguiera siendo un centro puro de aprendizaje, para ser compartido por todos.

Todas las formas físicas fueron creadas para ser eternas, sin necesidad de un ciclo de vida, debido a su propósito original. Pero, a medida que ocurrieron cambios con las formas de vida, como el apego espiritual a las formas y su falta secuencial de voluntad para dejar el planeta, la frecuencia del planeta se redujo.

El plan de la Tierra se modificó según las necesidades, por lo que se tomó la decisión de permitir que este sea un planeta para la experiencia de la vida física y la experiencia del ciclo de vida. El nombre se cambió de Terra a Tierra y la frecuencia se redujo a un nivel de sexta dimensión. Con el tiempo, y como resultado de muchos cambios que siguieron, la frecuencia se redujo al nivel de la tercera dimensión.

Los ciclos de la vida y la reencarnación

Aparte de ello, se agregaron muchos otros cambios en el momento de la primera reducción de frecuencia. Se hizo la adición de un ciclo de vida y un ciclo de reencarnación, para permitir una mayor experiencia.

Se consideró que se produciría un mayor crecimiento a través del ciclo de reencarnación, una estrategia que ya se está utilizando en otros planetas del universo. Fue perceptible que a través de este ciclo, habría una mayor probabilidad de reconexión eventual con la Fuerza de Dios, y también permitiría mayores oportunidades para que otros participen de las experiencias disponibles en la Tierra.

El sueño, la necesidad de ingesta de alimentos para sobrevivir, la creación del género masculino y femenino, la reproducción a través de las relaciones sexuales, el parto y la experiencia de la muerte, fueron algunas de las adiciones.

family 2485714 640 el origen del universo segunda parte la tierra i297699

Muchos cambios tuvieron lugar en la Tierra, junto con el descenso en su frecuencia. Fuente: Pixabay.

La creación de seres superiores, la adición de guías espirituales y el uso de la multidimensionalidad, también ocurrió entonces, para aquellos que no se habían desarrollado previamente de esta manera.

Aquellos que previamente habían experimentado la vida física en otros planetas, ya habían comenzado a trabajar con seres superiores, guías espirituales y multidimensionalidad, pero aún quedaban muchos que no habían comenzado a experimentar en este nivel, por eso se hicieron estas adiciones.

Luego de estos cambios, una gran cantidad de seres de otros planetas comenzaron a llegar a la Tierra para formar asentamientos.

La mayoría vino para investigar y explorar las habilidades de creación, o para aprender sobre los terráqueos en desarrollo. Algunos llegaron a tener la oportunidad de influir y afectar el desarrollo del nuevo planeta Tierra, algo que continuó durante gran parte de la historia del planeta.

La adición de estas energías externas, las estructuras genéticas y los cambios que trajeron estas influencias adicionales, sumadas a la amplia variedad de enseñanzas y culturas planetarias que luego afectarían a la Tierra y a los seres que vivían en ella, cambiaron mucho.

Se permitió alterar los planes originales y se observó el planeta, para ver qué desarrollos ocurrirían al permitir la exploración del libre albedrío de todos los involucrados»

Del libro: “Where Are You Really From?”,  por Jo Amidon.

Puedes ver el artículo original haciendo clic en el siguiente enlace:

https://lightconnection.org/planetary-origins/history-of-creation/

Traductora: Fanny Zapata, redactora y traductora de la Gran Familia de La Hermandad Blanca en hermandadblanca.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

xxx