Las Leyes de la Abundancia Infinita: todo se transforma

Pedro González
Pedro González

Nuestro Universo se rige por una serie de leyes sin las cuales no es posible alcanzar las metas en la vida. Son indispensables al punto de quedar expuestos al azar de las circunstancias, tan solo por su desconocimiento. Si buscas la abundancia infinita, has de conocer claramente sus leyes.

Nuestro mundo se rige por las leyes de la abundancia infinita porque así es su naturaleza. El Universo crece y sigue creciendo y todas las formas de vida existentes buscan multiplicarse. Si conseguimos conectar nuestros deseos con el flujo manifestador, obtendremos magníficos resultados.

La abundancia material y el dinero son una expresión de la energía. No son energía, pero se rigen por las leyes del Universo.

Las Leyes de la Abundancia Infinita

Ley de la Creación

Todo lo que vemos que existe es porque lo percibes a través de tus sentidos. Es solamente una proyección de tu mente y tenemos todas las facultades para modificar esa realidad.

Si comprendemos los procedimientos, aprenderemos a crear la vida de nuestros sueños, superaremos paradigmas y nos introduciremos en un nuevo despertar de la conciencia.

Podremos ver las cosas del mundo de otra forma, desde otra perspectiva. Habremos mejorado sensiblemente nuestro autocontrol y nuestro dominio del Poder Manifestador.

Las Leyes de la Abundancia Infinita

Ley de la Vibración

La calidad de vida que tenemos está especialmente relacionada con el nivel de vibración interna que poseemos. Para crear condiciones favorables a nuestra existencia debemos tener altas vibraciones.

Para que podamos elevar nuestra vibración debemos enfocarnos en las metas de superación que nos hayamos planteado. Cuanta más atención le demos a las ideas positivas y constructivas que tengamos, adoptaremos creencias cada vez más favorables que nos lanzarán hacia nuestra realización personal.

Escuchar melodías y audios afines con nuestra vibración interna ayuda a ajustar nuestros campos energéticos.

Ley del Equilibrio

Esta ley afirma que los logros que conseguimos en nuestra vida son el fruto de intercambios y si lo que pretendemos es conseguir éxitos financieros, es vital que nos concentremos primero en brindar a las personas bienes o servicios de valor.

En todos los aspectos de nuestra vida deberemos enfrentarnos a situaciones desequilibradas, que requerirán de nuestra plena atención. La ley del equilibrio nos habla de la búsqueda imprescindible del Equilibrio entre todas las cosas de este mundo.

Ley de la Acción

Las acciones que suceden cotidianamente modifican sin cesar nuestros sistemas de creencias y es en el proceso de cada una de ellas que los resultados o sus consecuencias fluyen en nuestras vidas.

Si lo que buscamos o pretendemos es gozar de una vida en abundancia, tendremos que llevar a cabo la mayor cantidad de acciones posibles que propicien ese cambio de estado y podamos creer nuevamente en la Prosperidad y despertar nuestra propia conciencia de Riqueza.

Ley del Mínimo Esfuerzo

Esta ley nos habla de que el Universo no necesita de esfuerzos para crecer y expandirse. Su natural Abundancia fluye armoniosamente.

Pero para que nosotros podamos experimentarla primero debemos desbloquear nuestra propia mente de barreras y ataduras. Debemos enfocar el máximo de nuestras energías en nuestras metas y hacer hincapié en aquellas que son prioritarias.

A partir de allí deberemos encontrar la clave para que nuestra incidencia obtenga el mejor de los resultados, empleando los mínimos esfuerzos por conseguirlos.

hermandadblanca org magnetismo 300×197.jpg - Magnetismo, polaridad y superconductividad - Base de la Creación - hermandadblanca.org

El trabajo constante, el pensamiento profundo, la disciplina y la voluntad son herramientas indispensables para que creamos intensamente en la Riqueza y podamos poco a poco aumentar nuestra propia Fortuna.

Ley de los Medios y los Fines

Las conexiones energéticas son las generadoras de nuestra abundancia material. Para conseguir experimentar emociones positivas tendremos que amar nuestro proyecto de vida.

Las personas que han conseguido alcanzar grandes éxitos materiales coinciden en decir que aman lo que hacen. Que fluyen en su bienestar.

Debemos comprender que ya somos parte de la Abundancia Infinita del Universo. Solamente necesitamos desprendernos de los bloqueos que nos separan de nuestra propia abundancia.

La Ley de Merlín: crea un vacío que atraerá la abundancia infinita

Una vez el Rey Arturo tuvo un sueño en donde vio que era necesario crear un país donde todas las personas pudieran vivir en armonía y con abundancia. En la Edad Media, no era fácil crear un país así, por eso fue necesario superar diversos obstáculos.

Uno era cambiar el sistema de creencias de todas las personas para que tomaran abundancia en sus vidas. Pero Arturo sabía que las creencias limitantes de las personas eran muy difíciles de cambiar.

Y entonces comenzó a crear leyes que trajeran abundancia para todos sus súbditos.

Cuando descubrió que las leyes no funcionaban, experimentó la mayor desilusión en toda su vida. Fue cuando pidió consejo a su amigo y mentor Merlín.

Cuando Arturo le habló de su desilusión, Merlín se rió.

«¿Qué es tan gracioso?» –preguntó el rey Arturo.

«Querido Arthur, sacaste la espada de la piedra solo porque tus acciones reflejaban la pureza de tu corazón. Fueron tus propias acciones las que crearon la abundancia para ti.”

Esto quería decir que, en su sincero intento de crear abundancia para la gente de Camelot, involuntariamente privó a las personas de la oportunidad de experimentar la abundancia como resultado de sus propias acciones.

“La abundancia no puede pasarse a nadie”- dijo Merlín. “Solo se puede crear dentro de nosotros mismos a través de la expresión de la abundancia”.

Tras hablar durante un momento, Merlín le ofreció una solución simple, decisión que incluso es efectiva hasta el día de hoy.

La gente de Camelot la llamó “Ley de Merlín”.

La ley de Merlín dice: “La abundancia se crea mediante la manifestación de la abundancia”.

El flujo de abundancia vuelve cuando uno crea las condiciones apropiadas. Cuanto das, recibes, pues pones en movimiento los eventos que crean un flujo excesivo de energía.

 “Crea un vacío que atraerá la abundancia infinita”

Este vacío se crea en el momento en que se comparte algo, pues la energía es tal solo cuando está en movimiento.

Compartir es crear un espacio para que la energía fluya, lo que permite que se pongan en marcha las leyes de la Energía Universal.

Al crear un vacío, se llena automáticamente con abundancia. Pero ¿qué es vacío? Hay dos tipos de vacío:

Vacío etéreo

Cualquier cosa que se brinde crea un vacío en el espacio, volviendo a ti. Es un aumento de 10 veces.

Cuando haces un regalo de corazón, sin condiciones, regresa diez veces.

El dinero es un reflejo de la energía, no la energía. Los regalos de dinero traen beneficios cuando son regalos de abundancia, lo que permite crear un vacío de abundancia aún mayor.

Esta es la base de lo que en algunas religiones llaman un diezmo, que es un regalo que vuelve a ti multiplicado por diez o más.

Si el regalo crea una sensación de dependencia en quienes lo reciben o si das el regalo con condiciones, el retorno de la energía disminuirá.

Vacío físico

El vacío físico se activa creando un espacio físico. Si deseas algo, haz lugar para ello.

Por ejemplo, si deseas tener más ropa, despeja el armario, si deseas un nuevo auto, haz lugar en el garaje.

Tus acciones en este mundo físico pueden ayudarte a crear un vacío que atrae la abundancia en forma de objetos.

El retorno del vacío físico tiene una proporción de 1:1.

Visto en Triskelate

https://triskelate.com/la-abun dancia-y-la-dualidad

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

xxx